“VIVAN LAS CADENAS…”

(Grito carlista de la 1ª Guerra)

(NOTA.- Este grito, que los voluntarios carlistas, daban al entrar en combate, no tenía otra misión -ni intención- que, en contra del Liberalismo -a la sazón “de moda” entre los “ilustrados” de la época- que decían y “ofrecían” una panacea, tan grande como su mentira: la “libertad”, y el ”paraíso” en la tierra- y ellos, oponían la certeza, la realidad, y el uso de la “viejas leyes” (En el País vasco el grito era: “¡ Jaingoaikoa, eta llegezarrak ! ” ¡ Dios y Ley vieja ! ) y el uso, y las costumbres ancestrales. A través de sus Fueros y Privilegios, que nadie había osado tocar, o, si lo hicieron sus antecesores, los Reyes Legítimos los devolvieron. (Caso de Cataluña, con D. Carlos VII).

 Porqué traemos, hoy, aquí, ese grito de rebeldía y de lucha, permítasenos, si leéis hasta el final, amigos lectores, exponer nuestras razones.

 Ezkarri azko!  Moltes gracies! Muchas gracias! )

“vivan las cadenas…” Hoy. (Con minúscula y, en “voz baja” decimos nosotros…)

Porqué, de aquella rebeldía, de aquélla entrega a la Tradición, hoy, con las “nuevas cadenas”, no queda nada. O casi nada…

Hoy, las “cadenas”, no son otra cosa que las “subvenciones”, pero no ya a unos fines, qué serían, hasta cierto punto, legítimos, y bienhechores del común de las gentes, o las sociedades. No hablamos de esas. Hablamos de las que se dan:

A los “medios de difusión” (periódicos, tv.s, radios etc.)

A los sindicatos (llamados “libres”, para mejor escarnio de la libertad, naturalmente…)

A ciertas “asociaciones” -no nos da la gana de ponerlo en mayúsculas- que, se pretende, y, desgraciadamente, se consigue, aunque no siempre afortunadamente, sean “independientes”. No nombraremos a ninguna, por no dejarnos a otras en el “tintero”, pero basta ver sus actuaciones y convocatorias, y quienes acuden a ellas -a ocupar el estrado desde donde dirigirse a las “masas” – para dos cosas:

1º Entender que esas “ilustres personas”, no están ahí de “balde”.

2º Que nunca antes, nunca antes, les había preocupado otra cosa que no fuera su bienestar personal. Sus devengos económicos, sus privilegios, y como denominador común, en  muchos de ellos, fueros. Y son, sus partidos poliíticos, los causantes, EN GRAN MEDIDA, SI NO EN TODA, de lo que, hoy mismo, estamos sufriendo -también hay quien disfruta, que los hay – con todo este maremágnum, de desconcierto social, y también desorden, e impunidades, desarreglos, falta de confianza, y hasta odio en algunos lugares, de unos contra otros, como está sucediendo en Cataluña, desde hace ya unos años. Y más con rotunda actualidad, desde no hace mucho tiempo, y que no es “flor de un día”. Pues se estuvo “incubando”, desde los tiempos del -hoy menos, o nada, “honorable J. Pujol”- y los que ha venido detrás, y esperan seguir con su ejemplo.

Pero, hablábamos de las “cadenas”…

ESTAS SON LAS CADENAS:

¿Porque que mejor manera hay, hoy en día, y ya desde esos principios, que las “subvenciones” para “encadenar” a quienes la reciben?

Esos “devengos económicos” que cobran, desde los Sindicatos (UGT, CCOO, y otros de menor cuantía, y en la “forma” que quienes las pagan -léase Gobierno Central o “autonómico” al uso, les hacen llegar, en forma de “Cursos de Formación” o cuando no DIRECTAMENTE,  para cualquier evento que necesiten crear ), hasta los partidos políticos -todos los del “arco parlamentario”- y a las que NUNCA, ninguno de ellos ha renunciado. Y de los privilegios de que se siguen lucrando, TODOS, y a los que no renuncian.

Podríamos decir cuantas, y casi casi, los importes que -al erario público- le cuestan. Pero seguramente se quedarían  muchas otras por nombrar, y no es el caso ahora entrar en ello. Solo, tan solo hacer publica nuestra opinión de que: como se utilizan y para que se utilizan. Y también de como, nosotros pensamos que deben acabarse. Y, con ellas, acabar con todo este entramado, de engaños y mentiras, que día sí, día también, nos cuentan aquellos : los “medios de difusión”, los sindicatos, los “creadores de opinión”, y toda esa raza de maleantes y mentirosos, unos por omisión, otros por complicidad culpable ante la Verdad, que no soporta el más mínimo control, sin un sonrojo en las buenas personas, y un más que justificado encono, de los que no son, o no somos tan “pacientes”.

Digamos, en primer lugar, como deberían ser la “ayudas”, por ejemplo, a la agricultura… Haciendo preguntas, que nadie va a responder, por supuesto.

Ahí va la primera…

Porqué, en vez de subvencionar a la producción, se subevnciona a la “superficie”?

Porqué, si, a mayor producción, menor costo al consumidor final -que es quién paga el producto- y, también así, de esta forma se incentiva, al agricultor, que ve, de esta manera, recompensado su trabajo, su esfuerzo, su dedicación, en vez de aquella otra, que solo beneficia a los grandes propietarios, que, la mayoría de las veces, ni siquiera “aparecen”, por sus propiedades?

Porqué, si se sabe que esto es de esta manera, no se corrige, y no solo a nivel nacional, sino a nivel europeo?

Pues por la sencilla razón de la “GLOBALIZACIÓN”. De ese sistema “global-mundial”, en el que, unos pocos, serán los dueños de todos los medios de producción, dejando a los demás -de cualquier país donde reina el sistema capitalista- como auténticos “siervos de la gleba”. Esa decir: una masa ingente de personas,  “desheredados de la tierra” a los que dándoles un “entretenimiento” pasajero, y un consumismo fácil, pero que les hipoteca, generación tras generación, mejor dicho les “encadena”, con estas “nuevas cadenas” de “facilidades”, con este “paraíso terrestre”, en el que nada importa más allá del “hoy mismo”, a seguir así -eso si: con una “sonrisa de hombre-feliz-bobo”, sin criterio, sin opinión, más allá de la que los otros ( a su vez “subvencionados” para hacer ese trabajo, y que ya hemos nombrado anteriormente) los “medios de difusión”, los “nuevos planes de enseñanza” y otros que todos sabemos. Es el sistema capitalista. Permitidnos un “apunte” sobre el sistema capitalista…

Es de Chesterton, donde habla del derecho a la propiedad, y el uso que debe hacerse de ella…

(“La propiedad cumple un fin social…”  Así debería ser, en el buen sentido, no solo de la palabra, sino de los hechos…)

“…la propiedad se parece al capitalismo, como la obra de un “hábil falsario” se parece a la autentica.

Ambas son, aparentemente, iguales. Difícil de distinguir una de otra… Con una diferencia sustancial: una de las dos es: FALSA…”

Así sucede con las “subvenciones a… (quién a ellos les conviene). Pues no se dedican a aliviar la carga económica de quien -honradamente- se la merece sino que se hace a cambio de un servicio o “trabajo”, que poco, o nada, tiene que ver con lo que podemos llamar -legítimamente- el “bien común”. Y, los que las reciben están encadenados, les guste o no, a quien se las proporciona. Y aquí se encuentran, los partidos políticos -todos los del “arco parlamentario”- los sindicatos más “representativos” (CCOO y UGT, los demás bastante tienen con sobrevivir) que no llegan ni al 10% de los trabajadores y de personas afiliadas, y que, además cobran por sus “servicios de asesoria”. Esas NO SON NUESTRAS CADENAS.

Las nuestras son:

La Honradez, la limpieza de carácter, el compromiso con la palabra dada, el respeto -incluso a los contrarios, o que no piensan como nosotros- y sobre todo, sobre todo, nuestra LEALTAD, a unos Principios, y a una Dinastía que, aunque proscrita, mantiene -y ha mantenido siempre- esos Principios de Respeto y Compromiso, a los pueblos que forman, desde los años pretéritos, esta nación de naciones, que se llama: España.

Desde ese punto, y desde hace ya casi 200 años, hacemos nuestro aquél grito: ¡VIVAN LAS CADENAS!.

Cuando esas cadenas, no son otra cosa que: un “amarre permanente”, a la verdadera LIBERTAD, a la HONRADEZ, y al BIEN COMÚN

Un saludo cordial

Oriamendi

La mediocridad…

Unos comentarios sobre:

 La mediocridad…

(Del diccionario de la Real Academia: Persona que no tiene capacidad para la actividad que realiza.)

y sobre la estupidez…

(Mismo lugar y sitio: Puede referirse a la torpeza notable en comprender las cosas, a la falta de entendimiento o inteligencia, o a la acción de consecuencias graves, o que denota falta de inteligencia o atención).

Cualquiera de las dos cosas se podría aplicar a nuestros gobernantes (autonómicos o nacionales) si buscásemos una “razón” a su “sinrazón”. Olvidando, claro está, la “caridad cristiana”y sin querer entrar en los inconfesables intereses, personales o de partido. (Y, de estos, llegaremos también a aquellos). Que a nada conduce, si no a otro enfado -más que justificado- o a la comisión, continuada, de un delito de “lesa patria”, en su conjunto y en sus personas. (Delito de lesa Patria, es: Alta traición, o conducta que causa estragos inmensos en la economía y en la moral de un pueblo). Y, a estas alturas, unos por una cosa, y los otros por otra -pero con el mismo fin en su origen y en su destino- lo están cometiendo.

Es vergonzoso, lo que esta ocurriendo en Cataluña. Por ambas partes.

Los nacionalistas-separatistas, no se ponen de acuerdo -y menos aún si se les “toca el bolsillo”- para llevar a cabo la “normalización de las cosas”, aunque sea únicamente, para contentar a su “clientela”. Entre las que hay, no poca, gente de “buena fe”que aún, a pesar de todo, confía en ellos.. (¿?). Mientras tanto se oyen voces -lamentablemente con “sordina ambiental” por parte de otros medios de difusión (bien pagados)- que avisan de lo que esta pasando, y de lo que va a llegar, y que no será otra cosa que la absoluta pérdida de la “condición vital y constante”, del autentico ser de un pueblo. En este caso el pueblo catalán, que por la cerrazón -y la incompetencia- de sus “lideres” (De quién? dice Ud), o los que así se llaman – a si mismos- de esa forma, están llevando a esta parte de España.

El resto, los de otras regiones, o pueblos, engañados por los medios de difusión, preincipalmente las Tvs. siguen creyendo que: el enemigo es el separatismo. (No en balde el partido en el gobierno, se “envuelve” en la Bandera nacional, la de TODOS, para “tapar” sin conseguirlo, entre otras cosas por su TAMAÑO, sus “vergüenzas”). Siendo que no es así.  Al menos no tanto como se dice en esos medios. Haciendo creer que, en Cataluña, andamos -poco más o menos- como en el “Lejano Oeste”. Siendo una ABSOLUTA MENTIRA. Y, con la colaboración de aquellos otros -los separatistas- van a conseguir eso que apuntamos más arriba: La desaparición de unas costumbres, de una cultura, que enriquece al conjunto de todos. O lo que es lo mismo: la muerte de un pueblo.

Y no será, solamente, “mediocridad”o “estupidez”, será: Una guerra soterrada, contra la razón de ser, de los habitantes de esa región. (Antiguo Reino, Principado, o Señorío) avalada por otros intereses de un tamaño mucho mayor de quienes la promueven. A quienes -interesadamente- sirven. (El caso de las ultimas elecciones, en Italia, nos muestra -sin ninguna duda razonable- como ese Ideal de una Europa común, pero diferenciada en sus costumbres y culturas, rica en su variedad, y en sus diferentes formas de entender -sin que esto sea necesariamente, un factor de desestabilización- no es respetada por las oligarquías de cualquiera de las naciones que la componen. Y todo ello es por lo que antecede…

Un hombre sabio, a finales del siglo XIX, cuando ya se perfilaba el “sistema socialista”, y, por el contrario también el Liberalismo -que iniciaron los “ilustrados” de la Revolución francesa, entre otros y en sus distintas formas- escribió:

“Mas respeto para los hombres capaces, y ¡ abajo todos los partidos!”

(F. Niesztche: “ La gaya Ciencia”)

Pero los hombres capaces, hoy día, no están entre los políticos -menos aún en esta España nuestra- que no necesitan para vivir dignamente, todo ese “aparato gubernamental” nacional o supranacional. Y, así tenemos instalados en los puestos del Poder, no a los más capaces (¿alguien se ha preocupado de ver, o preguntar, o leer, si es que se la ha dado oportunidad, alguno de esos “curriculums” que debieran ser de domino público, de nuestros gobernantes?), sino a los fieles servidores -y cuanto mas serviles mejor- de un “sistema”caducado en su formas, y más aún en sus contenidos.

No es esto, amigo lector, una “loa” a la mediocridad interesada, ni a su resultante la estupidez. Será, si así lo queréis, un “a modo de… disculpa” para no usar de la Legitima Ira, que mueve, en ocasiones, acciones que no son propias de un ser humano, (ni aún en estado de “ira”) sino un  comentario de algo que muchos piensan -pensamos- que está sucediendo, y a lo que, entre todos, deberíamos poner coto y remedio.

Atentamente

Sulpicio Motilla Olmo

(Director)

La que avecina… (o más de lo mismo…)

La que avecina… (o más de lo mismo…)

(un apunte “a futuro…”)

Resulta, según todos los indicios, que, el partido en el gobierno -ya saben de cual hablamos- tiene “los días contados”, o eso parece, si hacemos caso del “ambiente” que, a nivel personal y popular (NOTA.- Que gracioso verdad que todos jueguen a no querer el “populismo” y todos desean contar con el pueblo, a priori claro, luego, y desde luego NO) se palpa en las conversaciones, más o menos serias, de la gente decente.

Y si esto es así, luego después qué?

Veamos “como está el patio”…

PSOE, uno de los dos que resultarían más perjudicados, junto con el PP, no están por la labor de cambiar nada de la “Ley Electoral”, por la misma razón que este -el PP- tampoco lo está. Y así van -con eso que está tan “de moda” de “marear la perdiz”- a verlas venir. Y aquél “guerrero, luchador de la igualdad”, que se llama Pedro Sanchez, está casi “desaparecido”, y cuanto menos hable mejor. O al menos eso es lo que parece, y ahora, con la “moda de la “igualdad de genero” (contra la que no tenemos nada en cuanto a si misma), su “papel de comunicador” lo hacen dos señoras. (Nada que decir sobre esto. Ellos, y ellas, sabrán a quién obedecen). No conviene “quemarse” demasiado pronto. O como decía mi buen padre: “no quemar la pólvora en salvas…” Eso que lo haga Rajoy, que para eso es el “caudillo” de sus huestes…

Al otro lado del patio, pero también “a la derecha”, está el Sr. Ribera. Llamado a ser quien ocupe, si todo va bien, el puesto del ahora presidente del gobierno. Y quien piense que no es asi, y que no son esas las intenciones del tal sr., que se lo haga mirar…

En lado “izquierdo”, los irreductibles (?) de “PODEMOS”. Que, para “poder” alcanzar el “ídem”, necesitan de aquellos “ciudadanos” que, desde el “otro lado”, les harán posible -si llegan a un acuerdo suficientemente satisfactorio par ambos- esa, ya vieja, ilusión de gobernar, aunque sea de forma “simbólica” -ahora que también se está poniendo de moda ese aforismo- y así, terminando con la corrupción, fraglante del partido en el poder, mejorar el “status” de todos los pueblos de las Españas. Que no es poca tarea.

Necesario para ello es pues, cambiar la “Ley electoral”, cosa que no convence, dada la pérdida anunciada en los “medios de difusión”, si se llegan a hacer elecciones, antes de que acabe la presente legislatura, a los otros dos “ya viejos partidos”. Por esa misma razón. Y en eso andan estos días de conversaciones, encuentros “al más alto nivel” ( es decir de “segundos con segundos”, pues tampoco ha de dar la sensación, al “gran público” de que les corre prisa a ambos)…

Y eso dirán uds, amigos lectores, que tiene que ver con “la que se avecina…”?  Pues, es muy sencillo: habla alguno de ellos de modificar la “constitución” que no hace mucho era un tema urgentísimo, y de honda raíz, y absolutamente necesaria para solucionar los problemas que, por ejemplo en Cataluña, se están viviendo a todos los niveles? Ah! pero no, ya no. Pues los “factotums” del independentismo, ya no están por la labor. Al menos no con tanta prisa como antaño (y si no que le pregunten al “sacrificado” Sr. Puigdemont), y si por salir de la cárcel los que en ella están, y temen -porque así es- perder su oportunidad de estar en el Parlament de Cataluña, perdiendo también, el cúmulo de prebendas y otras “pequeñas cosas” que conlleva ese estado…. Eso es, harina de otro costal.

Volvamos al futuro…

Si esa “pareja de hecho”, porque así será si llegan a un “acuerdo”, los de Cs. y los que “pueden”, se van a ocupar de todo esto? Uds creen eso de buena fe?

Uds creen que van a cambiar el sistema que les habrá permitido llegar a ese fin -de momento, y al parecer- “ultimo” de “arreglar las cosas para la mayoría de los españoles?

Por definición, el “futuro”, siempre es lo que ESTA POR LLEGAR. Así, ese ideal, por su propia definición, siempre “esta por llegar…” Y haciendo bueno nuestro encabezamiento, eso será, o podría ser: “La que se avecina…”

Pues, a poco que uno se preocupe de “mirar hacía adelante”, con los ojos de ahora, se ve, perfectamente, quien sucederá -o aspira a suceder- a quien. Cs. al PP de Rajoy, que “tocado” como está, pasará a ser “comparsa” desde la oposición. Y los de “Podemos” al PSOE, que vendrá a ser lo mismo al otro lado del hemiciclo. De ahí la “valentía” de los de Cs. con su jefe a la cabeza, recordando que “no se han cumplido los acuerdos que se firmaron…”, etc. etc. y que están soportando -con una sonrisa de quien se ve ganador- los improperios y los adjetivos que sus, antiguos ahora, compañeros les prodigan.

Los otros, lo que dicen que “pueden”, harán lo que sea para recuperar ese “espacio de la izquierda”, que el PSOE ha abandonado, eso si, les “tenderán una mano” a los “pródigos que se quieran pasar a sus filas, como aquellos que no “les guardan rencor…”

¿Y esyo que tiene que ver con el “Más de lo mismo…” del principio?

Es sencillo amigo lector: Mientras no se reforme el actual sistema -incluida esa “sacrosanta constitución”- NADA CAMBIARÁ. NADA! Ya se le pueden dar vueltas a la cosa, y, si estos -los que se “avecinan”- hacen algún “cambio”, bien será y tomen nota de la fecha de hoy: Febrero de 2018, del siglo XXI, y será como en aquella, muy buena película (“El gatopardo…”)

“…cambiarlo todo, para que nada cambie.”

esto también lo dijo D. Carlos – Hugo, en una reunión con carlistas, aquí, en el lugar donde se escribe, quien lo hace, estas páginas.

Eso es lo que se avecina, si antes, y si así veremos que, no se ponen las cosas peor, y, los jubilados por ejemplo, siguen “disfrutando” de sus “opíparas” pensiones. Los eventuales sus “magnificas condiciones laborales”, los médicos con sus recortes, los estudiantes con su “inmejorable futuro”, y, en fin, en este “Estado del Bienestar” que, entre todos, estamos fabricando, para unos POCOS…

Paciencia, si la hay, quien la tenga, para verlo venir….

Un saludo cordial (no esperanzado) de quien les habla.

El archivero del Oriamendi

 

Groucho Marx

El Sr. Groucho Marx

Suya es esta frase: “La casa se quema… Más madera!”

Ahora , ya no tanto, pues que “avispados discípulos”, los del gobierno del PP, la han hecho suya, en ese afán -descomunal- de “distraer la atención”, que otra cosa no es lo que pretenden, de su absoluta corrupción, y la forma de “taparla” -que ya no hay manera de que eso suceda- con todos los medios que se les ocurren, e imaginan, aunque sea a costa de lo que debería, ser intocable, y que se llama “la Paz social”.

Y es que, a lo que parece, para este gobierno todo le sirve, menos preocuparse por otras cosas más urgentes. (Si nos olvidamos, claro está, que lo urgentísimo, para ellos, es “Tapar” -cosa ya imposible- sus “desvergüenzas”, que sonrojarían al mas caradura de los caraduras…). Y así se han sacado de la manga, o sabe Dios de que rincón de sus calenturientos cerebros, ese absurdo tema de la cuestión lingüística. Cuando está de mostrado que los escolares en Cataluña cometen menos faltas de ortografía que en muchas otras comunidades españolas. Pero ¡ay dolor! ¿de que nos vamos  a valer para que no se hable, tanto, de la Gurtel, de los robos del PSOE andaluz, y de otras tantas “maravillas” de la administración del partido del gobierno, y sus “colegas”?

(NOTA.- Y al decir colegas, nos referimos a ese “verdadero ejército de “asesores” que pululan por los despachos de los gobiernos regionales, locales y comarcales. Recuerden uds, que: el Sr. Framcisco Camps, es uno de los que se benefician de su “asesoría” al gobierno de Valencia). Con un asesor así, por ejemplo, no hay miedo de que te “pillen”, a no ser, ¡ay dolor! -otra vez- de que se le “vaya la pinza”, y por no ser el “chivo expiatorio”, le de por “cantar”, o como esos otros “luchadores” que hay en Cataluña, se “acomoden” a cumplir la “Legalidad vigente” en aras, eso si, de esa “paz social” que tampoco ellos tuvieron en cuenta, a la hora de hacer, y de “tomar el pelo” -pues que eso fue lo que hicieron con sus “bases”, cuando han venido “mal dadas”…

La casa se quema…, más madera!

Y así, con el cuento de apagar ese “fuego -que algunos calificarán de este modo: “purificador”, pues nos “vamos de rositas”, y si mucho me apuráis, hasta podemos volver a ser elegidos. Siempre que, ya veremos como, les demos la “vuelta” a las encuestas. (Léase la pagina de las “cadenas”, amigo lector…).

Y así seguiremos hasta que, de una vez por todas, le “demos la vuelta” a un sistema que, basado solamente en la mentira, en la tergiversación de las cosas, y en las trampas del lenguaje. Es decir cambiando el sentido de las palabras o vaciándolas de contenido, que viene a ser lo mismo, o con idéntico resultado, las buenas gentes, las honradas, sea cual sea su forma de pensar, no nos planteemos, muy seriamente, dejar de ser “números” cada cuatro años, o cuando se les ocurra convocarnos a unas “elecciones”, en las que, siempre los mismos, con otras caras y otros nombres, pero siempre los mismos,  o sus “herederos”, sigan manteniendo este sistema oligárquico y depravado para, según ellos, seguir siendo “modernos” y “demócratas”. O lo que es lo mismo “comparsas” y “felices ciudadanos” donde los haya. Naturalmente.

“La casa se quema…, ¡Más madera!”