Otra vez el “fuego amigo?

 

Es asombroso -si no fuera lo cotidiano, y por ende, abusivo, aburrido, incongruente y
cansino- como estos políticos de “pacotilla” (NOTA de la R.- “pacotilla” es aquello que
los marineros pueden llevar para su comercio personal, que sin ser considerado
“equipaje”, y que no paga “portes” por su traslado de un lugar a otro, se hace con el
fin de obtener un beneficio.”) Se “hacen la cama” unos a otros, cuando se trata de
convencer -o engañar- a quienes les escuchan. Y, de esta manera, conseguir sus
propósitos. Los de cada uno, claro. (El “bien común” es algo que, algún día, de la
Eternidad del Señor, es posible que hasta llegue y todo. Eso si, a pesar de ellos).
Aún no ha empezado -oficialmente- la “Campaña electoral”, y ya se están “tirando,
algo más que los platos a la cabeza”. Ese “fuego amigo” que decíamos en el
encabezamiento. (Nada extraño, si se hace con los de otros partidos, pues ya se hizo,
con éxito, en el caso que se dio por llamar. “Cifuentes”. Y, como dicen las Escrituras:
“Mujeres de Jerusalén, no lloréis por mi. Llorad
por vosotras y por vuestros hijos. Porqué
llegará el día que se diga: si esto se hace con
tronco verde, que será con el seco…”
(Jesús en su caída camino del Calvario…)
Y, en esta misma página, insertamos, no hace mucho, una Proclama, tratando –
simplemente- de llamar tu atención, amigo (a) lector (a), donde decíamos:
“MAS RESPETO PARA LOS HOMBRES CAPACES, Y ¡¡ ABAJO TODOS LOS
PARTIDOS!!
No es nuestro empeño, tener siempre razón. Que el nuestro es, modestamente,
enseñar la Verdad, la diga quien la diga, y pensamos, y creemos -SINCERAMENTE-
en que: si la honradez de las personas se demuestra con sus hechos, estos
“politiquillos de pacotilla”, se cobran, NOS COBRAN, muy caros sus “servicios”. O no?
(Siempre claro que lo suyo sea un servicio. Quien esto firma lo duda muy seriamente).
Así, nos esperan unos días en los que, por simple prudencia, o por no hacernos “mala
sangre”, o por la simple tranquilidad, mejor nos abstenemos de según que cosas. Eso
si, sin abdicar para nada de nuestros derechos, que, como ciudadanos, y MAS COMO
PERSONAS, NOS MERECEMOS Y EXIGIMOS.
Un hombre sabio, como R. Tagore (Premio Nobel a principios del pasado siglo) decía
en unos de sus “Pajarillos sueltos…”

“No viene solo lo bueno. Que lo acompaña todo…”

Y nosotros, y yo mismo, decimos:

“Pues que se de prisa, o no nos encontrará…”

Donde estemos entonces, mejor “no meneallo” que diría algún gallego.

Sulpicio Motilla Olmo (Director)

Deja un comentario