De: las “modas”, las “olas”, el “vaivén” de las cosas, y las “reglas del juego…”

Es curioso como, las cosas que necesitan del “común” de las gentes, para poder ser: “las modas, en el “mercado”, la “olas en la mar” y el “vaivén” de todo, para que nada cambie (al menos en “esencia”). Precisan de una actividad llamada “publicidad”. Que ya no es la labor del “pregonero” -aquella figura entrañable de los pueblos, que decía las novedades del día, y, de esta manera, “avisaba” a los vecinos de aquello que les podía interesar- (En algunos se ha “actualizado” con la “megafonía”. En las grandes ciudades, y en las que no son, ahora es la “TV”, quien se encarga, ya no de avisar de lo que es interesante, si no de “apabullar” con aquello, que, a otros, les interesa -callando, al mismo tiempo, demasiado a menudo- lo que es, o puede ser, del interés general…)

Así, las “modas”, no se quedan solamente, en el “mejor parecer” de tal o cual modisto. O de las cosas que, aun sin ellas, se puede “pasar”, y, además, seguramente bien. Y hay que hacer “los cambios”, para que nada cambie…

Estamos “en puertas de un posible cambio de gobierno…”. Ahora, la “moda” son esos del Cs. (Jovencitos ellos, modernos, o “`post-modernos”. Que, tras de ser el “sostén” de lo que -parece quieren-se marche, ahora tratan de “imponer su ley” (como mas que claros oportunistas –y lo dijimos en paginas anteriores) a los que, dicen, desean cambiar las cosas… es la “moda”. Porqué, una “modelo”, en su trabajo -digno por supuesto, como cualquier otro- “cambia de traje, o de peinado, o de “look”, según sea lo que tiene que mostrar… Pero siempre es la misma persona. Y lo que cambia es, únicamente, el “aspecto exterior”. (Eso es lo que ocurre con estos -cuyos ex amigos- ahora llaman “inexpertos”. Dado que no son otra cosa, que su “segunda generación”. O sea: la modelo que se ha “cambiado de traje”). Esa es la “moda” que se avecina, si no tenemos, entre todos, el suficiente aplomo, para no dejarnos llevar de ella.

¿Es que, acaso, los demás son mejores?

No he dicho yo eso.

Permítaseme, recordar aquí unas letras de un conocido, y famoso, cantautor, cuando decía en una de sus canciones:

“Quien pone reglas la juego, se engaña si dice que es jugador.

lo que le importa es que sepan: que nunca jugó…”

y así, si todos juegan con las mismas reglas, alguien me puede decir ¿Cómo se puede cambiar algo, sin cambiar -previamente-las “reglas del juego”? No parece muy posible ¿verdad?

Las olas…

Sabido es que, las olas, no son sino una “alteración mas o menos violenta, o con fuerza, de la superficie de la mar, por “efecto del viento”. Y que “vienen y van” según sea aquel. Y, así según de donde “sople”, van en una, u otra, dirección…

Ahora “soplan aires” de un posible cambio… (Mas que nunca necesario, desde hace ya más de… uf, ya no se cuantos años) Para que todo cambie, sin que “nada cambie”? O, realmente, para cambiar, digo yo, la “forma de manejar el barco, este de todos…” que se llama “España”?

En la mar, hay dos formas de obrar, según vengan los vientos: “Capear el temporal…” o “correr el temporal…”

Para esto segundo, hace falta tener, o saber, o esperar, que haya “…mucha agua por la proa…” o se corre el riesgo de embarrancar la nave.

Para lo primero, hace falta: aplomo, serenidad, conocer bien lo que se lleva “entre las manos”. Ayudarse con “anclas de capa”, y saber lo que es importante. Y, sobre todo no tener prisa. Pues el viento amaina, y llega, otra vez, la calma…

Esa “calma necesaria” sobre todo, para el pasaje, y para tener una “navegación tranquila…” Y, para una sociedad, la que le es necesaria, en los ánimos, y en los “estadios anímicos” de sus componentes, que les permite, a su vez, desarrollar sus ideas, sus vidas, sus proyectos, en un “clima” de paz y de confianza, que, de otra manera, es imposible realizar.

El vaiven…

Ahora, cree quien esto escribe, que: lo adecuado sería: no correr con el tiempo -o con el temporal que se avecina- “todo lo que se va… vuelve” y si ahora, por querer que se vayan los que se han de ir, ¡faltaría mas! “tenemos prisa” para que todo vuelva a esa “calma necesaria”, volverán también ellos, cambiados de traje –igual que la modelo- y se “pondrán de moda”, a la mas mínima ocasión. Y volveremos a estar igual -o peor- que antes de hacer el cambio. Si no cambiamos -antes- las “reglas del juego”.

Las reglas del juego…

Cuando algunos de ellos-los jugadores-, o los que quieran, y tienen derecho de que así sea, pretendan cambiar esas reglas, ENTONCES, y solo ENTONCES, se podría decir que es un “juego limpio”. Pero si, mientas tanto, eso no se haga, los mejores, estarán SIEMPRE FUERA. Y se podrá hablar, decir, MENTIR, y CALLAR, sobre los verdaderos motivos que les llevan a ese “cambio”. Siempre fueron los “burgueses” (ergo capitalistas) los que hicieron “cambiar las cosas…” Pero ¿cambiaron realmente? NO para todos. Si para ellos. Quitaron a aquellos que eran, con todas su diferencias, el “sostén” de la esperanza de los más débiles, y ocuparon sus puestos… ¿cambió algo para los demás? Repasen, amigos, la Historia.

Si, hace falta un cambio. ¡Pues claro que si!. Pero no una “moda”, no un “ir y venir” otra vez de lo mismo. No un “cambio de traje”, más o menos “holgado y llamativo”. Hace falta falta, un “volver” a RECONOCER, a cada uno, a cada pueblo, LLEVE EL TRAJE QUE LLEVE. Sople, el viento, de donde sople. En lo que es. Y en SUS DERECHOS, dentro de lo que le es propio. Y para eso no basta una intención. HACE FALTA UN COMPROMISO. Eso es lo que deberían exigir a esas personas que pretenden ser los que lleven a cabo ese cambio….

De otra manera, si no vamos a mejorar -o al menos intentarlo- créanme, ya estamos bien así.

Un saludo carlista, y cordial

 

Sulpicio Motilla Olmo. Director.

De los oportunismos y las oportunidades…

(De la Real Academia de la Lengua: El sustantivo oportunismo encierra un carácter peyorativo, tal como indica el Diccionario académico, por lo que se aconseja no emplearlo para indicar la capacidad que se tiene para aprovechar la oportunidad.

Este término se usa principalmente en el ámbito político y significa ‘actitud que consiste en aprovechar al máximo las circunstancias para obtener el mayor beneficio posible, sin tener en cuenta principios ni convicciones’).

¿A ver si adivinan de quien estamos hablando?

Exactamente!. No ya de los oportunistas que hablan del “chalet de tal o de cual, ”olvidando”-muy seriamente- el propio, sino de todo el “arco parlamentario”, pero más, si cabe, de esos “jovencitos” llamados “ciudadanos” que olvidan ¡Oh fragilidad de la memoria! todo aquello que les conviene olvidar según la “oportunidad del momento”. Hijos de un Liberalismo de “nuevo cuño”, si es que esa aberración puede tener algo diferente a lo que es un “blanqueo de fachada”.( Este término se usa principalmente en el ámbito político y significa ‘actitud que consiste en aprovechar al máximo las circunstancias para obtener el mayor beneficio posible, sin tener en cuenta principios ni convicciones). Porqué, alguno de uds. les ha visto enunciar un programa político referente a algo concreto, en alguno de los aspectos sociales que importan -y sufren- los españolitos de “a pie”(y debería decir: sufrimos. Perdón, por la parte que me toca…).Yo, no.

Pero como hablamos de “oportunistas”, dejaremos lo decente, que aún queda, pese a que hay que ir a buscarlo -tal vez- a las “catacumbas”, o al “circo”, que decía Vázquez de Mella. Pues sigamos con lo expuesto…

Y no es que cualquier español, o ser humano, sea de donde sea, no tenga derecho a “vivir cuanto mejor, mejor…” pero, no parece que sean los “opositores políticos” -menos aún Cs. y PP- los más adecuados para “hacer leña” de este asunto. Y acaso ninguno otro tampoco. Pues si esta “parejita” han obtenido un crédito, de cualquier entidad bancaria, y lo han avalado con su sueldo de político, es su solo problema. Pues los “amigos” del PP, no solo tienen su sueldo, y el del partido, sino que ADEMÁS,  ¡ HAN ESTAFADO, Y ESQUILMADO AL ERARIO PÚBLICO ! Y, eso es mucho pero aún. Y no hablemos de las “preferentes”, y del “rescate bancario”, y “olvidemos” que “…no hay dinero para las pensiones…” etc. etc. etc. (Ni del “despacho” que Cs. tiene en la Castellana, en Madrid) ni del “desfalco” que hizo la UGT, de Redondo, a sus afiliados, aquellos de los tres millones por cabeza, para unas viviendas, que NUNCA se hicieron…

Pero no estamos defendiendo a nadie…

“La mujer del César, no solo tiene que serlo, sino, además, parecerlo…” Se decía ya en la antigua Roma.  Pero, claro, eso era “el pasado”, y estamos en el mundo moderno.. (O “post-moderno”? pues al paso que vamos, ya le hemos “dado la vuelta” como unas treinta veces… más o menos. Y ahora, a lo que se ve, volvemos a estar DETRÁS). Solo en los actos, que no en el tiempo, naturalmente.

Y digámoslo claro y alto: Mientras que la honradez solo se “les suponga”, en vez de que esté acrisolada en una trayectoria personal, y pública si necesario fuera -y demostrable, añado yo- pues de nada va servir, si no es como “aviso”, a tirios y troyanos, de que: o mejoran sus métodos de engañar al personal, o, lo que sería preferible, si es que pueden, se vuelven honrados. ( Y, eso, permítanme, que, en este sistema de gobierno que tenemos, NO LO VEO POSIBLE). Y en esta “sin-par” “demoniocrácia” que todos se afanan por conservar, menos aún!!!

¡Hay que cambiar el sistema! Empezando por la “Ley elctoral”. Siguiendo por ese burdo, e inútil, “tocho” llamado “Constitución” (Y van….). Reconociendo de verdad, LA DIVERSIDAD de los pueblos de España, sus Fueros y libertades, sus costumbres. Ese “ser iguales” aun sin serlo, más que en las obligaciones y los Derechos. Y, entre todos, TODOS JUNTOS UNIDOS, llevar adelante, este sueños de todos que se llama: España. O como decimos los carlistas: Las Españas.

Sembremos, de nuevo, con nuestro ejemplo, LA HONRADEZ. El valor de la PALABRA, del COMPROMISO, del RESPETO, a quien no piensa como nosotros, pero que consecuente con su Ideal, es honrado y lo defiende noblemente. Dicho 3en una palabra, dos: SEAMOS ¡HOMBRES Y MUJERES DECENTES!

Es mucho pedir eso?

Atentamente

Papini

(administrador de Oriamendi)

 

“El fuego amigo…”

(Carta abierta a Cristina Cifuentes…)

Muy Sra. Mía,

Sin compartir con Ud.-pues no los hemos compartido nunca- algunos de los postulados de su partido (PP), si debemos manifestarle, y tampoco en pos de un agradecimiento que no buscamos, ni necesitamos, nuestro absoluto malestar, nuestra profunda indignación, por lo que ha sido el SOEZ, RASTRERO, y mas que VULGAR comportamiento, hacia ud.,de parte de los “amigos” que, guardando fichas e imágenes que la misma Ley ordena destruir, y que por intereses “rivales” de ambiciones ocultas e INNOMBRABLES, en “personas de bien”, les han servido para apartarla de su cargo público, cuando -esos mismos ”amigos”- la abrazaban y sonreían… (Mientras a sus espaldas, y con la colaboración de otros, no tenemos duda alguna, le “cavaban su tumba política”).

Así, en esto, algunos de esos “compañeros” -y de los otros, no lo olvidemos – han “dado la talla”, más bien poca (por  no decir negativa) de lo que son, no ya solo como políticos, si no como hombres, y mujeres, que a ello de se dedican. Arreglados vamos con semejantes ejemplos, y acciones. Arreglada va esta España nuestra, y de todos, con semejante “ralea”.

A nosotros, nos enseñaron a: “..odiar al delito, y compadecer al delincuente…”Pero cuando los delincuentes son los que “hacen las leyes…”, y ADEMAS, se las “saltan” según les convenga, entonces, ni hay Leyes, ni existe delito alguno, ni orden, ni “paz social”, ni -y esto es lo que más me duele- un lugar, en el mundo para el HONOR. Sea cual sea el “Credo político” que cada uno profese, libremente. Eso es aun peor que la pérdida -merecida, o no- de un “cargo público”. Eso es mucho peor.

¿Les ha importado, a esos “pirómanos amigos”, ud.? Su familia? Sus hijos? Su vida -que le deseamos larga- el “lastre”, que han puesto sobre sus hombros? Sobre su vida? Su “día a día”?.

Es razonable, que, los que no somos Ud., creamos -muy seriamente- que han sido desde ese “fuego amigo”, muy “oportuno” a todas luces, para (salvar qué?) un tiempo, en que lo insalvable, llena las páginas de los periódicos y los noticiarios… Pero no es esa nuestra preocupación -no la nuestra- la nuestra, es el DAÑO que se hace a inocentes. (Sus hijos, su familia…)Hace tiempo que en España, la HONRADEZ, ha desaparecido del “affaire publique”. Que los oportunistas -de todo pelaje- campan a sus anchas… y que los encargados de velar por el Orden Público, obedecen ordenes de quien, tal vez, y digo tal vez, serían los primeros que debieran estar entre rejas…

Pero ud., confiada mujer -y no por ser mujer, si no por ser una persona -en sus “compañeros. “Cómplices” suyos en errores, antes cometidos, con ellos, y acaso para ellos, ahora, la dejan “colgada”. Pero no solo eso, sino arrojada al escarnio público. Y le dan la espalda -porque decir que la han dado un “patada en el trasero”, no es muy decente, si hablamos de respeto- y la privan de aquellos apoyos, y eso ¿Qué puede importar ya? Pero si de aquellos “sinceros parabienes”, y besos –que eran, y son, tarde se ha dado cuenta Ud., besos de Judas – y sonrisas…

Muy Sra. mía.

No es deseo nuestro, aumentar el “estéril coro de plañideras” que ahora -alguna sincera habrá- que, en los días que sigan al de hoy, la van a acompañar. No es ese el motivo de esta “carta abierta”. Es, únicamente, que sepa Ud., y quien la quiera leer, que aquí, en esta España -muchas veces callada, muchas veces sufrida, otras “apaleada” por ese “fuego amigo”-que se decía, y dice cuando le conviene con ese nombre- que a Ud. misma la ha hecho victima propiciatoria, aquí, en esta España, de todos, -también de esos que la quieren hundir- aquí, hay un puñado de hombres, y mujeres, que creen en el HONOR, y el RESPETO, y que, por adversos que lleguen los vientos, no arriaran sus velas, sus banderas, sus COMPROMISOS, por defender aquello que es de todos: LA VERDAD, LA LEGITIMIDAD,Y EL HONOR de todos los seres humanos, hombre y mujeres.

Tenga Ud. un buen día

ASOCIACIÓN ORIAMENDI

En la Sagrada Montaña de Montejurra a 6 de Mayo de 2018.

El jardín de todos…

(NOTA.- Cumple, a quién esto firma, hacer mención a una reunión tenida hace ya tiempo, en la Villa de Madrid, con S.M. D. Carlos Javier, y con personas de las distintas sensibilidades de entender la Doctrina Carlista, que además de ser un Ideal -que lo es- es también una “Doctrina Política”. Con la sola intención de traer aquí, y también de abrir y aclarar, que: la diversidad de opiniones, y aún de la forma de hacer, y proceder, no es -necesariamente- una disputa, ni tan siquiera debe ser un motivo de enfado, si las cosas se entienden, primero: por el fin que se pretende alcanzar. Y segundo, porque: en la forma de hacerlo, se verá si es o no, eficaz, con la cercanía, o la obtención de aquel fin pretendido). Y así…

El ejemplo que S.M., dijo sobre “el trabajo del jardinero” -en una similitud o semblanza- con la que corresponde a quién detenta la “Legítima Autoridad”  en una organización -más si cabe, o TOTAL, en quién es la “cúspide” de la “pirámide social”, es decir, la de TODOS-  se parece a ese digno trabajo…

En un jardín, no solamente hay un tipo de plantas, las hay de muchas especies, flores arbustos, árboles, césped de diferentes clases, e incluso, estanques, y pequeños, o grandes, “espacios acuáticos”. Es decir: todas aquellas cosas que, la Creación, ha dado a los hombres… eso a la vista. Pues también hay otras cosas (minas, acuíferos, etc, que no estando, son absolutamente necesarios…) Ese ejemplo nos pareció, en su momento, muy clarificador. Si cayó, como la parábola del sembrador, en “buena tierra”, será cuestión de todos y cada uno de nosotros. (Entendiendo por: nosotros, no solamente a los que nos pensamos carlistas, si no a todas aquellas personas, que, aún no siéndolo, si comparten la inquietd de todos,  en corregir los errores del pasado -para no repetirlos- y en los que no los conocen , por razones de edad, o de educación  (y de esto hablaremos otro día), los ignoran, para que aprendan, que: el interés general, está por encima de los intereses de grupo, o personales.

Y, nosotros, los carlistas, que tenemos, más que demostrada esa faceta de entrega -pero que no es solamente nuestra, aunque, la nuestra, tenga, en la “memoria colectiva”, una llamémosle: “aura” de héroes (en Francia a estas mismas personas les llaman: “gigantes”)- reconozcamos también, en quién: en aras de un “Ideal colectivo” se entregó a él, con todas sus consecuencias… Esa es la Historia, aunque, algunos, pretendan cambiarla, o usarla, mediante la manipulación interesada, soez y partidista, de ella misma…

Estamos en el siglo XXI. Hagamos, como si, de verdad, estuviéramos en él.

 

Y es notorio, que no novedad, que las cosas se han de ir transformando, en el hacer, en lo cotidiano, al tiempo que nos toca vivir. Y así, la Tradición, no será, como algunos pretenden, una repeticón de lo mismo. (Eso sería lo mismo que volver a repetir los mismos errores, como ya hemos dicho más arriba…) la Tradición es, un Compromiso de mejorar, con nuestra aportación, aquello que hemos recibido de nuestros ancestros, y que hemos de transmitir a las generaciones venideras.  Lo que, en buena forma, deberán hacer con las que le siguen. (NOTA.- Hay personas que a eso le llaman “progreso”. Y hay muchas otras, que utilizan esa palabra, para intereses, más que oscuros, que no vamos -no ahora- a comentar aquí…). De ahí la “labor del jardinero…” que, D. Carlos Javier, usara en aquella reunión y que nos sirve para este comentario de hoy.

Así, sin ser “jueces” de nadie, pues no nos corresponde esa tarea. Y siguiendo las enseñanzas que hemos aprendido -o debiéramos haber hecho- seamos consecuentes con ellas. Y, si entre ellas, recordamos una frase: “…por sus hecho los conoceréis…”, no pretendamos, por lo menos no en “primera instancia”, que sea nuestra voluntad -o nuestro “genio”- quien se imponga a los demás, por el simple hecho de “pensar diferente”. (El jardinero, deja crecer la planta…, y ubica, y coloca, cada una en el espacio que mejor sirve a la totalidad del conjunto. Y cada una, merced, a ese cuidado, crece, y, si su crecimiento es perjudicial, entonces como “buen cuidador” la aparta… (Parábola del trigo y la cizaña…). De esta manera…

Y así entendemos que lo quiso decir S.M. en Madrid, erraríamos – mucho y mucho es MUCHO– si solo atendiéramos a aquello que  nos gusta, y “apartáramos” de nosotros, quiero decir del “ cuerpo social”, a todos aquellos que, por otros caminos, distintos, pero no opuestos., pretenden -con la mejor voluntad- llegar al mismo fin.

Por ejemplo en las creencias religiosas…

Un evangelista, pongo al caso, un “ateo” -el “ateo total” no existe, nunca ha existido- o cualquiera de las “ramas” del cristianismo, coptos, ortodoxos etc., no por su “no creer”, o por su “especial forma de ritual”, debe ser “apartado del “debate público”, si esto hacemos, o “juzgamos”, nos olvidamos -demasiadas veces muy interesadamente– que: Cada persona tiene, en si, y desde su creación, un valor indiscutible, llamado: LIBERTAD. Y, en su relación con los demás seres humanos, serán sus hechos, los que dirán si, esa persona, es digna -o no- del cargo que, en la sociedad, ocupa. O para el que ha sido elegido -libremente también- por sus conciudadanos. No podemos, por esta misma razón –y en todo caso, esta es mi opinión- apartarlo del conjunto de personas. O, lo que es peor, “anatemizarlo” por esa misma diferencia que lo hace distinto de nosotros. Porque no lo es. Lo que no significa, EN ABSOLUTO, que debamos, nosotros, someternos a sus dictados. ¡La regla es PARA TODOS, y CADA UNO!

Hartos ejemplos tenemos en nuestra Historia carlista, de muchos errores cometidos, por esta razón. Y, muchos “cismas”, hemos sufrido y soportado (véanse si no las habidas en el siglo XIX, y aun algunas en el pasado XX, entre “integristas”, legitimistas “puros”, y otros carlistas. Que olvidando el fin común, que se perseguía, se enfrascaron en una serie de “luchas internas”. Y así nos fue). Ese no el oficio del buen jardinero.  Ese es el mensaje que S.M.D. Carlos Javier transmitió a los allí presentes. Ese es el que, espera, hayamos entendido, y, por el bien de todos, pongamos en práctica.

No juzguemos, sino por los actos…

Seamos capaces de hablar. (“Parlem…” han dicho en Cataluña, gentes de muy buena fe, y buen talante, conscientes de esa necesidad de comunicación. Alguien de esos “demócratas” del Gobierno, les ha hecho caso? NADIE. Antes han sido utilizados, muy conscientemente y con ALEVOSIA,  para ocultar,  su “vergüenza” -carecen de ella- y aún siguen mintiendo con total desfachatez-) No es ese nuestro mensaje, desde que hace ya casi 200 años. Nos empeñamos: en que sea el “Gobierno de los mejores”, y en ellos, el los que por su LEGITIMDAD demostrada, les corresponde. Y, sin abandonar -en forma alguna- nuestra personal forma de entender, seamos también capaces de OIR, ESCUCHAR, CALIBRAR, y si fuera posible -y ha de ser posible- a, aquellos que sin pensar como nosotros, entienden, y procuran, que “el bien común” sea lo mas importante, para todos los miembros de esta sociedad en la que estamos TODOS.

Y, si mas no, este es el deseo de quién, hoy, firma esta página.

 

de todos Uds., atentamente

 

Sulpicio Motilla Olmo

Director

Los -cada vez menos- “Honorables presidentes…”

Sin atendiéramos, y nos creyéramos, la “de Murphy”, sería cosa de (dos cosas) echarnos a temblar, o, lo que seria deseable, empezar a ponerles remedio. Pues aún queda tiempo.

El “nuevo flamante President” de la Generalitat de Cataluña, ni siquiera se sonroja, cuando los medios de difusión, le “traen a la memoria” las “lindezas” que dedicó -cuando solo era un “numero mas” en su partido- al resto de españoles, viviéramos donde viviéramos. Ya se ha “quitado la careta” -si es que alguna vez la usó- de cual es su particular entender, de lo que es la “Patria”. Y así, con el voto a favor de UN SOLO, diputado, se cree lo suficientemente respaldado para hacer de Cataluña una “republica independiente”. (Cosa que ni Maciá se atrevió en los aciagos días de la 2ª Republica). O, al menos de eso presume, en los medios de difusión.

Este “sr” Torrà, que no es otra cosa – y no es solo mi opinión, y ¿si lo fuera qué?- que un “HOMBRE DE PAJA…”, un “iluminado” -dicho con el respeto que el no tiene para sus conciudadanos- que solo está, esperemos que no mucho tiempo, para entorpecer, si es que lo había, un camino que, desde la sensatez, y el verdadero “amor a la Patria” -la pequeña y la grande- de todos, exige el momento actual. Por el bien de todos. De los que piensan igual, y de los demás que no tienen porqué. Pero ¡Ay! de aquellas lluvias estos lodos… y así nos va a todos. Los que vivimos en Cataluña, y los que no. (Estos, los que han estado aquí, y tienen amigos, y familia aquí, que no entienden, -nosotros tampoco- donde se ha ido a parar el “seny” catalán. Ese “genio emprendedor” que ha hecho a lo largo del tiempo, que sea Cataluña, una de las principales regiones de España, en desarrollo, e innovación, en muchísimos aspectos… ¿Que está pasando con Cataluña? Preguntan…) Y nosotros, que hemos hablado -desde el principio- del “Dialogo necesario” para solucionar las cosas. Las diferentes formas de entender lo mismo. Y que por encima de todos los partidos, esta el “Bien Común”, y el respeto a las diferencias. Y el enriquecimiento mutuo que da la diferencia. Nosotros que hemos criticado, y criticamos, las acciones, y perversiones, del “Gobierno Rajoy”, del Absolutismo Centralista. De la utilización del “común” para el enriquecimiento de los menos, a costa de los más -o sea de casi todos– nos vemos ahora, y no por nuestro gusto, de aceptar que fuimos unos “ilusos”. Que pensábamos que el Sr, Puigdemont -que tenía en sus manos el traer unas nuevas elecciones, y con ellas, un “poco de luz” a todo este laberinto, va, y ¡ala! “endosa” así, a la “brava” a este caballero (?) que no lo quieren ni los suyos… (Porque una cosa es la “disciplina”, y otra muy distinta, querer “seguir chupando el bote…” mientras dure…) No son lo mismo.

Pero no acaba la cosa ahí. Seguramente que, el de Cs., Albert Rivera -y no me da la gana de llamarle “Sr”, eso lo hago con quien se lo merece- se está “frotando las manos” pues ya se ve como “salvador de la unidad de España”, pasándose -que es lo que va a hacer- por el “forro de los caprichos”, tan pronto alcance el Poder, todo lo que le estorbe. Y lo hará “LEGALMENTE”. No tengan duda alguna. Y el “comparsa” -que no otra cosa es, y para eso ha quedado el PSOE- Pedro Sanchez, “mendigando una limosnita política” para poder decir -después- que”…hizo lo que pudo por el bien de todos…” (En lenguaje político: por la gobernabilidad del país…).

Pues ya es claro y manifiesto que, hasta la alcaldesa de Barcelona, esté -seamos correctos- en “desacuerdo” con el recién elegido “president”, ya es para tenerlo en cuenta, cualquier observador “recién llegado”.

Pero, vayamos al “quid” de la cuestión, viendo como está, también, el “universo separatista”…

En Izquierda Republicana, andan “saltando chispas” por ocupar un  puesto en el Govern. (Ay! lo que da de si un sillón verdad?)

Los “Juntos por Cataluña” ( Antigua CDC, y ahora P.D.de C.) burgueses ellos, en su mayoría, están a lo que mande el “jefe”, como no podía ser de otra manera.

Los “comunes”, con algo más de “sentido común”, están a “ver que pasa…” (bastante tienen con Madrid)

Y los de la CUP, que son tres y el de la acordeón, pues ahí están “haciendo su guerra” según les conviene…

¿Y porqué no se hacen unas elecciones, bien hechas, y salimos de dudas? ¿Por qué ninguno de ellos, ni los que las ganaron, las pide, fuerza, o solicita? POR LA SENCILLA RAZÓN -que todos saben- QUE EL PUEBLO ESTA HASTA LAS NARICES DE QUE LE TOMEN EL PELO. Y, ninguno de ellos, esta seguro -ya no de ganarlas- sino de que la gente normal acudiera a ellas.

Y esto en Cataluña. Que le viene muy bien a Rajoy, para que ya no se haga caso de los pensionistas, de los bomberos, de los guardias que piden una equiparación de salarios, de lo SUCIA que tiene la casa. De lo mal que se han portado con quien les estorba (Ver: “El fuego amigo…”, de esta misma página). Y así va España, que no la conoce -y que debe estar muy satisfecho de lo que han hecho con ella, él, y su sucesores, hablo de A. Guerra- “ni la madre que la parió…”

Un poco de SENSATEZ, por favor.

Y un poco de VERGÜENZA, también.

Y, si es posible, un MUCHO DE HONRADEZ. Si es que llegan a saber de que les hablo.

 

Atentamente

El Observador (Desde mi rincón…)