“Apuntes sobre el “procès” (de algunos catalanes…)”

Comencemos por definir lo que es un “proceso” (en catalán “procès”). Dice así el Diccionario de la Real Academia de la Lengua:

  1. Conjunto de fases sucesivas de un fenómeno o hecho complejo.
  2. Procesamiento o conjunto de operaciones a que se somete una cosa para elaborarla o transformarla.

Estamos pues, así, ante una sucesión de hechos que dirigidos a un fin, del que no todos los habitantes de Cataluña, forman, o desean, formar parte y que, de momento, lo único que están trayendo a todos los que en ella habitamos -a los demás de otras regiones, al menos les sorprende que, ni unos ni otros, o sea los favorables a esa idea, y los opositores a ella, se pongan de acuerdo- o al menos se sienten alrededor de una mesa, o en unos confortables sofás, -siquiera para la fotografía- a hablar de todas las cosas que, a unos y otros, pueda ayudar a llegar a un acuerdo.

Y, como ya viene siendo costumbre desde Fernando VII (el rey más felón, traidor a su pueblo, y elemento indefinible, y causante directo de todos, o casi, los males que aquejan a nuestra Patria desde principios del siglo XIX) y que, desde entonces, enfrentan a unos españoles con otros, con la sola razón del individualismo nacionalista (fruto él de un egolatrismo (*) personalista, llevado a limites de pueblos y naciones -de nacidos- hasta entonces, hermanos. Y, ahora, pretendidamente, contrarios, si no enemigos.

(*Valoración excesiva de uno mismo. Y también: parte parcialmente consciente de la personalidad humana que controla la motilidad y media entre los instintos del ello, los ideales del superego y la realidad del mundo exterior. Freud).

Volvamos al “hoy”…

Cuando aquél famoso filósofo enunció su teoría: “No hay mejor forma de dañar a una causa, que defenderla con malos argumentos…” (F.N.) No podía imaginar que su razonamiento, no iba a servir  PARA NADA. (Ejplo. el muy “honorable” (?) presidente de la Generalitat Torrá. (Nos abstenemos de llamarle “sr.” por razones obvias, además del contenido concreto de esa palabra). Que cambia de discurso, según le vaya conviniendo al “procès”. (Y surge la pregunta: ¿No será que está pensando en su próxima jubilación, con una paga vitalicia, más que sustanciosa? Solo es una pregunta…)

Y estamos viendo como, según vayan las fases del “procés” cambia de discurso. O sea, como decía un buen amigo de hace años atrás: “según el cuadro…, la función” verdadero crisol este de los refranes. Mejor dicho de: la sabiduría popular.

Y ahora, otra vez todos, a por lo suyo -lo de ellos- sin más diferencia que la propiedad del bolsillo -o del propietario receptor del producto- a que se destinará pero que no será EN MODO ALGUNO, el sufrido pueblo español (andaluz. castellano, catalán, valenciano, extremeño o gallego, si no “alguien de la cuerda”. Y todos esos sufridos ciudadanos que se agolpan en los aeropuertos, estaciones de tren, o carreteras, a esos… Pues nada. Que tengan paciencia,  sigan creyendo que, este “procés” (y algunos otros), son una muestra más de una “democracia madura”, consistente, y casi, casi, “maravillosa”.

No es la nuestra, no lo es, una “critica fácil” que viene bien para llenar “telediarios” y “paginas de opinión”. Es el HARTAZGO, la llegada del LÍMITE, de la paciencia, y el NO ENTENDER, a no ser que, mirando un poco atrás, pero no mucho, veamos cono este “proceso”, muy bien orquestado y dirigido, desde la Internacional Socialista, con Felipe González a la cabeza, y continuada por Aznar -el de las Azores- y sus siguientes “colegas” de “distintos colores” pero los mismos fines, nos están llevando a un desastre anunciado.

Y este “procès” no es otra cosa, porque no lo es, sino aquel viejo adagio del “divide y vencerás…” que ya decían los antiguos romanos.

Hay que hacer añicos a España.  Por eso no conviene recordar su DIVERSIDAD, su RIQUEZA DE PUEBLOS, Y COSTUMBRES, aquella UNIDAD de siglos, Hay que enfrentar a los que siendo iguales, parecen distintos.  Por eso, olvidando el respeto que nos hizo fuertes, A TODOS JUNTOS, en una UNIÓN que alentó SIGLOS, que creó NACIONES, lejos de ese RESPETO, que, desde los primeros síntomas de división, los carlistas opusieron, defendiendo un sistema de FEDERACION, hay que inventar “procesos” que ni ellos mismos saben a donde conducen, pero que sirven, desde uno y otro lado, para dividir en vez de juntar. Para crear odios en vez de HERMANAR. y MENTIR y ENGAÑAR, alentando EGOISMOS y personalismos, inicuos, dependientes únicamente del provecho de unos pocos, a los que, a los incautos, y también a algunos de buena fe, prometen “paraísos” que nunca han existido -ni podrán existir- porque, ni la propia naturaleza humana, sería capaz de vivir en ellos.

Pero, todos los “procesos”, empiezan y terminan. Este, ahora de moda, le ocurrirá lo mismo. Solo nos preocupa el precio que, si nos descuidamos, habremos de pagar por el.

 

Un cordial y sincero saludo

 

Los del Oriamendi

¿Porque no dejáis -en paz-a los muertos…?

¿Porque no dejáis -en paz-a los muertos…?

A todos los que cayeron, de uno y otro bando, hace ya casi noventa años…

¿Será que sois incapaces de buscar –entre todos- la paz entre los vivos?

(INCIS0.- Para decir que hablo a TODOS, los de uno y otro bando. A TODOS, unos por un Ideal. Otros por desear, cada uno a su manera, y según sus creencias, lo que pensaban era mejor para la Patria común. Pues todos eran PUEBLO. Y todos, o casi todos, fueron, a su vez utilizados -según nos muestra la Historia- por los de siempre. Es decir: por aquellos que solo cuidaban de sacar provecho personal de la circunstancia en la que se hallaban entonces, y ahora exactamente igual. A esos me dirijo, y no utilizo el “Ud.” porque ninguno de ellos merece mi respeto).

Se dijo, cuando la “transición” que: los españoles éramos un “modelo de como deben hacerse las cosas…”. De sobras sabían, los que eso decían -salvo algunos ilusos, de “buena fe” y personas que tenían también ilusión en aquellas promesas- y eso nadie lo duda, que “aquellas aguas traerían estos lodos…” Pues aquí estamos.

Los unos con la bandera de la “justicia para todos”. Los otros, con la “memoria histórica” de reciente creación ¿Verdad Sr. Zapatero? y para más “inri” con su “alianza de civilizaciones”. Todos embarcados en un eterno -o que quieren eterno- problema de convivencia que habremos de pagar, otra vez, entre todos, o lo que es peor siempre los mismos. Pensando como piense cada uno “per se”. Pero de eso, de esa convivencia de siglos, NADIE HABLA. Porque a nadie, de los que les interesa el “estado actual” (¿de que iban a vivir entonces todos esos “profetas de la libertad”? se llamen P.P. Cs. PSOE, o Juntos por Cataluña -y los otros catalanes ¿que?-Pero “hay que ponerse la venda antes de la pedrada…” no vaya a ser que sea gorda, y venga con fuerza…

Y así, entre unos y otros, no dejando a la Historia descansar, y procurar -ya que no olvidar- si al menos lograr que no se repita, porque las guerras son MALAS, incluso para quién las gana, estamos viendo como esos colaboradores necesarios -los medios de difusión- obedientes ellos a quien más les paga, o a quién les paga, si es que eso les reporta, en unos casos audiencia -y con ella beneficios- en otros, notoriedad, y en todos, o casi olvidando que: lo bueno de cada día que nace, cuando llega la albada, es: otra oportunidad, para hacer mejor las cosas…

Hay que agitar la “viejas heridas”, la desconfianza entre los iguales, las envidias de los que son mejores, sin tener en cuenta la valía personal de cada uno. Lo útil que, cada uno es a los demás, desde el puesto que ocupa- si lo hace con lealtad y sinceridad, y nobleza de miras- en la sociedad. No. Pues NO. hay que mirar hacia atrás constantemente, no vaya ser que se olvide, y sepamos TODOS, aprender de los errores pasados. Un escritor de reconocida valía. Actualmente miembro de la Real Academia de la Lengua (hablo de Arturo Pérez Reverte) dice, al principio de uno de sus libros…

 

hay pueblos, y gentes cuyo único futuro son sus recuerdos…”

 

Ese es el principio, según entiendo yo, del fin de todas las cosas. La negación del futuro, primero del propio individuo. Luego, pero no muy lejos en el tiempo, lo que es peor: de la propia sociedad en que se halla. Pero decir eso, donde la gente, las personas, los pueblos, puedan escucharlo NO ES POLITICAMENTE CORRECTO. Y ese es el verdadero problema que ellos, los otros, todos lo que no son pueblo, ni gentes preocupadas por el futuro de sus hijos y de sus nietos (o de los hijos de sus vecinos, de los que pasan hambre y sed de justicia, ni de aquellos que viven -o malviven- en otros países.  Esos, digo, que avisan a los de las ONGs. de por donde van a ir las pateras, para que los recojan y así ellos poder cobrar su “parte del león” -sin ser leones , sino hienas– A esos les importa un bledo, y aún menos, antes bien les ayuda todo este “sistema de recuerdos”, hecho costumbre, que dice el novelista.

Otro pensador. Vilipendiado por -según dicen-ser el “ideólogo” de lo que fuera cuarenta años mas tarde, el “Nacinalsocialismo” (O sea el sistema nazi) y NADA MÁS FALSO QUE ESA MISMA ACEPCIÓN. Hablo del filósofo  Fiedrich Niestzche ya lo escribió a finales del siglo XIX…

 

“Más respeto para los hombres capaces, y ¡abajo todos los partidos!

 

(La Gaya Ciencia)

 

Repito el principio: “Dejad que descansen en PAZ a los muertos… Y que esta, la de aquí sea un motivo de orgullo, de alegría compartida por TODOS, y sea esa la meta a conseguir.

Pero tengo la sensación, amigos lectores, que no estoy escribiendo -y eso me causa pesar- para todos los que leen esta humilde pagina.

Un cordial saludo

 

Sulpicio Motilla Olmo

Director

Cartas al director…

Publicamos varias cartas dirigidas a nuestro nuestro director:

( De los tiempos pasados…)

Se decía, Sr. Director, de los carlistas -en tiempos pasados, no tan lejanos- por alguien que, dicho sea de paso, tampoco era de los nuestros que:

“Los carlistas, son como leones dirigidos por asnos…”

Hoy Sr. Director, y con dolor, le paso mi pregunta:

Con honrosísimas excepciones. ¿Cree ud. que hemos mejorado mucho?

                                                           Muchas gracias, Sr Director

 

Sr. Director de Oriamendi.org

Decía nuestro gran pensador (Elías de Tejada) hablando de este personaje, ya histórico: “No es un carlista, pero abrácense a él como a regazo de hermano…”

Estamos hablando, con palabras suyas de: Donoso Cortés, que fuera consejero de Papas, después haber conocido otras opciones (liberalismo por ejplo.) derivó hacia la Tradición Cristiana, como límite de la conducta humana.  Y suyas son estas palabras:

“La libertad no consiste solamente en la aceptación de un fin necesario, sino en poder elegir el camino, que, más o menos derechamente, nos lleva a ese fin necesario…”

Eso quiere decir, a mi entender, que no tenemos porqué, los carlistas incluidos, pensar de una manera “uniforme”. Si no, entender que yendo, o caminando hacia el mismo fin, libres somos de elegir ese camino.

Por eso mismo, quién impone – o trata de imponer- su criterio sobre el de los demás, al precio que sea, olvidando ese sabio consejo, lo que hace es, como poco, “ahuyentar” del debate, y, por lo mismo, de la acción necesaria para llegar a un fin -que en nosotros es máxima aspiración– los medios para conseguirlo, y hacerlo.

Así los que obran en contra, como los que NADA hacen por alcanzarlo… (Quién sabe si estos últimos, causando más perjuicio, que los que debaten -francamente- sus diferentes puntos de vista). Se equivocan en casi todo. Pues “cercenando” esa libertad (también llamada “libre albedrío”) acaban también con ese Derecho Natural, que, al ser humano, díole el mismo Dios, desde su Creación.

Conveniente será -o casi urgente- que se haga una reflexión, seria y ordenada de las cosas, antes, mucho antes de seguir (y van…) con actitudes que, hoy mismo, no hacen otra cosa que todo lo contrario que dicen esos dos Hombres Sabios, donde los haya. Y por eso es urgente que, esas rigidas, y muchas veces anacrónicas opiniones, e incluso actitudes CESEN de estar presentes. ya sea en reuniones en las que quién más tiene, o dice tener, “autoridad”,  más empeño tiene – en uso de aquella- que el resto de los asistentes, y que niega, con ello, el paso al  verdadero interés de seguir un camino común.

Quien esto firma, Sr. Director, no halla en la diversidad de criterios, causa alguna de enfrentamiento. Antes al contrario.

 

Muchas gracias. Sr Director

 

“…De la diferencia entre “Estrategia, y Táctica

 (Estrategia: Serie de acciones muy meditadas, encaminadas hacia un fin determinado).

(Táctica: Procedimiento o método que se sigue para conseguir un fin determinado o ejecutar algo. La forma en que se va a desarrollar o ejecutar un algo para conseguir un fin, u objetivo).

“La estrategia consiste en parecer que nada se hace, cuando no se puede hacer nada…”

                                   (Andrée Malrois. Comunista francés)

Estamos ante un verdadero artífice de las “maniobras políticas”. Propio, algo trasnochado, pero propio- de los ideólogos de esa “filosofía -por llamarla de algún modo- política.

Confundir las dos caras de la misma intención -obtener un objetivo- no puede tener otro fin que: llegar a confundir, esta vez de verdad, al adversario. Quién, no usando la logica diferencia que las separa, en la forma y en el tiempo, solo puede llevar al más sonoro de los fracasos… O, simplemente, se  es “tonto de remate” y por lo mismo “no apto”  para el trabajo que de ha de llevar a cabo.

El error es humano, pues nadie es perfecto en este pequeño mundo. Pero también lo es la rectificación, de una cosa que no alcanza sus objetivos, bien por una mala planificación, (Estrategia) o por un mal desarrollo de la acción. (Táctica). Persistir en el (error), y nada hay mejor para comprender esto que los resultados obtenidos -o su ausencia, en el tiempo y en la forma. No es sino hacer crecer ese mismo error.

Decía Cherteston:

”Si andando un camino, al llegar a una bifurcación donde hay dos direcciones, nos damos cuenta, al haber elegido una de ellas, que nos hemos equivocado, lo prudente -lo positivo- es volver a aquella bifurcación y coger la que habíamos dejado.. Aquí el “paso adelante es el paso dado atrás…”

En este caso es lo correcto.

En otros -demasiado frecuentemente- no es sino permanecer, y aún perjudicar -agravando el tiempo, y por ende la acción que se pretende realizar- perdidos, en esa confusión -no deseada- de la Estrategia, y la Táctica.  Generalmente, por la obcecación  de algunos, de creerse “leones” cuando no lo son…

 

Pido disculpas, Sr. Director, por mi larga extensión de esta carta

 

De Ud. Atentamente

 

(Uno de sus lectores habituales.)

De los, y las, O. N. G. (os?)

(Del latín fungus, un hongo es un organismo eucariota que pertenece al reino Fungi. Los hongos forman un grupo polifilético (no existe – o tal vez si – un antepasado común a todos los miembros) y son parásitos o viven sobre materias orgánicas en descomposición).

(NOTA.-Hemos acudido a nuestro “botánico especialista”, ya que no por la naturaleza del ser en si mismo, sino por la “semejanza” en el “sonido” de la acepción gramatical. La poesía tiene sus leyes, y el curioso “oído humano” las suyas. Desde ahí esta “libertad lingüistica –  sonora, que nos hemos tomado, con el permiso de nuestros amigos y lectores. A todos, de verdad, MUCHAS GRACIAS!)

No ha muchos días, un juez italiano, ha retenido -sin fecha de caducidad- al paquebote ese llamado, pomposamente “Open Arms” (“manos abiertas”) y se nos ocurre que, siendo un buque fletado en Bilbao, hace ya muchos años, pero en buen estado, a lo que parece, o sea español, porqué pone su nombre en inglés? Será, tal vez, una forma de ser “reconocido” en “alta mar”. (INCISO.- En alta mar las distancias suelen mas grandes, por razón de la visibilidad, y de momento, ese idioma sajón, es muy usado -hasta después del “Brexit” por lo menos- por los grandes trust internacionales, o los que los sirven).

Bueno, pues dicho juez italiano, hace honor a su condición de ser humano, y ordena el desembarco de los naúfragos recogidos en la mar, y confisca el barco, hasta nueva orden…

Se han preguntado uds., amigos lectores, esa cosa de “recoger a gente en la mar” como puede hacerse, sin saber -de antemano- la ruta que van a seguir? Que pasa, que el “Mare nostrum”, es un “charquito” de dos mil metros cuadrados?

Y quien conoce esa ruta, si no otros que -desde otro lugar- los encamina hacía allí? Y quién son esos “otros”) Usen su “instrumento de análisis”. Es decir su cabeza, y seguramente, seguramente, llegarán a la misma conclusión que hemos llegado nosotros:

Es decir: Quien se lucra -y no poco- con la desgracia ajena? En origen primero, y en segundo lugar? si es que logran llegar, (y de esta forma: “seguro de recogida” garantizado) Podría ser quien los transporta y “recoge”? Pregunta que muchas buenas personas -también los que “mandan” un euro a ciertas cuentas de ciertos “h-ong-os”, que, además, tienen ayudas y exenciones fiscales de los gobiernos de turno… hasta que llega un JUEZ, así con mayúscula, que, usando de su autoridad, desea poner en claro -o como se decía antes: “negro sobre claro”- para saber de la cuestión. Y acoge a las personas, y retiene a los medios.

“O.N.G. os” de cuantas especies conocen?

Cuando, en esa “África profunda” solo la visitaban los misioneros. Y se dejaban la vida en ello, en todos los países cristianos, un día ¡al año! se recogía dinero, donativos para esas personas. Lo recuerdan? Se llamaba, en España DO.MUND. (“Domingo Mundial de Caridad”), pero entonces no se habían encontrado, fuera de Sudafrica, diamantes y cosas de valor. Ahora si, diamantes, maderas nobles, y lo que es más “lustroso” aún: donde vender las armas que las “potencias” del “primer mundo” fabrican a destajo… Y se crearon -hace ya cuanto?- los “señores de la guerra”, y otras lindezas semejantes. Y claro también eso huele a “materia de descomposición -donde “florecen” los “ong.os”, que aún van durar un poco tiempo más…

Pero ese “cultivo”, como el las demás sustancias que necesitan “tocar el corazón” de las gentes sencillas, hay que “justificarlo”, y, para eso, ya están los “mass media” (léase: medios de comunicación) que ayudan, por un precio nada barato, pero rentable, al matenimieno del “negocio” He ahí la cuestión. (Remedando un poco al “Hamlet”, ingles)

Y no es barato, porque ningún miembro de esa colonia de “ongos”, ninguno, dice cuanto cobra por ese trabajo que hace, y al que contribuyen con su “euro”, la inmensa mayoría de las personas de bien.

Sabido es cual es la solución: Llevar allí, los medios de desarrollo, y de producción. Enseñar a esas gentes los valores -no materiales solamente- de la paz y la convivencia. Pero ¡Ay dolor!, y que hacemos entonces con el “negocio”? Habrá que inventar una nueva mentira. Y ahora mismo, al como está el “mercado” que ya Bush, padre, anunció (la “globalización” durante la “primera Guerra del Golfo” en la que no se atrevió a ir demasiado lejos.  Ya lo hizo el descerebrado de su hijo). Como ponemos en peligro el sistema? Mejor no “meneallo”. De momento.

Parece que hemos perdido -o poco le falta- el “sentido común”, por no hablar de la moral, o del Humanismo. Estamos ciegos y sordos -de conveniencia claro- sin darnos cuenta que: lo único que estamos sembrando, entre otras cosas, es la ruina TOTAL, de nuestros hijos, nietos, y del planeta Tierra, ENTERO.

Pero, ¡tranquilos! Dios es Misericordioso, y nos perdonara -allí o aquí- y, si no os lo creéis, pues nada, allí nos veremos.

 

Un fuerte abrazo.

Los del Oriamendi

Pero, ¿donde están los “pastores”? (1ª parte)

Pero, ¿donde están los “pastores”? (1ª parte)

(Nota necesaria)

(Nota.- Los pastores utilizan un cayado, o báculo, sobre el que se apoyan y les sirve de guía, y distintivo de su profesión, y con esa ayuda conducen el ganado.

 

Del diccionario de R.A.E. de la Lengua:

 

1 Bastón grueso, generalmente de madera, y con el extremo superior curvo que se usa principalmente para conducir el ganado. “cayado de pastor”.

 

  1. Báculo pastoral de los obispos).

 

Volvamos al encabezamiento…

Porque es necesario no “perder el hilo, ni el ovillo…”para llegar a una conclusión que, al menos, nos haga pensar un poco.

(INCISO.- No es costumbre nuestra, “conducir mirando siempre por el espejo retrovisor…”(palabras de D. Carlos Hugo, q.e.p.d.) en una charla informal, que este Buen Rey nunca hablaba -seriamente “informal”- cuando hablaba de política…Y por lo mismo, los que con él tuvimos la suerte de aprender, podemos hacer nuestras, el sentido, y la razón, de estas sabias palabras…) Y, así…

Recorrer un poco “a vuela pluma” las experiencias vividas, y por tanto aprendidas, hoy nos vamos a ocupar de saber donde andan -si es que están en algún lado- que suelen estar. (Pero siempre en el “otro”).

Ha dicho algo la “Conferencia Episcopal Española” siquiera no sea más que un comentario, pero, eso si, que no ponga en peligro “el pesebre”? (NOTA.- Curiosamente solo se acuerdan de él, en según que “altas instancias”, y de que en uno, así de humilde -que no es el suyo claro- nació el Redentor, cuando llega la fecha de la Natividad). Digo ha dicho algo contra la “violencia de genero”. Algo contra esa barahúnda, que asola cada verano, y ENSUCIA, y llena de VERGÜENZA, la tierra española? Contra esa gentuza, de aquí y de allá, que hace de España -y eso lo advertimos, y lo pueden leer, y su fecha, en el, adjunto, “MANIFIESTO DE CANTAVIEJA. que la J.N. del R. publicó advirtiendo de ese “disfrute democrático” que supone -para algunos bolsillos eso si- esos “aquelarres” de cualquier signo, que se anuncian a “bombo y platillo” sobre todo la cantidad de dinero con que, algunos, se lucran. Digamos -con todo respeto- que cada uno se vista como le dé la gana, ¡pero que se vista! pues las calles son de TODOS, y no solamente de los que se lucran con esos “felices eventos”. Y que lo único que cuentan son los euros, o dólares, o  lo que sea, que dejan en algunos bolsillos…

¿Dónde está del decoro?

Donde el respeto que esos -ellas y ellos- exigen a los demás?

Donde están los “pastores” que deben cuidar del rebaño? Sea este de donde sea, y venga de donde venga?

Donde las enseñanzas que pretenden hacer creer, cuando ellos mismos, son parte -interesada- del conjunto?

(INCISO.2.- Su “báculo” ha dejado -con alguna honradísima excepción-  de ser “guía” para el rebaño que dicen guiar (?)y proteger (?). Una vez, en un “Aplech”-reunión de los carlistas catalanes, en la Sagrada Montaña de Montserrat- un hombre, un hombre honrado: D. Juan Casañes Balcells, q.e.p.d., lo dijo, y denunció públicamente -corría el año 1976- rodeados como estábamos por las “F.F. de Orden Publico”, a esta “jerarquía de pastores” recordando como… “…esa misma actitud -igual que la de ahora, digo yo- que adoptaron durante la II República, condujo al asesinato más de 13.000 sacerdotes y religiosas….” Yo estaba allí).

Dicen las Escrituras…

“Yo conozco a mis ovejas, y mis ovejas me conocen a mi…”

(Evangelio de San Juan 10 11-18)

¿Será por eso mismo, que, cada vez, hay menos gente en el “redil” llamado Iglesia, en los días de Culto?

¿Será por eso por lo que las ovejas, desearían tener, o encontrar, a otro nuevo “pastor”? Solo es una pregunta…

Cuando el “pastor” abandona a sus ovejas, y no corre a buscar a aquella que se ha descarriado, y no la trae, feliz, sobre sus hombros, y se alegra de haberla encontrado. Entonces ese “pastor” se convierte -seguimos las Escrituras de San Juan- se convierte en un “asalariado” que solo le importan sus emolumentos. Y “olvida” que no era su misión cuando llegó a ese puesto…Y solo le importa lo que cobra, sea de la forma que sea (prebendas, exenciones, áticos de 400 m2, o “palacios episcopales” servidos, generalmente por otras personas que -sin cobrar, claro está- valga la redundancia, está a “Su servicio” de buena fe claro, pensando que su entrega es la mejor manera de hacer ese servicio al que, su voluntad, y su vocación, les obliga). Y que, cada uno, desde su Libertad, elija el camino que, más o menos derechamente, le lleva hacia su meta…

No estamos en aquel aciago año de 1936, ni en los que lo precedieron. Hoya las cosas se hacen de otra manera, tal vez más sutil, llenándose, algunos muchos, la boca de “democracia” y “respeto”. Mientras, eso sí, su antiguo cayado, está -y está a la vista- es solo, tan solo, una muestra de connivencia, no diré con el lobo, pero sí más cercanos a él que al rebaño que dicen cuidar…

 

Y esta es mi modesta opinión.

 

Sulpicio Motilla Olmo

Director

LAS CLOACAS DE EUROPA…

“Las cloacas de Europa…”

(Podríamos decir: el “hoy” de España”?)

No sin dolor, amigos lectores -pues necesario es llamar a las cosas por su nombre- y con amargura infinita, nos toca hablar de esto.

Chesterton, en sus escritos, nos habla de la “modernidad”, de la sociedad actual, no solamente la nuestra, la de aquí, si no también de la que está asolando al occidente actual (cuyo exponente se puede ver en ese, sufrido pueblo norteamericano). Y lo hizo ya hace muchos años, aunque no tantos (total era el siglo XX, no hace pues tanto…) Cuando decía:

“…pero carecemos del valor necesario para calcarnos en el tiempo fuerte del paganismo. Y solo hemos copiado, de él, su DECREPITUD…”

                                                             (Chesterton)

Sabemos de que estamos hablando. Verdad?

Porqué cuando a las gentes sencillas -entendiendo como tales a aquellas gentes, todas, que aman sus tradiciones, a la tierra que les vio nacer, a la que sus padres amaron, y otros antes que ellos, se la “ningunea”, se la usa como “moneda de cambio” – cuando no se vende directamente, a “Fondos buitre”, hartos ejemplos hay- convirtiéndola en el “estercolero”, en el “depósito de detritus”, de otras naciones, o de otros “poderes fácticos”, generalmente económicos, de los cuales se aprovechan unos pocos -casi siempre los mismos, o sus “adláteres”, “allegados”, “siervos a sueldo”, arribistas, y otros, a los que ya, ni sus propios padres -si no son de su misma naturaleza- se dignarían reconocer, a costa de los demás, de los sencillos. Digámoslo claro:

De todos aquellos, a los mueve un Ideal Común

Hablamos de todos esos, indeseables. Sean de donde sean. Se cubran con el lenguaje, y la bandera, que se cubran. (Las banderas no nacieron para ese fin). Esos son los que convierten, a un pueblo, en “mercancía”, que se vende al mejor postor… Y con él, a su Patria, y a su tierra. O, a aquella que le acogió al llegar, y él -ella- la hizo suya con su esfuerzo, con su trabajo, con su amor de cada día, y su agradecimiento. De esos nadie habla. Y, los otros, cuando lo hacen son como aquellos fariseos que hablan las Escrituras… “sepulcros blanqueados”. Y dentro, lo decíamos al principio, el “detritus”, de una sociedad, cobarde y decadente, de la que nos habla el inigualable Chesterton. Pero, ¡ay! es el “signo de los tiempos”. Antaño hubo otros, que eran auténticos. Que representaban a TODOS. y TODOS, los sentían como suyos, y que nadie se atreviera a ofenderlos, porque era el verdadero lenguaje de todos. Y, cada uno, hacía suyo el del otro, pues para el otro era igual de importante que el propio…

¿Pero hay alguno de uds, amigos lectores que se sienta representado por una cloaca?

Eso está pasando, y todos los que no “miran para otro lado” -algún día habrá que hablar también de esos- lo sufren, sufrimos, en sus carnes, y lo que  es peor: en sus almas. Pues el cuerpo se pude curar… Pero ¿quien cura las heridas del alma? (¿Acaso esos “pastores” que se habla también un poco más arriba?)

Un poeta  (Rabindranath Tagore) por decir uno que, no siendo cristiano, si era un hombre sabio, escribió:

“El bien, puede aguantar derrotas… el mal, NO”

No nos rindamos pues. El “Rey Caballero, nuestro GRAN REY, D. Carlos VII, también dejo escrito en sus “memorias:

“Cuantas veces he oído decir… Todo se acabó. Y yo he pensado siempre: Haz lo que debas, y que sea los que Dios quiera…”

Pasará este verano -sus incendios, provocados, también- y llegará un nuevo invierno, y otras primaveras. Y otros, después de nosotros, que seguirán alzando bien alta, la Bandera, de la Justicia, de la Verdad. La bandera de todos aquellos que no miran para otro lado, sino DEL MISMO LADO. Y, nosotros, también, ESTAREMOS AHÍ:

 

Un fuerte abrazo. Los del Oriamendi.

“Qui te el cul llogat…” (refrán catalán)

“Qui te el cul llogat…”

(refrán catalán)

… no seu quan vol”

 

(Quien tiene su culo “alquilado”, no se sienta cuando quiere…)

 

Esto viene a cuento hoy, con esa “remodelación” de los “entes directivos” de algunos partidos políticos (incluidos -como no, y a causa de..- de las “bandas de mariachis”, y de otras un poco antes, del Congreso de los “disputados”.

 

No se piense en nada obsceno, porque, el sentido del refrán, no va por esos caminos, sino por lo del oportunismo de los “líderes”, y el SOMETIMIENTO, de los que los aplauden. Pretendiendo ocupar -o aspirando a ello- una “silla” en grupo directivo, o cerca de él. Siempre claro está, en una “silla” de designación previamente señalada, por el que “manda”. De ahí la moraleja de “no se sienta cuando quiere…” de ese simpático refrán catalán.

 

Y así hemos podido ver -y aguantar- como los principales “grupos de la oposición” han aumentado su “numero de sillas” para dar cabida a los nuevos “inquilinos” (Léase: nuevos “fieles colaboradores”, en otros tiempos, más o menos aciagos, llamados “cipayos”, o “mercenarios”).

(Cipayos: Soldado indio de los siglos XVIII y XIX al servicio de Francia, Portugal y Gran Bretaña. Despectivo: Secuaz a sueldo).

Con el único fin -claro está- de que la “Dirección General del Partido”, o sus llamados “Órganos directivos” sean absolutamente “leales” -mientras cobren, claro está- sus emolumentos. (Y, si se “sientan” lo hagan en el lugar designado… que para eso cobran. “Cipayos. Al fin y al cabo…”

Lamentables espectáculo,  a nivel mundial, para una “demoniocracia” madura, y responsable. (Pero este, amigos míos, es el juego del “Liberalismo democrático” que nos trajo Fraga Iribarne -recalcitrante ministro de Franco, recuerdenlo- y quien esto firma conoce de que habla, pues tuvo que estudiar, “textos” escritos por ese personaje, allá en los, ya lejanos tiempos, de la “democracia orgánica” que aquel “Caudillo, Centinela de Occidente”, nos ofrecía como la mejor de las maneras de hacer de España, un “país moderno”).

Y así estamos…

En fin, es esta “canícula veraniega” en la que nos encontramos, y a la vista del mes de Septiembre -más de lo mismo- y sin marcharnos de vacaciones (no nos las podemos permitir, por nuestra dedicación a lo que consideramos nuestro DEBER) deseamos, a TODOS, que pasen Uds., un buen mes de Agosto…

Que “desenchufen”, en lo posible, los “móviles” de las “noticias”, y las “teles” de las tertulias, y de la política, y tengan, al menos por unos días, unos momentos felices, con sus familias, con sus amigos, con toda la buena gente que aún queda mucha (G. a D.) y sean felices.

Ah! Cuando alguien duda, por nuestra escasez de medios, o por lo que sea de nuestros “avances” en la sociedad, y haciendo bueno, ya “metidos en harina…” que decía mi buen padre (q.e.p.d.) le responderemos con aquel otro refrán, esta vez vasco (o si prefieren: euskaldun) que dice:

“El que tiene buenas piernas no necesita caballo…”

“Hanka onak dituena, ez du zaldirik behar …”                                        ¡¡Féliz verano!!  Amigos.                                                                                                                            Oriamendi.

De las “bandas” y los “bandoleros”…

A los españoles.

Nos están robando, españoles. Una banda de forajidos que se ha apoderado del poder público para saquear a mansalva a la patria. Y creo que tenemos derecho a creer que el rey cobra su quiñón del botín, según uso de cruzada. Por algo dijo más de una mala vez que él sería rey destronado, pero no tronado. Y de aquí esa indecente comedia de hallarse secuestrado por la dictadura y de no tener con qué sustituir a sus reales bandoleros de tanda. Mas él tendrá que rendir cuentas de que no le redime el pasar por sus dedos febriles las del rosario en un ataque de atrición cobarde. Y en último caso que se vuelva contratado a Deauville.

Nos invitan a discutir y con moderación sobre principios, pero cuando unos salteadores nos están desvalijando la casa no hemos de ponernos a discutir con ellos del derecho de propiedad y lo que es el robo. Lo que apremia es arrojarlos y a poder ser por el balcón abajo. Las discusiones después.

Miente el doctor eso por causa de deshonor, castizo profesional de la uña sucia y de la boca aun más sucia de mentira, miente como un estafador que es, cuando dice que obedecemos a prejuicios doctrinarios de liberalismo. No invocamos la libertad, ni la Constitución, ni los derechos del hombre, ni los mandatos de la conciencia universal y sí nos mueve pasión es la de la justicia.

Cuando el señor Sánchez Guerra desembarcó en Valencia, de lo que habló fue de la fortuna que había fraguado en el ministerio con el chanchullo de los saltos del Alberche el duque de Tetuán, socio meritísimo de la banda de salteadores, todos a escote de granjería criminal.

Ante esa bajuna Asamblea a la que han ido a deshonrarse ciertos ciudadanos, algunos con hambre de notoriedad siquiera infame –otros, más advertidos, se han retirado a tiempo- no osó negar el cabecilla de la banda y caballero de industria, sus depredaciones. Dijo, refiriéndose a la de los teléfonos, que los generales –insultando así a los que no lo son de la banda- no tienen por qué entrar a examen de los términos de un contrato. Y él, entonces, ¿por qué hizo encarcelar al Sr. Ossorio y Gallardo después de haberle atajado una carta privada que dirigió a don Antonio Maura? Ya para entonces se había él entrevistado con cierto personaje cubano, Orestes Ferrara, que trató con él del contubernio telefónico.

Las cosas están tan claras ya hoy, españoles, que el que se confiese de la llamada Unión Patriótica, no es persona honrada; no lo es. Hay que negarle hasta el saludo. Es encubridor, si no cómplice, de ladronería. O es tonto de remate y menos lo merece, pues como tonto, comido de envidia y de odio a toda excelencia natural. Son la hez de los fracasados. Y los que abjurando de esa unión colaboran como sea con la tiranía depredatoria, peor que peor. Ni para criticarla bajo censura permite la honradez colaborar con ellos. No se le puede dejar al reo que presida el tribunal que ha de juzgarle. Ni se puede consentir que ejerza de poder ejecutivo el ejecutor.

Y no invoque la banda la Patria blasfemando. La patria no son ellos ni la persona. Como ladrones: traidores. Y de esto les acusamos, de ladrones, traidores ladrones. Nos están saqueando, españoles, y deshonrando a España ante el mundo civil y civilizado. Y, encima, el inri de las zafias y groseras majaderías del Primo ese. El pus mancha tanto como la sangre y nuestra España está manchada. Hay que limpiarla a raspa de legra. (*)

 

En Hendaya, al entrar en el sexto año en que fui arrancado de mi hogar por haber querido redimiros, españoles, de la infamia.

Miguel de Unamuno

Estas palabras de Miguel de Unamuno, poco cercano, y por lo mismo poco dudoso de su imparcialidad, se pueden citar, hoy aquí -cambiando algunos, bastantes, nombres que en ese escrito se dice- y que por innecesarios, y de sobras conocidos por todos, vamos a poner en esta “web”. Y que conste que no nos falta el valor ni la gallardía, para hacerlo, sino porque, a base de repetirlo -machaconamente- los “medios de difusión” cada día y a todas horas, creemos muy sinceramente que no hace falta.

Que el pueblo está harto de servir de “claca” (NOTA: La “claca” eran aquellas personas que, en los teatros, jaleaban al artista de turno -aparentemente emocionados por lo que había en el escenario- convenientemente pagados, eso sí, para mover a lo mismo al respetable público. Con la diferencia, de que hoy, encima, nos cobran a nosotros). No hace falta decirlo. Sabido es por TODOS.

De manera, que, con todo respeto, y si querer ser “caudillos” de nadie, si que deseamos, igual que muchas gentes de bien, que se acabe de una vez, este “sainete” (casi drama-comedia) que no están haciendo pasar, mires la “cadena” que mires, y que nos dejen tranquilos.

El MIEDO que tiene todos -o casi- todos, aun descalabro MONUMENTAL, si hay nuevas elecciones, les lleva a continuar con el (el “sainete”) sin saber porque no tienen ni idea de como acabarlo, y así estamos. En un país PARALIZADO, a expensas de cualquier tiempo -o viento que sople con cierta fuerza- y todo, y todo es TODO, se vaya al “garete”.

Por lo demás, en algunos libros, al verano, le llaman la “estación quieta”. Y para toda esa banda, este verano, lo más probable, es que sea el ultimo…

Tiempo al tiempo, amigos.

Nosotros, después de ya casi 200 años, prisa no tenemos.

                                              

                                                                                   Un fuerte abrazo

Los del Oriamendi.

 

(*) Legra= Instrumento quirúrgico que sirve para raspar -quirúrgicamente- la superficie de un tejido. Especialmente, el útero o los huesos, para eliminar sustancias adheridas, o extraer muestras para su análisis.

Llanuras de Castilla …

En el camino,

ilusión,

he llenado mis manos,

con tu sangre de virgen…

 

Te he amado,

como águila de paso…

 

-Páramos de Soria,

 

Meseta castellana…-

 

¡Nacerá un nuevo Albor!

 

-Libre-

 

En él, se verá España…

 

 

¡Díganlo los poetas