Ha fallecido Ángel Aldaya.

Lamentamos comunicar el fallecimiento del oficial de Requetés Don Ángel Aldaya Pérez.  Miembro de la Junta Directiva de la Asociación Oriamendi.

8 de Mayo “El Día de la Madre…»

 

(NOTA de la Redacción: Como si las madres tuvieran “un día” en concreto…)

No es el “Día de la Madre”, ni el “mes de María” -que cuando en España, aún se celebraba esa fecha, tal era el mes de Mayo :“El mes de María” (en recuerdo de la Sta. Madre de Jesús, y de todos nosotros en la advocación cristiana, al parecer ya casi perdida…). El “Día de la madre” son todos los días. Por eso vamos a publicar aquí, una pequeña nota que ha llegado a nuestra redacción. Sobran las palabras…

“Aquel día, él se retrasó, y, ella, empezó a preocuparse…

total solo había ido a buscar el pan, y a hacer la compra…

 

Salió en su busca… Lo encontró en la esquina con la bolsa del

pan y la lista de la compra, que no había hecho, y con los ojos

arrasados en llanto…¡No sabía regresar!

 

Los médicos le habían dicho que esto pasaría (alzehimer). Desde

aquel día, ella sale con él a dar largos paseos, cada vez más cortos…

 

Ahora, él, ya no le habla y casi ni la conoce… solo la mira fijamente.

Y ella, saca de su amor de ayer, la fuerza necesaria para el día de hoy.

 

Y así, todos los días…

 

Pongamos que hablo de mi Madre.

 

                                 Muchas Gracias Sr. Director

 

Pero importa mucho “la recuperación económica”, y  hay que consumir. Y lo demás…, lo demás, pues ya se verá. Por eso no es un “día”, ni un “mes”, el “Día de la Madre” son TODOS LOS DÍAS.

 

Muchas gracias a nuestro lector, que nos ha enviado esa breve nota. Ahora veremos, si, en algún momento de cualquier día, se hace verdad aquél mandato:

 

“Honrarás a tu padre y a tu Madre…”

 

No por nada. Solo por el Bien de Todos.

 

Afectuosamente: Los del Oriamendi.

“El efecto “boomerang”, en España»

 

 

Es, de todos conocido, que ese instrumento, lo usaban los antiguos pobladores de Australia, para cazar. Su efecto es que: retorna al punto de partida, después de abatir su presa, generalmente aves, que servían de alimento a sus cazadores. Es decir, abatían, o derribaban la presa y tornaban a quien la había lanzado. El efecto era el beneficio que esto reportaba.

Y esto viene a cuento con lo que los medios de difusión andan explicando a todas horas del día: el “atentado postal” a unos cuantos “personajes públicos”. (Da risa cuando se observa, en lo que nos cuentan, de como se ha llevado -o pretendido- ese “acto terrorista”). Sin pensar -o pensando- que el pueblo español, todavía, está en “mantillas”. La simple forma de hacer el “envío” nos cuenta de su “flojedad intelectual”. Y, sin entrar en buscar a sus autores, cosa que no es de nuestra competencia, si que queremos hacer pública nuestra opinión al respecto, y que se aleja bastante (cuando no se opone) a la “versión política” de los hechos.

Lenin, ya saben aquél famoso teórico comunista decía: “… la mentira es también un arma revolucionaria…” y, algunos de sus “alumnos” de hoy en día, parece que eso lo tienen bien aprendido. Y luego esta lo que los “teóricos de la estrategia” llaman, o llamamos, el “efecto boomerang”, en este pequeño “apunte”. Veamos:

Así, el cazador (res) se convierte (n) en “pieza a cobrar”, y el “tirador (es)” -que según pensamos (acaso muchos) se aúnan en la misma persona- Es decir: el mismo, se convierte en el beneficiario del “efecto”. En este caso, haciendo que el “malo”, o los “malos”, sean los otros.  La burda concepción del acto en si, y la misma realización del acto, hace ver -sin ser un “lince”- que algo falla ahí. Pero, siguiendo la teoría leninista, “…puede ser un arma…”, y, en ese caso no habría que buscar más allá. (NOTA.- Y no ponemos en duda, ni lo haremos, el trabajo de los investigadores, a los que deseamos,  por el bien de todos, el mayor éxito en sus trabajos.) Pero si anotamos, y lo decimos, que “algo falla” en todo este asunto. Y, nos preguntamos: ¿A quién beneficia el rechazo de este tipo de cosas? ¿A quién perjudica? Porque, ese es, tal vez, el verdadero motivo, del mismo. Los “materiales empleados”, la “forma de hacerlo” y otras variantes, dejan, cuando menos, la duda razonable, de su autoría. Y de eso, si alguna vez se sabe, serán ya pasadas las elecciones, o quizás, y sin quizás, un largo periodo de tiempo.

Nosotros, creemos que es nuestro deber. “no comulgar con ruedas de molino…” Y plantear una duda razonable -forma esta jurídica de plena vigencia y legitimidad- sobre los intereses de unos y otros. Y llamar la atención de nuestros lectores, sobre este punto.

Y, como dice el refrán: “que cada palo aguante su vela…” Y que no nos vengan, quienes sean, con esa historias de “…que ponen en peligro la democracia…” esta “democracia”, francamente mejorable, no se pone en peligro por acciones como esta. Pero, si se crea un “efecto” que tiene otra misión:  alterar en favor de algunos, los resultados de unas inciertas -para otros- elecciones.

Este “Cuatro de mayo” (afortunadamente) no será como aquél “Dos” que nos habla la historia, en aquél, el enemigo era común, y extranjero. En este, el “enemigo” esta dentro. Y viste, según podemos ver, colores diferentes…

Que, los llamados a votar, sean conscientes de lo que se juegan. Que obren en recta conciencia, y que lo hagan sin temor alguno.

Ese es nuestro deseo, por el Bien de Todos.

 

Sinceramente

Los del Oriamendi.

Sobre la Cataluña (de hoy…)

 

Bueno, amigos (as) lectores (as), ya han pasado -por agua- las elecciones en esta amada tierra catalana…

Ya tenemos, otra vez, a los interesados -y apresurados- comentaristas, haciendo cábalas y “quinielas”, a ver quien gobierna en Cataluña… Que si tal, con cual… Que si “tripartitos de nuevo cuño” etc. etc., todo con tal -que para eso les pagan- de: mantener, o recuperar en su caso, las “audiencias”. Pues vale. Para eso les pagan. Todo menos: hacerle un “hueco a la lógica”, que es lo que cualquier ciudadano de “a pie” -hablamos de ciudadanos que no acaban de “situarse en el rebaño” -(Entendemos como “no rebaño” a aquellos que, abandonando su propio criterio -y no son pocos a la vista de la participación en el evento- se han abstenido de acudir a las urnas: casi un cincuenta por ciento…)

Y aquí, continúan “mareando la perdiz…” huyendo, cuando no provocando, la ira de la “Sra. Lógica” (si es que aún queda, en algún lugar del pensamiento, la tal “Sra.”).

Lo claro, y podemos equivocarnos -como cualquier hijo de vecino- es que, según aquella Sra., lo más “lógico” -y sería lo normal, en el actual sistema- es que se forme un gobierno de aquesta guisa: E.R., PSC (Psoe) y los “Comunes”. Por razones prácticas. Y no por otra cosa. Pues hay que llevar, a la práctica, aquello que, materialmente, es posible.  Y quien conozca el carácter catalán, que no todos lo hacen, saben -o debieran saber, y aprender de los errores cometidos- que: esa es la razón, para que una sociedad, catalana, castellana, mallorquina, gallega etc., en suma UN PAÍS, UNA NACIÓN, o una comunidad de personas, FUNCIONE. Si, de VERDAD, se pretende lo mejor para esas personas que la forman. Lo demás será todo, menos eso.

De manera que “el sentido práctico”, que no teórico, o ideal, o deseado -según los sentimientos de cada uno debe estar sometido al interés general. Y, ese interés, es quien debe, o debería, “guiar la acción política”. Procurando, como posible y deseable, el acierto en las medidas, y leyes, que se puedan promulgar, por encima de los intereses partidistas. (NOTA.- “Partido, quiere decir: “parte de algo…” y, la política, es una cosa que atañe a TODOS. Y no solo, a los que piensan igual -algunos ni siquiera piensan,-como está palpablemente demostrado).

Así, habrá que dejarse de “soflamas” de cualquier signo, que no estén dirigidas a ese fin, que, durante muchos años, se llamó: EL BIEN COMUN.

Ahora, es lo más probable, se “agotarán los plazos legales” para la formación de gobierno. Y, mientras tanto, la sociedad catalana, estará “al pairo” (que dicen los buenos marineros). En “stand bye”, que dicen los “nuevos ilustrados”. En PARO, que decimos los  españoles, y a “merced de los vientos” -siempre cambiantes- de los oportunistas de turno. Y, eso no debería ser permitido…

La abstención de casi el 50% de los convocados, es un “síntoma” que no debe ser achacado, no al menos en su totalidad, en el “miedo al contagio…” Ni tan siquiera a la lluvia, o el frio, si no al hartazgo de tanta burocracia INUTIL, de tanto sacrificio de muchos, y la poca atención a las cosas que, de verdad, importan a las personas -ahora ciudadanos- y que no está, aún, definida, pero de 1ª clase seguro que no. Esa ha sido la razón de esa abstención. No la busquen uds por otro lado. Sencillamente no es otra, que esas dos.

  1. ahora, toca que: los que lo formen (el gobierno) se dediquen de verdad, a ese trabajo para el que los han nombrado.

Por encima de ideas, y pareceres particulares, está el “Bien Común”. Esa debería ser la “meta” a alcanzar. Y que, cada uno, en el lugar que le corresponda, o sea capaz de hacer, por si mismo, y por los demás… LO HAGA.

 

Un cordial saludo

Oriamendi

Sobre: “el llanto y el crujor de dientes…” (Mateo 25.30)

 

Cuando las Escrituras hablan, no hace si no decir algo que, muy posiblemente, va a suceder… (En el supuesto caso, naturalmente, de que no se hagan las cosas como se debe… (En la política, se entiende el hacer lo mejor, o más conveniente, a los intereses generales. Es decir: de aquellos a los que se gobierna, o pretende gobernar).(Democracia?).(Democracia: el gobierno de los mas. Tampoco dice de: los más capaces,téngase esto en cuenta….).

Así, el próximo domingo, en esta amadísima tierra catalana, vamos a estar a punto de que se cumplan las Escrituras que dice el Evangelista… Con una pequeña-gran diferencia: aquí, “el llanto, y el crujir de dientes…” siempre nos toca a los mismos. Que le vamos a hacer ¿verdad?

El caso es que, con tanta gente preocupada por nuestro “bien estar” (¿?), deberíamos estar más que contentos con esa “maravillosa” oportunidad, si no fuera porque: la de, al ser TANTOS los que se encargan de ello, pues: que no queda ya casi nada para los otros…. (Bueno si, queda: el llanto… y todo lo demás…) y esos “otros”, casualmente, somos los de siempre.

Si entrásemos a mirar las cosas bien (que, como dice un amigo nuestro: es como mejor se ven…) nos daríamos cuenta que: aún falta mucho -y lo que tardarán- en llegar si no todas, si bastantes, o muchas, de las cosas prometidas. Por la razón anteriormente dicha. Y, además, porqué, lo primero, es: “entrar en el sistema…” lo segundo: mantenerse en él. (Con los “chollos” que se disfrutan en esos lugares, es lógico que: quien no sirve, o casi-no-sirve, para otra cosa, se preocupe mucho por él mismo, y por su inmediato futuro, al dejar el “cargo”). Y, luego, si queda algo de tiempo, y no se pone en peligro la “disciplina de voto”, aplaudir cuando toca, y ser “eco” -sin afonía alguna- de las ordenes recibidas…. Razón sobradamente “habitual”, en aquél gallinero llamado “congreso”, o “consell…”, o “junta…” (NOTA.- Excuse ud., amigo (a) lector (a)q que pongamos en “minúscula” dichos términos, pero entendemos que: al ser ellos mismos los que faltan al RESPETO, y no solo a la institución de la que forman parte -o desean formar- no es razón que: nosotros, cambiemos ese tratamiento. No en la actualidad.).

De modo que: a cuatro días, del “feliz acontecimiento” (no entraremos en “agravios comparativos” con otras regiones de España, en iguales, o parecidas, circunstancias : País vasco, Galicia, por ejemplo pues no es, ahora mismo, motivo de estas líneas, pero ahí queda dicho para días a venir…), que, el lunes, siguiente -si no hay problemas en la “confección de las mesas electorales”, veremos que da el tiempo…. Sin prisa, eso sí. Pues los plazos para la configuración de los resultados, y la “organización” de los cargos, llevará -legalmente claro- otro tiempo más…

Suficiente, creemos, para DOS cosas:

Sacar el “moquero” (pañuelo) para el llanto…

Poner la cabeza (y la IRA) en el refrigerador, en espera de la siguiente oportunidad.

(De haber hay otras, pero chocaríamos de frente, con las “normas electorales vigentes”, y eso, no tengan duda, también llegará).

 

Un sincero y cordial abrazo.

Oriamendi.org

“Tirar de la manta…

 

(‘Tirar de la manta’ quiere decir descubrir lo que había interés en mantener secreto, o sacar a la luz algo grave o importante que se mantenía oculto…)

“Mantas” era el nombre que se le daba antiguamente en Navarra a los grandes lienzos donde podían leerse los nombres de los judíos conversos de cada villa. A este respecto, Marichalar y Manrique cuenta en su «Historia de la Legislación»(1868): «...en muchas iglesias de Navarra se veían, aún a fines del siglo XVIII, grandes lienzos, llamados vulgarmente mantas, en que estaban escritos los nombres y apellidos de las familias que descendían de judíos convertidos».

En la ciudad de Tudela (Navarra), la manta estaba colocada en la Capilla del Cristo del Perdón de la catedral, y fue puesta allí en 1610, según las autoridades, «para que la limpieza de sangre se conservase en la ciudad y otras partes, y se supiese distinguir los que descendían de los conversos, […] y se supiese y pudiese distinguir la calidad de los hombres nobles».

Vale.

Hoy día, en que: la nobleza del carácter, de la honradez, y del decoro, brilla por su ausencia, esa costumbre, se ha transformado en un conjunto de intereses, sin faltar a la verdad ¡por una vez! (pero solo por esta, y sin que sirva de precedente…) que “ilustra”  -pero sin brillo, ni valor (que dice el frontispicio de la R.A. de la E. (Real Academia de la Lengua Española) alguno-  a la llamada “información”. Dado que, el verdadero interés, no se corresponde con lo anunciado más arriba. Si no con un “completo, y nuevo -en lo posible- lavado de cara”, por lo que se avecina: Elecciones, dureza en los impuestos, la ya consabida: “mirad que buenos somos y como corregimos –cuando nos conviene- y castigamos a los malhechores…” etc. etc. Exactamente eso que, los anglosajones (y americanos) llaman “el fuego amigo…” eso es lo que “está de moda” , cuando no de COSTUMBRE.

Y, van saliendo los casos de los “aprovechados” -de uno u otro signo- que se “saltan a la torera…” (con respeto profundo y sincero por tan noble oficio) los protocolos, y lo que convenga. Seguros, o casi -pero ahora ya no tanto, con la que está cayendo…- de que nada les puede pasar, ¡PORQUE YA ESTÁN VACUNADOS!.  Y,  con perdón, ¡VIVA LAVIRGEN DE LOS DESAMPARADOS!, que yo ya estoy “vacunado”. (Menos contra los intereses de mis colegas, o de mí partido… según he aprendido hoy mismo…).

Y, aquella vieja costumbre de “tirar de la manta” -pues a veces ese lienzo lo que hacia, y para eso se usaba, y colocaba en las paredes de las iglesias -fuera de Navarra- con la que, los denunciantes, se ocultaban para hacer sus denuncias, y los nombres de aquellos a quienes denunciaban…. Así “tirar de la manta…” era: descubrir los nombres que allí se habían escrito. Bueno, pues ahora, que los tiempos han cambiado, y todo va más deprisa, ahí están los “medios de difusión”, que -valga la redundancia- “denuncian” a tales malhechores… (En provecho? de la opinión publica… Ja, ja, ja).

Y, si alguno uds, amigos lectores (as) cree que esto es -solamente- la “punta del iceberg” pues que ¡Sta. Lucia les conserve la vista! porque, lo mas seguro, es que acierten. Y, por lo mismo, en cuanto puedan, y con honradez, como es la costumbre de la personas de bien, acudan cuando sean llamados a ello. Y, tengan confianza: en los sanitarios, médicos, enfermeras, y otros que, velando por la salud de TODOS, ponen la suya  en ese servicio a los demás…

Y de los políticos… Bueno, de esos, ya hablaremos otro día.

 

                                                                                                              Un cordial saludo

                                                                                                                                              El Vigilante de turno.

Nota de la dirección:

Se nos está preguntando, y muchas gracias por ello, de parte de algunos lectores, que cuál es nuestra posición, con respecto a las elecciones en Cataluña.

1ª No podemos, ni debemos, decidir por nadie en particular, puesto que, en el uso de la LIBERTAD personal de cada uno, está el poder elegir, según el propio “saber y entender”, si se debe, o no, acudir a las unas el día 14 – 02 -21 (Día de San Valentín), vistos los devaneos, de unos y otros, sobre ese evento.

Este sistema impuesto, por los “herederos” del régimen anterior, es: como el régimen anterior, ILEGAL e ILEGITIMO. Salvado esto, creemos que…

Se trata de un “Juego de Poder” entre aquellos que son cómplices del mismo.

Que, a base repetir y repetir, en un auténtico lavado de cerebro, con la consabida “cantinela” de: “…si no votas luego no te quejes…” están creando una “psicosis de culpabilidad”, ficticia a todas luces, sobre los ciudadanos -antes pueblo español- que raya el absurdo, cuando no la alevosía. (Naturalmente, consentida, y alimentada por los que de ella esperan obtener el beneficio correspondiente…).

Que, los “cambios” que ofrecen, el tiempo dirá -pues si la participación no superase el 50% del censo -no debería ser aceptada como “legal” (pero no se apuren: los % que saldrán después, omitirán, como es ya sabido, con la ocultación real de la participación, y hablarán, tiempo al tiempo, de los % que se han repartido los partidos -y de ahí “sacaran” sus “mayorías”), según la “Ley de Hont”. (Si, aquella que aprobó el tal Sr. Suárez allá por el siglo pasado…)Y todo tendrá un “perfume de Legalidad” que no cabrá duda alguna, (Lo de la LEGITMIDAD, estará, como es habitual, en el “limbo de los Justos…”).

No hemos de extendernos más. No es nuestra misión si no responder, sin preguntar, a cada uno, lo que piensa, y menos dar “consignas” que, luego -ya lo sabemos- solo traen decepciones. Y no escurrimos el bulto.  Simplemente damos respuesta, a esa preguntas que se dice al principio.

Cada español, sea catalán, andaluz, castellano, gallego, vasco… o de donde sea, cumpla consigo mismo y con su conciencia. Piense en TODOS, y no solo en si mismo. (Ellos, los que pretender vivir, o seguir viviendo del “erario público”, sin mas responsabilidad que: dejarlo si las cosas van mal, ya tienen decidido su “voto”).

Nosotros, los Carlistas, tenemos claro nuestro DEBER, y nuestro COMPROMISO.

 

Atentamente

El Equipo de Redacción, y en su nombre

Sulpicio Motilla Olmo (Director)