II Centenario del nacimiento de José Mª Iparraguirre

Nere etorrera lur maitera

Ara nun dirán mendi maiteac

ara nun dirán celaiac,

basarri eder zuri-zuriac,

iturri eta ibaíac.

Hendayan nago choraturican,

zabal-zabalic beguiac…

¡ara España!… ¡Lur oberican

ez du Europa guciac!

Gero pozic, bai, Donostiara,

Oquendo-arren lurrerá,

ceru polit au utzi bearra,

nere anayac, ¡au pena!

Iru-chulueta maitagarria

lore tokia zu zerá:

Veneziaren graci guciak

gaur Donostian badirá.

¡Oh! Euscal-erri, eder maitia,

ara emen zure semia,

bere lurrari muñ eguitera

beste gabe etorria.

Zuregatican emango nuque

pocic, bai, nere bicia;

beti zuretzat, ill arteraño,

gorputz ta anima gucia.

Agur, bai, agur Donostiaco

nere anaya maitiac,

Bilbaotican izango dirá

Aita-zarraren berriac;

eta gañera itz neurtuetan,

garbi ezanez, eguiyac,

Sud-American ser pasatzendan

jaquin dezaten erriyac.

 

Mi regreso a la tierra querida
Ahí están los montes queridos,
ahí están los prados
los caseríos bonitos, blanquísimos,
las fuentes y los ríos.
Estoy en Hendaya alucinado,
con los ojos bien abiertos;
¡ahí está España!¡Tierra mejor
no la tiene Europa entera!
Luego, contento, sí, a San Sebastián,
a la patria de Oquendo,
cielo tan lindo tener que dejar,
¡qué pena, hermanos!
Iruchulo querido,
tú eres un florido jardín:
de Venecia las gracias todas
tiene nuestra Donostia.
¡Oh, Euscalerría hermosa y querida!
aquí está tu hijo,
que por besar tu suelo,
sin otro quehacer, ha venido.
Por ti daría
contento, sí, mi vida;
para ti hasta la muerte,
cuerpo y alma del todo.
Adiós, pues,
hermanos queridos de Donostia,
desde Bilbao tendréis
del viejo padre noticias;
y además,
os contaré en verso
lo que pasa en Sudamérica
para que todos lo sepan.

“Del Desengaño a la Resignación…

 

(Del diccionario de la R.A, de la Lengua:

Desengaño: Conocimiento de la verdad, con que se sale del engaño, o del error en que se estaba…

Resignación: Aceptación, con paciencia y conformidad, de una adversidad, o de cualquier estado o situación perjudicial).

(NOTA.- No se nos acuse, amigos lectores, de usar aquí definiciones que no “son propias”, que: en no siendo nuestras, si no del “Diccionario Oficial”, nadie -y nadie es NADIE- podrá decir que utilizamos una “sesgada interpretación del lenguaje”, con fines que ¡vaya Ud. A saber! se les van ocurriendo a nuestros “entrañables amigos”.( Que, al revés te lo digo para que me entiendas… que dice el viejo refrán).

Seguimos pues con nuestro “tema de hoy…”

El desengaño, como bien dice el libro, debería servir -si se trata de aprender- a no volver sobre los mismos errores que, hasta ese momento se han cometido… Esa debería ser la “enseñanza” que, cualquier maestro, inculcaría a sus alumnos, si, de verdad, fuera un “educador”, y no, simplemente, un “funcionario más del aparato estatal…” (Dicho con todo respeto por aquellos que: aún haciendo las cosas de la mejor manera que pueden, se ven sometidos a ese mismo “aparato”). Pero, sobradamente, vemos que esa palabra -y su contenido- se ha “borrado” de los libros -y de las conciencias- de la mayoría de las gentes, cuanto más de los “educadores”. Y, así, al no haber “conocimiento de la verdad”, se elude también el origen de esa búsqueda -de la verdad- por cualquier persona que tuviera, en si misma esa necesidad de conocerla.

De ahí, llegaremos -con suma facilidad, y como consecuencia de ella- a la “Resignación”. Lo que nos lleva, también “consecuentemente” a una “inacción absoluta” frente a cualquier cosa que pudiera afectarnos – perjudicialmente claro- en nuestros actos, y decisiones, sean estos cotidianos (es decir: de poca relevancia, o no) o de índole trascendente.

La “no-reacción” se manifiesta exactamente igual.

(“INCISO.- Será necesario, como dice el filósofo: “ ¡si todavía sois piedras o animales, ¡buscad primero a vuestro Orfeo!” ) (Orfeo* = Orfeo era cantante y músico, según la mitología griega clásica, con una capacidad increíble para conmover a todo ser vivo, tanto animales como personas, siendo ésta una de sus características principales).

La cuestión es: Que no se trata de enfrentarse, como estamos viendo últimamente, en contra de unas medidas , que -más o menos- pueden ser eficaces. NO ES ESO. Es que: el sistema ESTÁ HACIENDO AGUAS, por los cuatro costados. Por eso, la “resignación”, NO es la medida correcta para evitar el mal. Como tampoco el “desengaño” es motivo que deba llevar -necesariamente- a aquella. Lo que está diafamente claro, es : LA DIMISIÓN DEL HOMBRE. (Y de la mujer, no la olvidemos…). Y eso conduce a la “masificación” ¡ESE ES EL PROBLEMA! Y todos esos “profetas” de la “resignación” del “No Hacer”, que -ellos sí -hacen del desengaño, razón suficiente para aquella, ellos son los primeros desertores. Los primeros COBARDES en este “juego del tira y afloja” que están dejando al rebaño -pues ya es hora de llamar a cada cosa por su nombre- en manos de los “lobbis” (digo “lobos” por similitud gramatical) de los que esperan entrar a formar parte…. a costa del resto. Naturalmente.

Tal vez si, tal vez haga falta que llegue un nuevo “Orfeo”, que saliendo del infierno, como dice la vieja mitología, no mire hacia atrás. Si no que, con sus cantos, con su música NUEVA, nos haga, o se aproxime, ir un paso hacia adelante. Una música nueva. o como dicen las Escrituras: “vino nuevo en odres nuevos….”, para hacer de la “resignación”= Esperanza. Y del desengaño= motor impulsor para, por lo menos, intentar cambiar las cosas. Las actitudes, los compromisos -que no solo han de ser “boquilla” (además pequeña)- si no con los actos que, convenientemente ordenados (y esto quiere decir: dentro del Orden Social Legitimo, incluida la Rebelión si procediera) nos ha de llevar a un fin, que -por ser, para todos, exige de TODOS, ese compromiso necesario.

Ahí, justo ahí, nos encontrareis a nosotros.

Los del Oriamendi.

ESPAÑA, 31 de Octubre de 2020.

cartas al director…

“Las Chicas de la carretera…”

 ¡Muchas gracias! Sr. director, si es que tiene Ud. a bien, publicar este escrito. (Me presentaré: Soy camionero de profesión. es un oficio como otro cualquiera, que le voy a decir. Pero, también soy un hombre, casado y con familia, por eso mismo, me siento en la obligación de escribir lo que pienso, cuando, en mi trabajo, veo a esas muchachas al lado del camino. Y no soy un “santo”, solo que tengo, también, una hija…) Pensando, en la soledad del camión, en las “paradas de obligado cumplimiento”, uno le da vueltas a la cabeza, y sale, de ella, lo que sale…

 

Esas “chicas de la carretera”, que malviven, y sufren lo que no está escrito, que sonríen, tragándose su asco -y sus lágrimas- por una cuantas monedas… ¿Cuanto tiempo más han de estar ahí? Porque, si es que no tienen otro remedio, en vez de ser lo que son. En vez de ayudarlas -tal vez sin que “cambien de trabajo”- ¿porqué no se les da, a ellas, y a otras, una oportunidad? Hay países que, esa cuestión, la tienen resuelta. Legalizándolas. Y mediante un “carné”, tienen un lugar donde “trabajar”. Y pagan una cantidad al estado, y tienen una “garantía médica”. Y sus “clientes”, tienen, así mismo, una seguridad de higiene comprobada. Y ellas, si son cuidadosas, y se preocupan un poco, una vejez digna. Y un sustento, cuando ya sus “primaveras” no sean más que un recuerdo… ¿Para cuando? Pregunto.

 

Pero domina una “moral de pacotilla”. Y quién las mira, o las “usa”, en el mejor de los casos, las olvida diez minutos después. O las censura, y aparta de las “buenas gentes”, Esos, los “moralistas”, los “buenos cristianos” en su mayoría. Y se olvidan, si es que alguna vez lo tuvieron en cuenta, que Jesús -el Hijo de Dios-comía con los pecadores y los “apartados de la ley”. Que, una “mujer pública” (María de Magdala) se arrodilló ante El, y le untó los pies, con el perfume que usaba para otros menesteres, y Jesús la perdonó: “… porqué has amado mucho” (Y es que, esa mujer, muy bella según nos cuentan los libros, perdonaba sus deudas, a quién no podía pagarle…). Ahora no. Ahora, España,  esta España nuestra, es “aconfesional”. Y la “moral”  si es que algo queda de ella, ya no es “rentable”. (Pero si lo es para algunos “medios” si la “trabajadora de turno” se llama…, u ocupa un lugar en la, llamada “jet set”).

 

No estoy, Sr. director, defendiendo a nadie, si no a TODAS. Y mi cristianismo, no es de lo mas “rimbombante”. O sea que tampoco es, esta carta, un “mea culpa” ante nadie. Es, SIMPLEMENTE, y esa mi intención, el grito de un “humanismo cristiano”, sencillo, de gentes -como yo- sencillas, que, andando por el mundo, ven algunas cosas que “muerden” en la conciencia…

 

O ¿es mucho pedir, a esos “paladines” de la “igualdad”?

Muchas gracias, Sr. director.

 

                                                           Agustín.

(Camionero. En un, Alto, en el camino…)

“La cueva de Ai-Babá…”

( y de… ¡he perdido la cuenta! sus amigos y “herederos”)

Nos cuenta, el cuento de Ali.Babá, que eran unos cuarenta. Hoy en día, y “merced” a un “invento” de D. Adolfo Suárez (q.e.p.d.) y otros “amigos”, se tendrían que multiplicar, al menos por 16. (Diez y seis As., llamadas “autonomías”). Con todas sus “cohortes” de asesores, amigos, técnicos, etc. etc. Pero, eso sí, ya no se “ocultan” en vasijas, o cántaros de aceite, no. Se “pasean” en “coches oficiales” Cobran un sueldo de por vida, y conservan el “coche”, el chofer, y el tratamiento de: “muy honorable”, según su origen, o destino. Que viene a ser lo importante, después…

 

El “invento” ha funcionado, muy bien, para quienes “alcanzan” ese “simulacro de gobierno”. Porqué así conviene a ellos, los primeros, y luego al “partido” que les llevó a esa posición, a cambio, claro está, de un estipendio, que, aunque no sabemos exactamente su importe, si que sirve para mantener -además de las subvenciones de la “Cueva Central” ( léase: G.C. = Gobierno Central)- que también aporta a la “organización” (del partido claro).

 

Y es un “invento”, porque EN NADA, se parece a un “Estado Federal”, por las limitaciones propias del “proyecto”, que no era otro que: un simulacro de aquél federalismo, que defendían los carlistas, y que EN FORMA ALGUNA, se le asemeja.

 

Ni TAMPOCO, una actualización de los Antiguos Fueros, que eran un valladar, frente al despotismo, posible, o probable, (desde el siglo XIX manifiestamente claro) de los “ilustrados” de la “Pepa” gaditana, también llamados: “liberales”. Y refrendada, y a veces compartida, -otras combatida- por el rey más felón que ha tenido España. Hablamos, claro está de Fernando VII. Pero estábamos con “Alí. Babá”, y hoy mismo… Volvamos pues.

 

Y así, los sucesores del cuento en mención, ya no son solamente cuarenta, si no unas cifras algo más -bastante más- elevadas, que no caben en una línea, sola, de este escrito… Y tenemos:

Que, ahora mismo, para mantener ese (algunos lo califican como “estado fallido”) necesitan cada día más, y más “recursos”. Y se inventan impuestos, y cargan con tales medidas, a los pequeños propietarios, amanuenses, autónomos, agricultores etc., que no se sabe hasta cuando podrán soportarlo… Pero ¿Cuál es el fin que se persigue? para cualquier “mediano observador” está diáfanamente claro: El ahogo, la exterminación -hasta donde se pueda- de los “pequeños autónomos”.  Convirtiéndolos en meras SUCURSALES, u “oficinas de atención al consumidor”, por cuenta de los “grandes trust”. (NO hace falta decir aquí nombres, los tenemos en la ciudades, medianas y grandes de todo el territorio). Mediante precios -y “ofertas”- que, los pequeños no pueden soportar. (Igual da que sea: el pequeño comercio, los “bares de barrio”, como otra actividad cualquiera, que deseen controlar, O SUBVERTIR, mediante el AHOGO ECÓNOMICO, sus LEGITIMOS, dueños.

 

(NOTA.- Permítasenos, y a la vista está, que no se contagia la gente, ni en los teatros, ni en los cines, y que se recomienda “airear las habitaciones, y las casas…” ¿porqué entonces se cierran los Parques Públicos? ¿Y otras cosas, si es que ahí no es donde están los contagios? Otra vez ¡la “conspiración del rebaño? a ¿FAVOR DE QUIÉN?) Pero, los “amigos de Alí. Babá”, han aprendido mucho. Y ahora, ya no “cabalgan”, ni se “ocultan”, son los ejemplos a seguir por todos, o una GRAN PARTE, de gentes, u oportunistas, que, para ser “modernos”, hay que envidiar, y aspirar,  a un “puesto” en la cuadrilla… (Y gozar, como no, del “señoría”, de las dietas, y de las prebendas que los acompañan). Y habrá, pues claro que si, quién como Dimas (el buen ladrón de la Biblia) no podrá aguantar mas, y se irá a su casa, con su HONRADEZ INTACTA!

Pues claro que Si. Pero, y todos aquellos que estaban (fuera de la “cueva”) que no paraban de pedir -con la boca pequeña- naturalmente- el fin de los aforamientos, ¿DONDE ESTÁN? Es asombroso, como aquellos “cuarenta”, se han MULTIPLCADO, por muchos ceros (a la derecha claro). Y resulta que,  ahora mismo, la “cueva” se ha quedado pequeña…  Que cosas ¿Verdad?

 

Y claro ya han aprendido del aquél proverbio -árabe, según creo- que dice:

 

“Si no puedes vencer a tu enemigo, únete a el…”

 

Y, de este modo, a aquél famoso “Alí Babá” del cuento, de haber existido realmente, hoy le habrían dado “El Premio Nobel”. Dicho con todo el respeto debido al Sr. Nobel, que “inventor de la DINAMITA”, se preocupó de que, sus beneficios, fueran destinados a mejor fin.

 

Y, vea Ud., amigo lector, que no es nuestra intención ofender  a NADIE. Antes bien, traer aquí le sentir, y el sufrir, de muchos de nuestros compañeros, paisanos, amigos y españoles como nosotros, y de otros países, que,  sintiendo lo mismo, se hallan en la misma situación… (Claro que, allí, al Alí Babá del cuento, seguramente le llaman de otra manera, que significa LO MISMO).

 

 

Un sincero abrazo

Los del Oriamendi.

De la teoría y la “praxis”…

Teoría: Conjunto de reglas, principios y conocimientos acerca de una ciencia, una doctrina o una actividad, prescindiendo de sus posibles aplicaciones prácticas.  («teoría de la música»).

Praxis: Proviene de un término griego, y hace referencia a la práctica. Se trata de un concepto que se utiliza en oposición a la teoría. El término suele usarse para denominar el proceso por el cual, una teoría, pasa a formar parte de la experiencia vivida.

Estamos asistiendo, día si, día también, a una “teoría”, muy extendida, que supone que: la actual pandemia, no es si no un “ensayo a nivel mundial” de “eliminación” de una parte del genero humano, o de los “elementos que ya no son “productivos” (léase: jubilados, personas mayores, etc.) y también de un “control” -a nivel mundial- de la “soberanía popular”, si es que alguna vez, dicha “soberanía” existió…

Lo que si es cierto es que, en ella, o a través de ella, o aprovechándose de ella, hay una serie de “elementos de índole global” -pero económicos- que hay que tener en cuenta. Tal como es: la preponderancia del “poder asiático” (China como principal beneficiaria de él), que está presente, en casi TODOS los mercados occidentales. Si no con sus productos, si con sus nombres (MARCAS) aunque se sirvan de los medios de producción que, otros países (EE.UU y otros) ponen a su disposición. (Actualmente, las “mascarillas” para combatir contagios, vienen de ese país, casi en su totalidad…) y de ahí una posible teoría.

Sin embargo, en la practica, son esas actividades, las que se están “quedando con el Mercado Mundial”, a través de los precios -mucho más asequibles al consumidor- o compitiendo con los “autóctonos”- y ofreciendo, al menos “a priori”, los mismos, o mejores prestaciones, o servicios que aquellos.

De ahí que, sin ninguna “razón” aparentemente demostrada, se culpe a según quien (EE.UU, su presidente Trump, por ejemplo) a aquellos que, de muchas maneras, le están “haciendo la pascua…”. Y pasamos, de la “teoría” a la “praxis”. O sea, a un enfrentamiento -de momento teórico- entre aquella, y esta. (NOTA- Y decimos “teórico” porque, de otra forma, es, hoy día, impensable de llevar a cabo) Y, sobre todo, sobre todo ECONÓMICO. Que es el “nuevo Orden Mundial” -léase: globalización-  que se pretende. (Y esta si que es una TEORIA, susceptible de llevar a término). Y, en ello estamos… 0 no?).

Si, a todo esto, añadimos las “milagrosas curaciones” de algunos “elementos públicos”, y otros “contagios”, también de “famosos” que, por su “status social” están muy lejos de las llamémosles: “zonas de riesgo”, tendremos, sin mucho esfuerzo, esa “teoría” del “control mundial” (Sirviendo, claro está, estas “escenas”, para abundar en la “maldad” de unos pocos, en contra de los más…)

¿Y porqué no se gasta más dinero, puesto que ya se va conociendo al “enemigo”, en su vencimiento? Pues, tal vez, solo tal vez, porque aquella “teoría”, no está tan “descabezada”. Y conviene -a quienes les convenga- que ese “estado de frustración”, esas “esperanzas” de una vacuna -que forzosamente ha de llegar- sean demasiado rápidas en su cumplimiento. Y su fin, el que sea, se vea afectado, y no se pueda conseguir, lo que la teoría anuncia… (El resto, ya lo harán los “medios de difusión”, artífices necesarios en este proceso, y ya se irá actuando “sobre la marcha…”).

Ambas cosas: la “teoría” y la “praxis, aquí,, lejos de oponerse, se complementan. y, de esta manera -con esa aparente contradicción- se satisface a los que, en uno, u otro lado, defienden sus particulares conceptos.

Entre tanto, y a su costa, las “victimas”: los de SIEMPRE. Es decir: el pueblo llano. (Porque, a según que “niveles” se les llama de otra manera…)

                                                           Un saludo cordial

                                    GALENO (Médico de Familia. Antes llamado de “cabecera”).

Lamentamos el fallecimiento del hispanista Joseph Pérez

Desde la Asociación ORIAMENDI lamentamos profundamente el fallecimiento del hispanista Joseph Pérez, y queremos hacer llegar a sus familiares, amigos, y allegados nuestro más sentido pésame por tan irreparable pérdida.

Joseph Pérez, francés de nacimiento, hijo de emigrantes Españoles,  fue director de la Casa de Velázquez en Madrid, miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia, doctor honoris causa de la Universidad de Valladolid, Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, Comendador de la Orden de Isabel la Católica, Oficial de la Legión de Honor francesa, premio Nebrija de la Universidad de Salamanca. También Hijo Adoptivo de Bocairent (Valencia), así como miembro de la Asociación Francesa de Hispanistas de la Enseñanza Superior y de la Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo.

En su legado quedan sus libros e investigaciones sobre la España imperial: La revolución de las comunidades de Castilla, La España del siglo XVI, Isabel y Fernando. Los Reyes Católicos, La expulsión de los judíos de España, Carlos V, soberano de dos mundos, Los comuneros y La España de Felipe II son algunos de los títulos más destacados de su carrera.

A vueltas con la «inteligencia emocional» …

(Una opinión personal, por S. Motilla)

El otro día, hace unos días, en conversación tenida con un buen amigo -al que tengo por persona seria, capaz, y responsable- salió esa palabreja de la “Inteligencia Emocional” que, sinceramente, pensaba que ya era “historia”, pero, vi que no es así, todavía… Y me dije: voy a dar mi opinión sobre esa “memez” de la “Inteligencia esa”. (“Memez= Cualidad de memo. “Memo”= que tiene poca inteligencia. Según la R.A.E.)

 

Veamos -con todo respeto- cuando miramos un cuadro, un atardecer, un objeto bello -o algo que tenemos por eso- lo que menos en cuenta es: la inteligencia. (Inteligencia: Capacidad de lógica, comprensión, autoconciencia, aprendizaje…)

Inteligencia emocional: es un constructo que se refiere a la capacidad de los individuos para reconocer sus propias emociones y las de los demás, discriminar entre diferentes sentimientos y etiquetarlos apropiadamente, utilizar información emocional para guiar el pensamiento y la conducta, y administrar o ajustar las emociones para adaptarse al ambiente o conseguir objetivos.

Luego, de ahí se deduce que no es el origen de las emociones, si no SU CONSECUENCIA, encaminada, como se deja ver a “conseguir unos determinados obljetivos”. Lo que ya no nos dicen: ¡cuales son los objetivos! Y se “amparan” en un  “sofisma” = Argumento falso o capcioso que se pretende hacer pasar por verdadero), para ese fin que no nos cuentan (u ocultan). Ese es el FIN que ese “rimbombante titulo”, que así mismo OCULTA.

Pero, y ¡lo bien que queda! en reuniones de “eruditos desocupados”, que, además, se aburren muchísimo, en sus tertulias… AH! pero mientras no se pueda -porque es imposible- controlar las EMOCIONES, hay que “conocerlas, ordenarlas, y MANIPULARLAS,  para que otros “incautos” -sean estos de la “esfera social” que sea- se sientan: primero “elegidos”, después “halagados” en su Yo más intimo -al creerse, eso: elegidos. (La humana vanidad hará el resto…). Dice el filósofo:

                                    “Quieres ser un líder? El primero? ¡Busca “ceros”!

(F. Nietzsche)

y ponlos -añado yo- a la derecha de tu número. (Sabido que un “cero” a la izquierda, ni suma ni resta…)

Cuando, con mi amigo, salió esa palabreja (dos), le hice esta misma reflexión que, aquí, con toda seriedad, hago pública. Para todos, y para nadie -tal vez- en fin, solo para quien la quiera leer. En este tiempo en que todos hablan, pero no cada día -no vaya a ser que se “descubran términos lingüísticos”, que “arrojen luz”- sobre el “rebaño” (recuerden Uds. la “contaminación del rebaño, por ejplo.) Entonces es cuando esa “Inteligencia Emocional”, cumple la misión que se le encomendó. Lejos, muy lejos, de ese “savoir-faire” (saber hacer), que en aquellas “eruditas reuniones” de muestran a los oyentes…

Mientras la emociones, y que así sea, porque así fue Creado el ser humano, pertenezcan a la “esfera del Alma”, donde, son los sentimientos, los que gobiernan -sean buenos o malos, y eso afecta a la conciencia ¡NO CONSCIENCIA!, sean buenos, o malos, el ser humano, amigos míos, aún tiene ESPERANZA.

Lo demás, son SOFISMAS y no otra cosa. Pero, también, nos hicieron LIBRES, para elegir nuestro camino. Allá cada cual, pues, con el que elija. Y quien tiene -porque libremente lo ha elegido- “vocación de rebaño” sea, para él (ella) en buena hora. Y si sus “emociones” le llevan a: querer ser igual que su “líder”, déjenme un ultimo apunte, solo para “aclarar” las cosas…

                                               “No le aplauden a uno más que sus iguales…”

O, añado yo: aquellos que aspiran a aquél puesto…

            Muchas gracias.

Nota de la Secretaría General:

Estimados amigos/as:

Ponemos en vuestro comocimiento que todo aquel que quiera contactar con la Asociación ORIAMENDI, el correo electrónico de esta secretaría es el siguiente:  oriamendicarlista@gmail.com .

Al igual que os recordamos que nuestra Asociación dispone de un bazar donde podeis adquirir diversos productos, la dirección del bazar es la siguiente:

https://bazaroriamendi.wordpress.com/