El juego de la Oca…

El juego de la Oca…

(Ese bonito juego -infantil- en el que andamos, pues llamar, a los españoles:
tontos de remate, no es nuestro estilo…)
Pero si, dentro del respeto, nos vamos a atrever, a hacer un “simil” entre ese –
inocente juego- y lo que está llegando (desde hace tiempo) a nuestra España. Por
conocido no hace falta explicar su funcionamiento. (Lo que sale en el “dado”…, y
¡A jugar!). Naturalmente “dentro de unas reglas”…
(NOTA.- Unas reglas que no son intocables, sino que cambian cuando les da la
gana a los que juegan. A ganar. Claro)
Ahora resulta que, cumpliendo esas reglas, el -ya pronto ex-presidente del
gobierno- es un “felón”, un “traidor”, y no se sabe cuantas cosas más.
Ahora resulta que, cumpliendo esas reglas, el presidente (aún) en uso de su
“autoridad”, convoca unas, más que añoradas, y “cacareada necesidad” de
elecciones, y TODOS callan que: no tienen ni idea de que van a hacer si ganan.
Solo, que se vaya. (Que curioso, verdad? lo mismo que le decía Aznar a F.
González). Pero entonces, no estaban los de “Ciudadanos”, esos que van “con el
sol que más calienta” (cando no es el propio, claro). Porque, si aceptan uds.
apuestas, apostamos?
Apostamos a que: como ninguno va a sacar la mayoría absoluta, apostamos –
apuestan uds.- a que los de “Cs.” se alían, con ese “felón”, “traidor”, y no se
cuantas cosas más, para lograr esa “mayoría” que les permita, instalarse en la
Moncloa, aunque sea en “cargos de menos importancia”? Y de como de esa
aparente unidad, de la Plaza de Colón, donde lo que primaba era: el amor a
España, y no nadie de los que estaban, o pocos, en la tribuna de oradores (al final
claro), se va por garete, tan pronto empiece la “campaña electoral” (AH! pero no
hace tiempo que había comenzado? Señor, Señor, en que país vivimos…) se van
a “sacar los ojos…” los, ahora, tan “amigos.
Apostamos, a que el “dado” no da ni unos, ni otros, si no todo lo contrario? (Ay!
Señor…).
Porque, ahora todo son sonrisas…
Sonríe el “Casado” ese (que ya se ha olvidado de la Gurtel, y sus secuelas. O lo
intenta. No el NO, que lo olviden los demás…) y ya da por vendida la piel del oso
¡y aún no lo ha cazado!
Sonríe ese “ciudadano modelo”, que se llama Alberto (“La importancia de llamarse
Alberto”. O era Ernesto? Disculpen uds., amigos esta ligera digresión). Pensando
en que de nuevo (tiene en la mano -derecha claro- el dado), y piensa jugar
fuerte…

Y tiene también su oportunidad -y no soy yo partidario de muchas de sus cosas-
ese “recién estrenado” “VOX”- Que dicho, así al paso, es el único que dice las
cosas tal como las piensa. Les guste, o no, a los otros jugadores. Y quien este
con él sabe, o casi, hacia donde camina.
Porque el “nuevo rico de Vallecas”, no creo -y lo digo con toda sinceridad-
habiendo perdido, como le suele suceder a la “nueva izquierda”, en cuanto les
llega (a unos cuantos, claro, el “resto” es la “asamblea”) ese “personal estado del
bienestar”, (curiosa paradoja, ese “bienestar” solo le llega a unos pocos…) como
que se hallan “ausentes” de sus compromisos. Eso si, “dentro de la legalidad
vigente…” (INCISO. Menos mal que, en los libros, sabios libros que casi nadie
lee, está escrito: “Por sus hechos los conoceréis…”) y, de ahí , saquen uds. la
enseñanza.
AH! casi se me olvida. Pero no, lo he hecho conscientemente…
Hablar aquí, del que, ahora mismo, gobierna -cuando le dejan- el “tablero”…
Sin ser gran cosa como gobernante, tuvo -pues ya casi es pasado- la buena
voluntad, con apoyos más que dudosos, de arreglar, un poco, las cosas de la
mayoría… Y, aún gente que, actualmente esta “subjudice”, le dieron un poco de
confianza. Alguno de la cárcel, no todos claro. (Oros sueñan con un “dorado
exilio”, como el de su “jefe de filas”). Y, esta es mi opinión, al “darles ese capricho
electoral” -pero hacerlo así, casi de inmediato, y que ellos, los otros”, presentan
como una victoria- les ha dejado, en su mayoría, “con el culo al aire…”. Pero ay!,
el disimulo, la mentira, la conveniencia -de unos cuantos- y otras cosas que se
juntan, hacen que, otros, “sueñen” con aquello, que desde ahora mismo, los de
siempre, les van a arreglar. Que digo? a mejorar, de tal suerte que; la partida esta
ganada de antemano. (¿….?) “Benditos los que sueñan…” hasta que se
despiertan. (Esto lo digo yo).
Y, mientras tanto, el “Jefe del Estado”, de “veraneo” por Marruecos. Cumpliendo,
claro está, con sus “principios constitucionales…” Que pensaban Uds.?
Bueno, terminando.. A quién le toca “tirar el dado” ahora?
Nosotros hace casi doscientos (200) años que no jugamos con las “cosas de
comer…”

Los del Oriamendi.

Deja un comentario