“La cueva de Ai-Babá…”

( y de… ¡he perdido la cuenta! sus amigos y “herederos”)

Nos cuenta, el cuento de Ali.Babá, que eran unos cuarenta. Hoy en día, y “merced” a un “invento” de D. Adolfo Suárez (q.e.p.d.) y otros “amigos”, se tendrían que multiplicar, al menos por 16. (Diez y seis As., llamadas “autonomías”). Con todas sus “cohortes” de asesores, amigos, técnicos, etc. etc. Pero, eso sí, ya no se “ocultan” en vasijas, o cántaros de aceite, no. Se “pasean” en “coches oficiales” Cobran un sueldo de por vida, y conservan el “coche”, el chofer, y el tratamiento de: “muy honorable”, según su origen, o destino. Que viene a ser lo importante, después…

 

El “invento” ha funcionado, muy bien, para quienes “alcanzan” ese “simulacro de gobierno”. Porqué así conviene a ellos, los primeros, y luego al “partido” que les llevó a esa posición, a cambio, claro está, de un estipendio, que, aunque no sabemos exactamente su importe, si que sirve para mantener -además de las subvenciones de la “Cueva Central” ( léase: G.C. = Gobierno Central)- que también aporta a la “organización” (del partido claro).

 

Y es un “invento”, porque EN NADA, se parece a un “Estado Federal”, por las limitaciones propias del “proyecto”, que no era otro que: un simulacro de aquél federalismo, que defendían los carlistas, y que EN FORMA ALGUNA, se le asemeja.

 

Ni TAMPOCO, una actualización de los Antiguos Fueros, que eran un valladar, frente al despotismo, posible, o probable, (desde el siglo XIX manifiestamente claro) de los “ilustrados” de la “Pepa” gaditana, también llamados: “liberales”. Y refrendada, y a veces compartida, -otras combatida- por el rey más felón que ha tenido España. Hablamos, claro está de Fernando VII. Pero estábamos con “Alí. Babá”, y hoy mismo… Volvamos pues.

 

Y así, los sucesores del cuento en mención, ya no son solamente cuarenta, si no unas cifras algo más -bastante más- elevadas, que no caben en una línea, sola, de este escrito… Y tenemos:

Que, ahora mismo, para mantener ese (algunos lo califican como “estado fallido”) necesitan cada día más, y más “recursos”. Y se inventan impuestos, y cargan con tales medidas, a los pequeños propietarios, amanuenses, autónomos, agricultores etc., que no se sabe hasta cuando podrán soportarlo… Pero ¿Cuál es el fin que se persigue? para cualquier “mediano observador” está diáfanamente claro: El ahogo, la exterminación -hasta donde se pueda- de los “pequeños autónomos”.  Convirtiéndolos en meras SUCURSALES, u “oficinas de atención al consumidor”, por cuenta de los “grandes trust”. (NO hace falta decir aquí nombres, los tenemos en la ciudades, medianas y grandes de todo el territorio). Mediante precios -y “ofertas”- que, los pequeños no pueden soportar. (Igual da que sea: el pequeño comercio, los “bares de barrio”, como otra actividad cualquiera, que deseen controlar, O SUBVERTIR, mediante el AHOGO ECÓNOMICO, sus LEGITIMOS, dueños.

 

(NOTA.- Permítasenos, y a la vista está, que no se contagia la gente, ni en los teatros, ni en los cines, y que se recomienda “airear las habitaciones, y las casas…” ¿porqué entonces se cierran los Parques Públicos? ¿Y otras cosas, si es que ahí no es donde están los contagios? Otra vez ¡la “conspiración del rebaño? a ¿FAVOR DE QUIÉN?) Pero, los “amigos de Alí. Babá”, han aprendido mucho. Y ahora, ya no “cabalgan”, ni se “ocultan”, son los ejemplos a seguir por todos, o una GRAN PARTE, de gentes, u oportunistas, que, para ser “modernos”, hay que envidiar, y aspirar,  a un “puesto” en la cuadrilla… (Y gozar, como no, del “señoría”, de las dietas, y de las prebendas que los acompañan). Y habrá, pues claro que si, quién como Dimas (el buen ladrón de la Biblia) no podrá aguantar mas, y se irá a su casa, con su HONRADEZ INTACTA!

Pues claro que Si. Pero, y todos aquellos que estaban (fuera de la “cueva”) que no paraban de pedir -con la boca pequeña- naturalmente- el fin de los aforamientos, ¿DONDE ESTÁN? Es asombroso, como aquellos “cuarenta”, se han MULTIPLCADO, por muchos ceros (a la derecha claro). Y resulta que,  ahora mismo, la “cueva” se ha quedado pequeña…  Que cosas ¿Verdad?

 

Y claro ya han aprendido del aquél proverbio -árabe, según creo- que dice:

 

“Si no puedes vencer a tu enemigo, únete a el…”

 

Y, de este modo, a aquél famoso “Alí Babá” del cuento, de haber existido realmente, hoy le habrían dado “El Premio Nobel”. Dicho con todo el respeto debido al Sr. Nobel, que “inventor de la DINAMITA”, se preocupó de que, sus beneficios, fueran destinados a mejor fin.

 

Y, vea Ud., amigo lector, que no es nuestra intención ofender  a NADIE. Antes bien, traer aquí le sentir, y el sufrir, de muchos de nuestros compañeros, paisanos, amigos y españoles como nosotros, y de otros países, que,  sintiendo lo mismo, se hallan en la misma situación… (Claro que, allí, al Alí Babá del cuento, seguramente le llaman de otra manera, que significa LO MISMO).

 

 

Un sincero abrazo

Los del Oriamendi.

Deja un comentario