¿Porque no dejáis -en paz-a los muertos…?

¿Porque no dejáis -en paz-a los muertos…?

A todos los que cayeron, de uno y otro bando, hace ya casi noventa años…

¿Será que sois incapaces de buscar –entre todos- la paz entre los vivos?

(INCIS0.- Para decir que hablo a TODOS, los de uno y otro bando. A TODOS, unos por un Ideal. Otros por desear, cada uno a su manera, y según sus creencias, lo que pensaban era mejor para la Patria común. Pues todos eran PUEBLO. Y todos, o casi todos, fueron, a su vez utilizados -según nos muestra la Historia- por los de siempre. Es decir: por aquellos que solo cuidaban de sacar provecho personal de la circunstancia en la que se hallaban entonces, y ahora exactamente igual. A esos me dirijo, y no utilizo el “Ud.” porque ninguno de ellos merece mi respeto).

Se dijo, cuando la “transición” que: los españoles éramos un “modelo de como deben hacerse las cosas…”. De sobras sabían, los que eso decían -salvo algunos ilusos, de “buena fe” y personas que tenían también ilusión en aquellas promesas- y eso nadie lo duda, que “aquellas aguas traerían estos lodos…” Pues aquí estamos.

Los unos con la bandera de la “justicia para todos”. Los otros, con la “memoria histórica” de reciente creación ¿Verdad Sr. Zapatero? y para más “inri” con su “alianza de civilizaciones”. Todos embarcados en un eterno -o que quieren eterno- problema de convivencia que habremos de pagar, otra vez, entre todos, o lo que es peor siempre los mismos. Pensando como piense cada uno “per se”. Pero de eso, de esa convivencia de siglos, NADIE HABLA. Porque a nadie, de los que les interesa el “estado actual” (¿de que iban a vivir entonces todos esos “profetas de la libertad”? se llamen P.P. Cs. PSOE, o Juntos por Cataluña -y los otros catalanes ¿que?-Pero “hay que ponerse la venda antes de la pedrada…” no vaya a ser que sea gorda, y venga con fuerza…

Y así, entre unos y otros, no dejando a la Historia descansar, y procurar -ya que no olvidar- si al menos lograr que no se repita, porque las guerras son MALAS, incluso para quién las gana, estamos viendo como esos colaboradores necesarios -los medios de difusión- obedientes ellos a quien más les paga, o a quién les paga, si es que eso les reporta, en unos casos audiencia -y con ella beneficios- en otros, notoriedad, y en todos, o casi olvidando que: lo bueno de cada día que nace, cuando llega la albada, es: otra oportunidad, para hacer mejor las cosas…

Hay que agitar la “viejas heridas”, la desconfianza entre los iguales, las envidias de los que son mejores, sin tener en cuenta la valía personal de cada uno. Lo útil que, cada uno es a los demás, desde el puesto que ocupa- si lo hace con lealtad y sinceridad, y nobleza de miras- en la sociedad. No. Pues NO. hay que mirar hacia atrás constantemente, no vaya ser que se olvide, y sepamos TODOS, aprender de los errores pasados. Un escritor de reconocida valía. Actualmente miembro de la Real Academia de la Lengua (hablo de Arturo Pérez Reverte) dice, al principio de uno de sus libros…

 

hay pueblos, y gentes cuyo único futuro son sus recuerdos…”

 

Ese es el principio, según entiendo yo, del fin de todas las cosas. La negación del futuro, primero del propio individuo. Luego, pero no muy lejos en el tiempo, lo que es peor: de la propia sociedad en que se halla. Pero decir eso, donde la gente, las personas, los pueblos, puedan escucharlo NO ES POLITICAMENTE CORRECTO. Y ese es el verdadero problema que ellos, los otros, todos lo que no son pueblo, ni gentes preocupadas por el futuro de sus hijos y de sus nietos (o de los hijos de sus vecinos, de los que pasan hambre y sed de justicia, ni de aquellos que viven -o malviven- en otros países.  Esos, digo, que avisan a los de las ONGs. de por donde van a ir las pateras, para que los recojan y así ellos poder cobrar su “parte del león” -sin ser leones , sino hienas– A esos les importa un bledo, y aún menos, antes bien les ayuda todo este “sistema de recuerdos”, hecho costumbre, que dice el novelista.

Otro pensador. Vilipendiado por -según dicen-ser el “ideólogo” de lo que fuera cuarenta años mas tarde, el “Nacinalsocialismo” (O sea el sistema nazi) y NADA MÁS FALSO QUE ESA MISMA ACEPCIÓN. Hablo del filósofo  Fiedrich Niestzche ya lo escribió a finales del siglo XIX…

 

“Más respeto para los hombres capaces, y ¡abajo todos los partidos!

 

(La Gaya Ciencia)

 

Repito el principio: “Dejad que descansen en PAZ a los muertos… Y que esta, la de aquí sea un motivo de orgullo, de alegría compartida por TODOS, y sea esa la meta a conseguir.

Pero tengo la sensación, amigos lectores, que no estoy escribiendo -y eso me causa pesar- para todos los que leen esta humilde pagina.

Un cordial saludo

 

Sulpicio Motilla Olmo

Director

Deja un comentario