Sobre la Cataluña (de hoy…)

 

Bueno, amigos (as) lectores (as), ya han pasado -por agua- las elecciones en esta amada tierra catalana…

Ya tenemos, otra vez, a los interesados -y apresurados- comentaristas, haciendo cábalas y “quinielas”, a ver quien gobierna en Cataluña… Que si tal, con cual… Que si “tripartitos de nuevo cuño” etc. etc., todo con tal -que para eso les pagan- de: mantener, o recuperar en su caso, las “audiencias”. Pues vale. Para eso les pagan. Todo menos: hacerle un “hueco a la lógica”, que es lo que cualquier ciudadano de “a pie” -hablamos de ciudadanos que no acaban de “situarse en el rebaño” -(Entendemos como “no rebaño” a aquellos que, abandonando su propio criterio -y no son pocos a la vista de la participación en el evento- se han abstenido de acudir a las urnas: casi un cincuenta por ciento…)

Y aquí, continúan “mareando la perdiz…” huyendo, cuando no provocando, la ira de la “Sra. Lógica” (si es que aún queda, en algún lugar del pensamiento, la tal “Sra.”).

Lo claro, y podemos equivocarnos -como cualquier hijo de vecino- es que, según aquella Sra., lo más “lógico” -y sería lo normal, en el actual sistema- es que se forme un gobierno de aquesta guisa: E.R., PSC (Psoe) y los “Comunes”. Por razones prácticas. Y no por otra cosa. Pues hay que llevar, a la práctica, aquello que, materialmente, es posible.  Y quien conozca el carácter catalán, que no todos lo hacen, saben -o debieran saber, y aprender de los errores cometidos- que: esa es la razón, para que una sociedad, catalana, castellana, mallorquina, gallega etc., en suma UN PAÍS, UNA NACIÓN, o una comunidad de personas, FUNCIONE. Si, de VERDAD, se pretende lo mejor para esas personas que la forman. Lo demás será todo, menos eso.

De manera que “el sentido práctico”, que no teórico, o ideal, o deseado -según los sentimientos de cada uno debe estar sometido al interés general. Y, ese interés, es quien debe, o debería, “guiar la acción política”. Procurando, como posible y deseable, el acierto en las medidas, y leyes, que se puedan promulgar, por encima de los intereses partidistas. (NOTA.- “Partido, quiere decir: “parte de algo…” y, la política, es una cosa que atañe a TODOS. Y no solo, a los que piensan igual -algunos ni siquiera piensan,-como está palpablemente demostrado).

Así, habrá que dejarse de “soflamas” de cualquier signo, que no estén dirigidas a ese fin, que, durante muchos años, se llamó: EL BIEN COMUN.

Ahora, es lo más probable, se “agotarán los plazos legales” para la formación de gobierno. Y, mientras tanto, la sociedad catalana, estará “al pairo” (que dicen los buenos marineros). En “stand bye”, que dicen los “nuevos ilustrados”. En PARO, que decimos los  españoles, y a “merced de los vientos” -siempre cambiantes- de los oportunistas de turno. Y, eso no debería ser permitido…

La abstención de casi el 50% de los convocados, es un “síntoma” que no debe ser achacado, no al menos en su totalidad, en el “miedo al contagio…” Ni tan siquiera a la lluvia, o el frio, si no al hartazgo de tanta burocracia INUTIL, de tanto sacrificio de muchos, y la poca atención a las cosas que, de verdad, importan a las personas -ahora ciudadanos- y que no está, aún, definida, pero de 1ª clase seguro que no. Esa ha sido la razón de esa abstención. No la busquen uds por otro lado. Sencillamente no es otra, que esas dos.

  1. ahora, toca que: los que lo formen (el gobierno) se dediquen de verdad, a ese trabajo para el que los han nombrado.

Por encima de ideas, y pareceres particulares, está el “Bien Común”. Esa debería ser la “meta” a alcanzar. Y que, cada uno, en el lugar que le corresponda, o sea capaz de hacer, por si mismo, y por los demás… LO HAGA.

 

Un cordial saludo

Oriamendi

Sobre: “el llanto y el crujor de dientes…” (Mateo 25.30)

 

Cuando las Escrituras hablan, no hace si no decir algo que, muy posiblemente, va a suceder… (En el supuesto caso, naturalmente, de que no se hagan las cosas como se debe… (En la política, se entiende el hacer lo mejor, o más conveniente, a los intereses generales. Es decir: de aquellos a los que se gobierna, o pretende gobernar).(Democracia?).(Democracia: el gobierno de los mas. Tampoco dice de: los más capaces,téngase esto en cuenta….).

Así, el próximo domingo, en esta amadísima tierra catalana, vamos a estar a punto de que se cumplan las Escrituras que dice el Evangelista… Con una pequeña-gran diferencia: aquí, “el llanto, y el crujir de dientes…” siempre nos toca a los mismos. Que le vamos a hacer ¿verdad?

El caso es que, con tanta gente preocupada por nuestro “bien estar” (¿?), deberíamos estar más que contentos con esa “maravillosa” oportunidad, si no fuera porque: la de, al ser TANTOS los que se encargan de ello, pues: que no queda ya casi nada para los otros…. (Bueno si, queda: el llanto… y todo lo demás…) y esos “otros”, casualmente, somos los de siempre.

Si entrásemos a mirar las cosas bien (que, como dice un amigo nuestro: es como mejor se ven…) nos daríamos cuenta que: aún falta mucho -y lo que tardarán- en llegar si no todas, si bastantes, o muchas, de las cosas prometidas. Por la razón anteriormente dicha. Y, además, porqué, lo primero, es: “entrar en el sistema…” lo segundo: mantenerse en él. (Con los “chollos” que se disfrutan en esos lugares, es lógico que: quien no sirve, o casi-no-sirve, para otra cosa, se preocupe mucho por él mismo, y por su inmediato futuro, al dejar el “cargo”). Y, luego, si queda algo de tiempo, y no se pone en peligro la “disciplina de voto”, aplaudir cuando toca, y ser “eco” -sin afonía alguna- de las ordenes recibidas…. Razón sobradamente “habitual”, en aquél gallinero llamado “congreso”, o “consell…”, o “junta…” (NOTA.- Excuse ud., amigo (a) lector (a)q que pongamos en “minúscula” dichos términos, pero entendemos que: al ser ellos mismos los que faltan al RESPETO, y no solo a la institución de la que forman parte -o desean formar- no es razón que: nosotros, cambiemos ese tratamiento. No en la actualidad.).

De modo que: a cuatro días, del “feliz acontecimiento” (no entraremos en “agravios comparativos” con otras regiones de España, en iguales, o parecidas, circunstancias : País vasco, Galicia, por ejemplo pues no es, ahora mismo, motivo de estas líneas, pero ahí queda dicho para días a venir…), que, el lunes, siguiente -si no hay problemas en la “confección de las mesas electorales”, veremos que da el tiempo…. Sin prisa, eso sí. Pues los plazos para la configuración de los resultados, y la “organización” de los cargos, llevará -legalmente claro- otro tiempo más…

Suficiente, creemos, para DOS cosas:

Sacar el “moquero” (pañuelo) para el llanto…

Poner la cabeza (y la IRA) en el refrigerador, en espera de la siguiente oportunidad.

(De haber hay otras, pero chocaríamos de frente, con las “normas electorales vigentes”, y eso, no tengan duda, también llegará).

 

Un sincero y cordial abrazo.

Oriamendi.org