Hablemos, hoy, de la HONRA …

 

Respeto y buena opinión que se tiene de las cualidades morales, y de la dignidad de una persona.

También: Cosa por la que una persona se siente enaltecida y orgullosa.

“Al Rey, la hacienda y la vida, se han de dar. Pero la Honra, no. Porque la Honra es patrimonio del Alma, y el Alma solo es de Dios.”

(“El alcalde de Zalamea”. Lope de Vega)

 

Que alguien nos tache de “retrógrados” -o “anticuados” que lo mismo tiene- nos deja, sencillamente “al pairo”. Que dicen las gentes de la mar… Son los actos nuestros de cada día, los que “hablan” por nosotros. En eso demostramos -sin esfuerzo alguno, de otra forma solo seríamos unos embaucadores- a nuestros coetáneos, que usamos de esa noble acción, y, con ella, cumplimos con ese sagrado deber.

No señalaremos a nadie. Los actos de cada uno hablan por si mismos, y por él.

El pasado domingo en la Sagrada montaña de Montejurra, nuestros Reyes dieron ejemplo de ello. Llegaron a la cumbre, Él y Ella, (nuestra sincera admiración, además del afecto con que saben que cuentan). Y honraron, allí mismo, a TODOS, los que fueron antes… Y a nosotros con ellos. Y no atisbamos cansancio alguno en su mirada. Allí en la cumbre, mientras S. M. el Rey, nos hablaba, dos águilas (o era el “Águila Bicéfala” de nuestro escudo?) volaban en círculo sobre nuestras cabezas… Una por cada uno de ellos? Nuestro símbolo allá en lo Alto, como muestra de nuestra VERDAD de siempre?) Fuera como fuera, allí estábamos los “leales”, en nombre de todos los que no pudieron venir también: Él, nuestro Rey -el único Rey- de España, el que no necesita, el “adjetivo” de “Légitimo”. Porque solo puede haber uno. También las vio, y lo señaló con un sencillo gesto a quién lo pudo ver…

Ayer, en la Sagrada montaña de Montejurra. Pusimos, en nombre de TODOS,  los que somos sus “leales”, otra vez manifiestamente claro, LA VERDAD, de cuanto se dice más arriba.

Y, como el Vizconde de Orbe, dijera en su día a D. Carlos VII, repetimos aquí, a nuestro Rey D. Carlos Javier

“Ayer, hoy, mañana, SIEMPRE, con Vos.”

 

Un saludo cordial, a todos los que nos leen

 

Los del Oriamendi

Deja un comentario