“El nuevo “look” (fashion) del presidente Sánchez…

Es curioso, si más no, que: en estos tiempos en que tan de “moda” está el “lenguaje corporal”, nos tengamos que ocupar, nosotros, de hacer un “apunte” -mejor recordatorio- de algo que se repite, de vez en cuando, y que se ya se puso en “moda” -y aún antes- en tiempos del ínclito Felipe González… (NOTA.- Digamos, en nuestro descargo, si necesario fuera, que: de alguna manera hemos de  “pasar” este medio confinamiento…). Hablamos de la “apariencia pública” de los “hombres públicos”. Digamos también, amigos lectores que: la cosa no tiene importancia alguna, y lo único que pretendemos, en estos momentos que escribimos esto, es que: pasen uds., unos minutos de “desaire”, de olvido momentáneo,  de tanta “paliza informativa”, sobre si Trump, o Biden, se van a “romper la cara” -cosa que no sucederá- en los EE.UU., o de los datos del Covid 19 ese que tienen, a la mayoría de la gente, unos resignados, otros preocupados -con razón- y otros… bueno pues eso, ya saben con la cosa del “rebaño”. (Estos, lamentablemente, cada vez en mayor número).

Pero hablábamos del “look” (mira, en el buen idioma nuestro – 3º del mundo-) y “fashion” (moda) también en el mismo, del Sr. Presidente.

¿Se han fijado que, de la noche a la mañana, le han “salido unas canas” -muy discretas y respetables, eso sí- en el “flequillo” y en las “patillas”? (Exactamente igual que le pasó, en su día, a F. González). (NOTA.- Será, por un casual, que tienen el mismo “peluquero”? O tal vez, el mismo “asesor de imagen”? ) Claro que con eso del “lenguaje corporal” -del que los comentaristas de TV, se hacen “ecos” casi a diario- debe ser la razón… Ese cambio de “look”, da un “aire de “madurez” que, para si quisieran los otros (Casado, y otros, que solo han acertado (?) a “dejarse la barba”, por ejemplo). Y que, según quien mire (look) pues queda muy… eso. A la moda.

Ya ven uds., en que cosas nos ocupamos ahora, esta tarde, mientras, hay fuera llueve… En Valencia están sacando agua “a espuertas”, los autónomos están con el “agua -esta económica claro- más arriba del cuello”, y los demás… pues poco más o menos. Menos mal que, las peluquerías, y otros “servicios esenciales” -dicho con todo respeto- están funcionando. Restringidos pero funcionando. Y así, también, quien lo necesite, pude “pedir hora” y hacerse un “cambio” de manera que, quien lo mire vea esa nueva “fashion” (moda) que tendrá cuando salga a la calle otra vez.

Yo, por si lo quieren saber, tengo todas las horas ocupadas (al 30%) claro

 

“Sansón” (“Peluquería Unisex”)

Deja un comentario