Nota de la dirección:

Se nos está preguntando, y muchas gracias por ello, de parte de algunos lectores, que cuál es nuestra posición, con respecto a las elecciones en Cataluña.

1ª No podemos, ni debemos, decidir por nadie en particular, puesto que, en el uso de la LIBERTAD personal de cada uno, está el poder elegir, según el propio “saber y entender”, si se debe, o no, acudir a las unas el día 14 – 02 -21 (Día de San Valentín), vistos los devaneos, de unos y otros, sobre ese evento.

Este sistema impuesto, por los “herederos” del régimen anterior, es: como el régimen anterior, ILEGAL e ILEGITIMO. Salvado esto, creemos que…

Se trata de un “Juego de Poder” entre aquellos que son cómplices del mismo.

Que, a base repetir y repetir, en un auténtico lavado de cerebro, con la consabida “cantinela” de: “…si no votas luego no te quejes…” están creando una “psicosis de culpabilidad”, ficticia a todas luces, sobre los ciudadanos -antes pueblo español- que raya el absurdo, cuando no la alevosía. (Naturalmente, consentida, y alimentada por los que de ella esperan obtener el beneficio correspondiente…).

Que, los “cambios” que ofrecen, el tiempo dirá -pues si la participación no superase el 50% del censo -no debería ser aceptada como “legal” (pero no se apuren: los % que saldrán después, omitirán, como es ya sabido, con la ocultación real de la participación, y hablarán, tiempo al tiempo, de los % que se han repartido los partidos -y de ahí “sacaran” sus “mayorías”), según la “Ley de Hont”. (Si, aquella que aprobó el tal Sr. Suárez allá por el siglo pasado…)Y todo tendrá un “perfume de Legalidad” que no cabrá duda alguna, (Lo de la LEGITMIDAD, estará, como es habitual, en el “limbo de los Justos…”).

No hemos de extendernos más. No es nuestra misión si no responder, sin preguntar, a cada uno, lo que piensa, y menos dar “consignas” que, luego -ya lo sabemos- solo traen decepciones. Y no escurrimos el bulto.  Simplemente damos respuesta, a esa preguntas que se dice al principio.

Cada español, sea catalán, andaluz, castellano, gallego, vasco… o de donde sea, cumpla consigo mismo y con su conciencia. Piense en TODOS, y no solo en si mismo. (Ellos, los que pretender vivir, o seguir viviendo del “erario público”, sin mas responsabilidad que: dejarlo si las cosas van mal, ya tienen decidido su “voto”).

Nosotros, los Carlistas, tenemos claro nuestro DEBER, y nuestro COMPROMISO.

 

Atentamente

El Equipo de Redacción, y en su nombre

Sulpicio Motilla Olmo (Director)

Deja un comentario