Groucho Marx

El Sr. Groucho Marx

Suya es esta frase: “La casa se quema… Más madera!”

Ahora , ya no tanto, pues que “avispados discípulos”, los del gobierno del PP, la han hecho suya, en ese afán -descomunal- de “distraer la atención”, que otra cosa no es lo que pretenden, de su absoluta corrupción, y la forma de “taparla” -que ya no hay manera de que eso suceda- con todos los medios que se les ocurren, e imaginan, aunque sea a costa de lo que debería, ser intocable, y que se llama “la Paz social”.

Y es que, a lo que parece, para este gobierno todo le sirve, menos preocuparse por otras cosas más urgentes. (Si nos olvidamos, claro está, que lo urgentísimo, para ellos, es “Tapar” -cosa ya imposible- sus “desvergüenzas”, que sonrojarían al mas caradura de los caraduras…). Y así se han sacado de la manga, o sabe Dios de que rincón de sus calenturientos cerebros, ese absurdo tema de la cuestión lingüística. Cuando está de mostrado que los escolares en Cataluña cometen menos faltas de ortografía que en muchas otras comunidades españolas. Pero ¡ay dolor! ¿de que nos vamos  a valer para que no se hable, tanto, de la Gurtel, de los robos del PSOE andaluz, y de otras tantas “maravillas” de la administración del partido del gobierno, y sus “colegas”?

(NOTA.- Y al decir colegas, nos referimos a ese “verdadero ejército de “asesores” que pululan por los despachos de los gobiernos regionales, locales y comarcales. Recuerden uds, que: el Sr. Framcisco Camps, es uno de los que se benefician de su “asesoría” al gobierno de Valencia). Con un asesor así, por ejemplo, no hay miedo de que te “pillen”, a no ser, ¡ay dolor! -otra vez- de que se le “vaya la pinza”, y por no ser el “chivo expiatorio”, le de por “cantar”, o como esos otros “luchadores” que hay en Cataluña, se “acomoden” a cumplir la “Legalidad vigente” en aras, eso si, de esa “paz social” que tampoco ellos tuvieron en cuenta, a la hora de hacer, y de “tomar el pelo” -pues que eso fue lo que hicieron con sus “bases”, cuando han venido “mal dadas”…

La casa se quema…, más madera!

Y así, con el cuento de apagar ese “fuego -que algunos calificarán de este modo: “purificador”, pues nos “vamos de rositas”, y si mucho me apuráis, hasta podemos volver a ser elegidos. Siempre que, ya veremos como, les demos la “vuelta” a las encuestas. (Léase la pagina de las “cadenas”, amigo lector…).

Y así seguiremos hasta que, de una vez por todas, le “demos la vuelta” a un sistema que, basado solamente en la mentira, en la tergiversación de las cosas, y en las trampas del lenguaje. Es decir cambiando el sentido de las palabras o vaciándolas de contenido, que viene a ser lo mismo, o con idéntico resultado, las buenas gentes, las honradas, sea cual sea su forma de pensar, no nos planteemos, muy seriamente, dejar de ser “números” cada cuatro años, o cuando se les ocurra convocarnos a unas “elecciones”, en las que, siempre los mismos, con otras caras y otros nombres, pero siempre los mismos,  o sus “herederos”, sigan manteniendo este sistema oligárquico y depravado para, según ellos, seguir siendo “modernos” y “demócratas”. O lo que es lo mismo “comparsas” y “felices ciudadanos” donde los haya. Naturalmente.

“La casa se quema…, ¡Más madera!”

Recordando a: S. M. D. Carlos-Hugo de Borbón-Parma. Rey Legítimo de España.

Han pasado los tiempos en que en que los Reyes, eran solamente Reyes por ser hijos de sus padres. Hoy los Reyes tienen que ganar con su esfuerzo, con su trabajo al servicio de la sociedad La Realeza que heredaron. Si falta esta realidad de servicio, la Legitimidad, carece de sentido…”

                                                                                                         (Montejurra  1958)

“Conozco a quienes trabajan, y por lo tanto, rinden. Y considero una obligación a aquellos qué todavía no se han lanzado, que lo hagan para no dejar, a los primeros, solos…, debo afirmar tajantemente, que: quienes no estén en primera línea, bien con su trabajo, bien con su aportación económica,  serán considerados como no pertenecientes al Carlismo. Solo los que se muestren eficaces ahora, podrán ser mis colaboradores mañana. Con sus realidades de hoy, cada uno demostrara su inteligencia, su capacidad y su sentido político.

            No quiero hacer un llamamiento a la generosidad, sino a la inteligencia. No me basta la generosidad de intenciones, ni la buena voluntad. Necesito eficacia. La buena intención es un pecado, cuando se necesita la acción.

            No vamos, por tanto a discutir sobre tácticas políticas, o sobre grandes proyectos, mientras no dispongamos de los medios necesarios para su realización.

Tener estos medios es un deber tan grave, que no tengo el derecho de tolerar que esta Organización Tradicionalista funcione con posibilidades tan limitadas que convierten nuestra enorme fuerza, prácticamente, en impotencia.

Quién no este dispuesto a buscar y encontrar estos medios. TIENE LA OBLIGACIÓN MORAL, de hacerme saber que siente INCAPAZ, de cumplir este DEBER.  La mayor deshonra para un Jefe, y para cualquier miembro dirigente, no está precisamente en la incapacidad, sino en el no saber sobreponerse a ella, o en la falta de nobleza de no reconocer esa incapacidad.

 Sabed que yo cumpliré con mi deber. Y mi primer deber como Príncipe, hoy es la victoria. Si os he hablado en estos términos, es porque el momento lo exige, y porque también el mismo afecto que os tengo, me ha impuesto la obligación de hablaros con esta dureza.”

   (Mensaje de D. Carlos Hugo, a la Junta Nacional Carlista. Octubre de 1961)

“La Monarquía, solo será factible, y encontrará su legitimación, si es capaz no solo de prever, sino de alumbrar la línea más audaz del futuro histórico; aquella que basada en la plena mayoría de edad del pueblo, lo incorpore de un modo plenamente responsable, a las tareas políticas.

   Porque los ciudadanos, en las dimensiones más reducidas de la esfera municipal y regional pueden  demostrar, de un modo natural –fácilmente comprobable – el espíritu cívico y la eficacia política. Quien no es capaz de patriotismo municipal, está incapacitado para  un servicio nacional.”

 (Abril de 1962. Declaraciones a la revista. “Azada y Hasta”)

“La historia se ha encargado de mostrar como acaban los Príncipes, que se aburguesan y no quieren, o no saben cargar en cada momento,  con el peso de sus responsabilidades…”

                                          (Misma publicación anterior. Mismo número)

Los catalanes tenéis a honor, el resolver problemas que otras tierra, no saben, o no pueden resolver por si mismas. Y esto no merece condenación. Porque es fruto de vuestro amor a la patria chica, a la proximidad de la Patria más inmediata a vosotros,  y esto no daña al amor a la Patria grande, sino todo lo contrario, quien no es capaz de amar lo pequeño ¿Cómo podría amar lo gande?”

 (23 de Noviembre de 1964. Hospedería del Real Santuario de la Salud. Sabadell).

DE LAS CUALIDADES DEL JEFE…

 “En cuanto a la selección de los hombres para los puestos de responsabilidad, conviene que nuestros futuros Jefes vean claramente una cosa: No vale para Jefe el hombre que se ofusca por unas formas, una opinión, o un emblema. El Jefe, y lo  sabéis mejor que yo, tendrá que hacer trabajar a hombres distintos, de distintas tendencias, que tienen una visión política a veces muy diversa. Esta característica difícil del Carlismo, esta libertad de opinión, este abanico abierto de opiniones, no lo hay en ningún otro grupo político del mundo. Pues en el terreno de la actuación política, está la nueva línea política. Esta línea política, como tal línea, no puede discutirse. Lo que si se puede discutir es como vamos a llevarla para que sea lo más eficaz posible en cada caso, en cada provincia y en cada región de España.

De modo que sí el Jefe se ofusca por opiniones, no podrá realizar esta labor de federar voluntades, para la acción política. Su papel está en coordinar  todas las tendencias para realizar la línea política, y no ofuscarse por ningún planteamiento intelectual.”

 (Junio de 1967. A los Jefes Provinciales y Regionales del Carlismo)

Y, ahora te decimos, amigo (a) lector (a):

Piensa, recuerda, reflexiona, sobre estas palabras de total e imperiosa ACTUALIDAD.  Y si hallas en ellas alguna incongruencia, o despropósito, o falta a la Verdad, Nos lo haces saber. Y, si a tanto llega tu enfado, no mires más esta página web. Que aquí hemos venido a SERVIR, y no a ser servidos. Ni tan solo “aplaudidos”. Que nos basta con cumplir el COMPROMISO, que, como carlistas y españoles, de todas las Españas, nos conformamos con haber cumplido.

De todos vosotros

La redacción.

Muy buenos días!

(O tardes, según la hora…) Una opinión -la nuestra, que como es de “balde”, solo es nuestra- Aunque la podemos compartir con Uds, si les parece bien…

Es esta…

Ya terminado (según dicen los “poderes fácticos”, nos resistimos a llamarles “públicos” pues, hoy mismo en España -pobre España!- el “publico”, solamente es eso: Publico) el “Procés” (Que ilusos, y TORPES, son algunos…)y que todo “parece volver a la normalidad”, no se dan cuenta de que no han solucionado NADA! Únicamente han “larvado” -u ocultado, si lo prefieren así- un problema de convivencia. En forma alguna lo han solucionado. De ninguna forma.

No se puede olvidar -y esto con los resultados de unas elecciones legales- que una gran parte de la población catalana -bien que no ha llegado a la mitad- pero que están ahí, y que no se les puede “dejar de lado”, ha manifestado su disconformidad, con el sistema actual. Y esto es así, se pongan como se pongan, y quieran, o no, “verlo”. (Que verlo, lo ven, pero deben hacer, de cara al “publico”, que no es así. Y haciéndoles un grado de bondad -que no se merecen- diremos que hacen como los niños: “…cierro los ojos, no te veo. Luego no existes”). Pero esa disconformidad, no debe ser, no debiera ser, tampoco “propiedad exclusiva” de los independentistas, por la sencilla razón de que no es así. Unos, y otros, utilizan el mismo adagio de siempre: “divide y vencerás…” Jugando cada uno de ellos la carta que más le conviene en esta partida. (Pues esto no es otra cosa que eso: Una partida entre “partidos”, mal planteada, mal jugada, y de consecuencias impredecibles, en el medio plazo…) Se pongan como se pongan y digan todos los embustes -o “medias verdades”- que dijeren.

Hay por ahí, en el “cancionero popular” (de pueblo, no de partido) una canción, que reza de esta forma:

“…quien pone reglas al juego, se engaña si dice que es jugador…”

Y esa es la verdad. Con toda la seriedad del momento. Veamos un caso flagrante Cs. (“Ciudadanos”)

¿Cuántas veces ha dicho, y luego, en “aras de la gobernabilidad” ha actuado de forma absolutamente contraria, apoyando al partido en el gobierno, de todo aquello que, en sus “programas electorales” había dicho o prometido? Pero no solamente él, sino en el “arco parlamentario” ¿quién se ha librado de ello, y puede “tirar, contra el otro, la primera piedra?

Un gran poeta -J. Ramón Jiménez- en un soneto (curiosamente, haciendo una metáfora con la muerte, a la que llama: amarilla, por el color de sus huesos) termina diciendo:

“No, amarilla, tú no puedes segar…

el que siega lo hace con el filo de la hoja de rosa…”

A estos “demócratas de toda la vida” se les olvida -¿de verdad que se les olvida? y desinteresadamente pregunto yo- que la hoja de rosa, y el tallo que la sostiene, está lleno de espinas.

 Dejemos, amigos lectores, si os parece bien, los poetas, y los cantantes, y cojamos -aunque sea al “pasar”- a un hombre-sabio, y, además, serio. Estoy hablando de D. Antonio Aparisi y Guijarro. Valenciano, para mayor orgullo de esa hermosa tierra. Diputado en Cortes, por los carlistas, en uno de sus memorables discursos en el parlamento:

“Decís que el pueblo es soberano, y yo os digo que sí, que lo hemos coronado,  y le hemos puesto, en su frente, una corona… de espinas!”

(“Obras completas. De D. Antonio Aparisi y Guijarro)

 

Y ahora, pretenden, unos y otros, “haber vuelto a la normalidad”. ¡Que falacia! por no decir que GRAN MENTIRA. ¿Van a volver las empresas a Cataluña, con esa “normalidad” pseudo-democrática -aparente?   ¿Acaso volvieron a Quebec? Disfrazar las cosas no las arregla. Las empeora. (Dicen los médicos que: el dolor es una cosa molesta, pero necesaria. Pues que es un “aviso” de que algo no funciona…) Y, a nosotros, nos duelen los “disfraces”, que no otra cosa es, esta “normalidad”, que no soluciona nada, sino es para una fiesta de carnaval. (Ahora que se acerca Febrero y la Cuaresma). Pero, ay! estamos disfrazados -los que lo estén- los demás, que Dios nuestro Señor les dé un buen despertar, pues están “dormidos”, o “anestesiados”, de esa “soberanía” que hablaba el gran Aparisi, y, lo peor de todo, es que hasta nos lo creemos: La solución del problema-ya-resuelto. Porque no lo está. Así de claro, y así de sencillo, aunque duela…

¿Pues no fueron ellos, unos y otros, los que se pusieron -todos de acuerdo- en esa “intocable constitución”, el término “nacionalidades? ¿Y no fueron ellos, de acuerdo con aquél -al que iban a hacer “santo”, que cerca estuvieron- que se llamó Adolfo Suarez, en “crear unas autonomías” que nunca en la Historia Real -de realidad- habían existido, solo tan solo, y esta es la verdad: para que ninguna “per-se” pudiera ir contra la unificación de esa “soberanía” que copiaron de la Constitución de Cádiz. Que dicho así, al paso, no  era más que una amplia constitución-copia de la Revolución francesa por los “ilustrados” de entonces. (NOTA.- Sus herederos siguen homenajeándola, en nombre de la democracia. Lo hicieron no hace mucho tiempo, llenas las caras de una satisfacción, y la conciencia de un olvido que clama al cielo, de todo lo que aquella tremenda mentira, trajo a la España, desde entonces. Ah! También estuvieron ahí, y ¿cómo no? “ciudadanos” Ignorando que lo que había que hacer, ya puestos a ello, es el RECONOCIMIENTO de los antiguos reinos, principados y señoríos (Vizcaya, Aragón Reino, que agrupaba a Cataluña (Principado todavía –hoy- ¡para muchos!) Valencia, Reino conquistado por Jaime I, Rey de Aragón y Baleares, Navarra y Castilla entera. Andalucía formaba parte de ella. Aún se ve en alguna provincia: Bienvenidos al Cristiano Reino de Jaén, pues ellos se consideran, a sí mismos, castellanos) que se hablaban entre ellos como iguales. “inter pares”, con algo que los unía, sin que ellos hubiera más diferencias, en algunos casos, que la forma de hablar, o sus costumbres. Pero manteniendo  como nexo de unión entre ellos, La creencia en el mismo Dios, y la fidelidad al mismo Rey.

Pero, ahora, cuando el que “ocupa” el Trono de San Hermenegildo, se “ocupa” a su vez, en vez de ser “arbitro” o mediador –papel que le atribuye la constitución, esa, la suya, la que no quieren de ninguna manera retocar –se preocupa en hacerse “miembro de parte”, en vez de todos, como se puede pretender que aceptemos, es más, y que creamos, que todo está solucionado? Eso sería “comulgar con ruedas de molino…” y en eso, nosotros no estamos.

Quien esto firma, que aprendió a escuchar, y entender, de gente buena, y catalana, entiende que: si te arrebatan una cosa –tu casa por ejemplo –has de estar allí, donde sea, reclamando lo que es tuyo. Pues sí, el tiempo, o el olvido (leed, si os place nuestra “cabecera”) se adueñan, y con el tiempo, nadie recuerda lo  que ha sido, también, por inanición,  se olvida INTERESADAMENTE, tu derecho. Decir que “el problema catalán” está resuelto, es cuando menos una MENTIRA que no puede convencer a nadie, la diga quién la diga.

Y, yo, no me la creo

Sulpicio Motilla Olmo

(Director)

Los voluntarios…

Definición: Se aplica al acto que se hace por propia voluntad o deseo.

2. Se refiere a la persona que realiza determinada actividad sin tener obligación de hacerla.

Hablemos, un poco de ellos, si os parece.

(INCISO.-Nosotros, los carlistas tenemos, si no la exclusiva, si el saber, por la propia experiencia, de que estamos hablando. Sin que ello sea, en forma alguna, “parte contra nadie”, pues que, teniendo esa naturaleza, quien así se comporta, y lleva esa decisión, hasta el extremo de poner en peligro la propia vida –otra cosa será el “suicidio religioso o fanático” que nada tiene que ver con la razón, merece, si más no, cuando se habla de ellos con respecto a lo que han hecho – el respeto sincero y afecto de todos. Incluso de los que, momentáneamente, son sus contrarios).

Siempre fue así, en España al menos, hasta que, el Liberalismo, y sus intereses, forzaron la creación de “Quintas” –llamada así por ser uno de cada cinco –los mozos “llamados a filas”, eso sí, bajo sanción económica, u otras, de no acudir a ella, en el plazo indicado. Con una salvedad –tomen Uds. nota –si podían pagar a otro que acudiera por él. Entonces se “libraban”. Los que pagaban, claro. Y adivinan uds ¿Quién iba entonces a la guerra? BINGO! Los de siempre.  Los pobres. (Que no eran pocos. Pues ya se habían encargado, tiempo antes –con la “desamortización” –de  privar a los “desposeídos de la tierra” de usar de esa “clausula de salvación” y de que fueran así, “desposeídos”, para el resto de sus días, En otro momento hablaremos para quien no lo sepa, lo que es, y fue, la “desamortización”). Y estos, los pobres, los humildes, los que tienen a gala su honradez, su trabajo, su palabra, y hombría de bien, y acaso, nada más que sus manos para el trabajo, y el amor por los suyos, y por la tierra que los vio nacer, estos son los VOLUNTARIOS, de los que hablamos, hoy. Aquí.

Hemos tenido, en estos días, ocasión de visitar tierras y lugares, de esta España  nuestra, donde se “batieron”, en contra unos de otros, en la última guerra. Pero antes también lo habíamos hecho en otros lugares en que lo hicieron antes. (Vvga. en las tierras de La Vendèe, donde cuarenta años antes que la primera Guerra Carlista, también los voluntarios de allí, vendeànos y chouanes –región norte de la misma región – en 1793) lo hicieron por su Rey, y por su Religión. No se trata pues, ni lo deseamos, una “enmienda” a una “funesta ley de Memoria Histórica”, que no ha servido para “cerrar heridas” antes al contrario, y, nosotros que si creemos en el perdón –aunque no en el olvido –podemos creer, y ,lo creemos, en aquellas palabras de Bonchamps: “No existe Gloria, en las Guerras Civiles…”. Un general que, en su lecho de muerte, herido en combate al otro lado del rio Loira, dio su última orden a sus voluntarios:

 “Perdón para los prisioneros…” (Salvó la vida a más de 5.000)

(En el correr del tiempo, el hijo de uno de aquellos hombres, un escultor de un cierto renombre en su época, le construyó, a Bonchamps, un mausoleo que se puede ver en la iglesia de Sant Martín le Viel, dpto. del Loira, en agradecimiento a haber salvado la vida de su padre, con esa misma inscripción).

Hablamos de esos voluntarios, sean quienes sean. Piensen como piensen. Y sean del lugar que sean.

(NOTA.- Esta página de la historia, nuestra historia, que traemos hoy aquí, no defiende sino la libertad de elección, que no es otra cosa que una muestra de la libertad personal, de cada uno para elegir aquello que piensa que es mejor, y que, siguiendo el dictado de su conciencia, y de su voluntad, toma un camino, y lo sigue, hasta sus últimas consecuencias. Recordemos, con vuestro permiso, lo que un sabio –D. Quijote de la Mancha, y su autor lo era, fue, un hombre sabio –decía sobre la libertad:

La libertad, amigo Sancho, es uno de los más grandes dones que a los hombres dieron los cielos… Con ella no pueden compararse los tesoros que la mar encierra, ni la tierra encubre. Por la Libertad, así como por la Honra, se puede y debe, aventurar la vida…”

                                                                 (D. Quijote de la Mancha. M. de Cervantes)

 Y, esto, la elección de una forma de vivir, mantenida por el “acto de la voluntad”, es lo que define, y “da señal” de lo que ese hombre –esos hombres, y mujeres – han hecho, y han dejado como herencia, a los que, después que ellos, han venido a este mundo. Y, lo repetimos, una muestra inequívoca, de su Libertad.

(Tomado la revista. AHORA, información)

Tengan uds, amigos lectores, un feliz, y libre, y voluntarioso Año  Nuevo.

Oriamendi Carlista.

(Nota. Aquí van las páginas de la Guerra de Secesión. No olvidarlo)

De los oportunismos, pérdidas de memoria, y otros asuntos… (menores…?) (2ª parte)

Decíamos ayer….

“Es casi aburrido, y monótono, si otra cosa no, pero, al mismo tiempo, es nuestra obligación -y no solo por hacer justicia a nuestro encabezamiento – recordar, y traer aquí, que todo lo que, los “poderes fácticos” de hecho… Y que dio lugar a la crisis económica –que todavía “disfrutamos” la mayoría –  y, a unos sueldos vergonzosamente ridículos, (y lo que durarán) y a un déficit en la Sanidad Pública…”

Los llamados “poderes públicos”, pues que lo son –aunque no sabemos para qué público, pues siendo más: “victimas” y “sufridos ciudadanos”, somos actores más que “público”, no sé cómo llamar a esos “poderes”. (INCISO.- Es decir, si lo se, sabemos, pero el decoro, y las buenas maneras no nos permiten decirlo aquí.) A, eso le llamaremos –tímidamente- “pérdida de memoria”.

Vamos a lo demás…

Ya que seguido de eso, viene la “oportunidad” de las cosas… (Por ejemplo: lo que, ahora mismo está ocurriendo con los “cambios de chaqueta” de no pocos “lideres” de unas personas que, de buena fe, y no solo eso, sino que –también como consecuencia de aquella perdida, de memoria- han olvidado: “el euro por receta”, los “recortes” en sanidad, cultura, obra pública  (toda la que no tuviera algo que ver con el 3%) inversiones desatadas en subvenciones a los “amigos” Etc. Etc. Etc. Para no reconocer algo que es diáfanamente claro, y es: como, después de obligar al presidente Puigdemont –que, en este sistema que tanto dicen amar y guardar (ja,ja,ja) es su  legítimo presidente lo han dejado solo! Y, ahora aprovechando esta oportunidad, y a cambio de dejar “colgados” a todas aquellas personas que salieron a la calle, en más de una ocasión, a defender un derecho –que es inalienable –se “han bajado los pantalones” eso si “por imperativo legal”, para “seguir luchando, por la libertad de su pueblo”. JA, JA, JA. (La razón por la que lo hacen, lo dejamos a la libre interpretación del lector…) Y, seguro que, aun sin querer, coincidimos con muchos de ellos. Y, claro, eso se llama –aquí y en todas partes – “oportunismo”. Solo que siendo, como es una “cuestión de todos”, lo lógico sería, la “opinión de todos”. Ah! Claro! Para eso están las elecciones! Ya. Y porque no le dejaron convocarlas –después de anunciarlas –al que era su legitimo Jefe? Se les olvido. Sin duda alguna… Oh, fragilidad de la memoria…!

Otros asuntos… (menores?)

Los  “amigos de los pobres”. Quiero decir los de “Podemos” (y conque oportunidad política verdad?) han presentado al Tribunal Constitucional –tela marinera –un recurso de inconstitucionalidad,  del articulo 155 de la constitución. Apa noi! Que decimos en Cataluña…

¿Cómo se puede pedir a un hijo, a cuyo “papá”, o “mamá”, le debe la vida, que renuncie a ser “hijo natural” suyo? Esto es llevarnos a la “engendración” –y perdón por esta aberración lingüística –de un asunto de, casi, casi, “naturaleza –equiparable- a la naturaleza divina”. Toma ya!

¿Y no será que, estando cerca las elecciones en Cataluña, hace falta –como “agua de Mayo”, y más aún con esta “sequía democrática” – “salir en la foto”? No vaya a ser que…, se pierdan votos, de esos que, parece, estar recuperando el PSC. Esto es, a vista de un observador “normalito” (un servidor de uds.) parece como o más probable. Pero, tranquilos, que esto no ha hecho más que empezar. Nos quedanunos quince días, antes, y otros tantos después, para ver que da de si el cotarro este, en que, unos y otros –y también nuestra irredenta ingenuidad – nos han metido.

Más cosas de la memoria… (Mirando atrás, sin ira…)

Ahora los del PSC, piden que Cataluña, cobre la totalidad de sus impuestos… Molt bé. Muy bien. Y se les ocurre ahora! Pregunta: con total ingenuidad (puestos a hablar de ella, y para “recuperar algo de esa memoria perdida). Porque no piden la restauración de los Fueros?  Porque, si no quieren ser llamados “montaraces carlistas”, no reclaman las “BASES DE MANRESA” (Cosa que siguió después de perdida la III Guerra que aquellos perdieron, y que no podían llamarse –por mor de la supervivencia- de otra manera – y que el ínclito “honorable Pujol” desestimó, y aun fue más lejos, por mor de su “sacrificio personal”, rechazando –en vez  de defender –el llamado “Estatuto de Sau” de 1932?) Y hablo de un partido “constitucionalista”, no de uno que, desde antiguo (1711 fecha de la batalla de Almansa, en una guerra de SUCESIÓN, no SECESIÓN) se puso cómo fin en el tiempo, la “independencia” de una parte de España, respecto al resto. Pero, como digo unas líneas más arriba, les “falla la memoria”, muy interesadamente, añado. (O, surge otra pregunta: no tienen ni puñetera idea del país done viven, y quieren gobernar?)

Sea como fuere, aquí estamos, los del siglo XXI, con una tarea –INGENTE –por hacer, para recuperar todo lo perdido, con toda nuestra voluntad, afán, amor a nuestra tierra, y con la mirada puesta en el porvenir.

Y que nos llamen, lo que les dé la gana…

 

                                                                                              Un fuerte abrazo.

                                                                                                                                Sisquet.

       (Amb el meu avi…) (Como mi abuelo…)

Desde mi rincón…

Para evitar su perdida –u olvido –de las cosas que son nuestras, y de todos, y también para si alguno de nuestros lectores (y gracias, muy sinceras a todos ellos), y porque nos toca, en su memoria, y porque es nuestro gusto, vamos a copiar aquí, unas “láminas” que –en su día, concretamente, cuando se dio  orden de retirar de los ayuntamientos, de sus balcones, las banderas del “Movimiento Nacional”,  entre las que se usaba –sin permiso nuestro, y con un afán de desvirtuar, y ocultar, la oposición que el Carlismo hizo a la “Jefatura del Estado, que duró mucho, mucho tiempo, y continúa aún hoy día . Visto lo cual, por parte de las Autoridades Carlistas se dieron instrucciones de recuperar, todas las que fueran posibles, del REQUETÉ. Cosa que se hizo con el fin de evitar vejaciones e insultos,  y se recogieron también algunos gravados, y dibujos que hemos querido traer aquí.

Son nuestros. Representan a nuestra gente. A  nuestros mártires. A los que dieron todo lo que se les pidió, en aras de un Compromiso. Son láminas de una “ida”. No de un retorno –muchos no volvieron –lo harán el día que, entre todos, lleguemos a la meta que ellos nos marcaron. Y, como a ellos, los que fueron antes…

Helos aquí….

In memoriam de todos ellos…, de todos.

                                   La redacción

Estrategia y táctica… (definición y aplicación)

¿Qué es una estrategia? Una estrategia se define como un conjunto de acciones aplicadas con el fin de desarrollar un plan previamente establecido para conseguir un objetivo (Arte, traza para dirigir un asunto. Real Academia)

 Definición de táctica.

Según la real academia de la lengua española, la táctica es el “Método o sistema para ejecutar o conseguir algo.”, es decir, la forma en que se va a desarrollar o ejecutar un algo para conseguir un fin, u objetivo.

Podemos ver cómo siendo – aparentemente – lo  mismo, y complementario, la una está supeditada a la otra, para conseguir el fin qué, la primera ha establecido, aun siendo, en su manifestación, al parecer, distintas.

Llevemos esto a la situación actual (en cualquiera de sus aspectos). Preferiblemente al aspecto social y político que nos ocupa, y nos ocupará, en los próximos días. Con un solo y único fin: Demostrar, y que sea claro y díáfano que nada se ha dejado al azar – el azar no existe y como todo obedece a un “Plan” previamente establecido, y adaptado al tiempo en que cada acción (o reacción) debe desarrollarse. Trataremos de que sea lo más ameno y fácil de entender, con algunos ejemplos.

Así, si tratamos de obtener un fin –el que sea –será necesario, en primer lugar, “marcar” ese fin necesario, de forma y manera, que sea “fácilmente” asumible. Una vez se ha conseguido esto –y no es necesario que todos los que han de participar en ello así lo entiendan –se trata de que: ese “fin necesario” sea “único e importante”, al menos más importante que otros, y se ”convierta” en una cosa, sin la cual no existe sino un “vacío”, que hay que llenar, para que, quien así lo siente, no pueda ya pensar –al menos no con tanta intensidad –como si ya lo hubiera alcanzado. Y, satisfacer esa necesidad –que se ha creado –sea el motivo principal de todo lo que, después, se le va a exigir. Que será, en cada momento, lo que diga que “táctica” se ha de utilizar para conseguirlo.

Así, si se trata de un “Objetivo político”, como suele ser en los tiempos que vivimos, será necesario involucrar en él a cuantas más personas mejor. Así, se tratará de un “fin colectivo” (o se le dará ese aspecto), que, motivando a cuantas más personas sea posible, haga que, cada una de ellas, se sienta como una parte más de ese “todo”. Y, a la vez, imprescindible para el conjunto. (NOTA.- Se usará, para ello, todo lo que sea necesario: los sentimientos –parte muy vulnerable –y, al mismo tiempo “interior” de cada persona, y por lo mismo difícil, en términos generales, de “comunicar”, si no es a otras personas con las que, de alguna manera, se identifica. Con el solo fin de alcanzar el fin previsto. Que, a partir de ese momento, se ha convertido en un “objetivo común”, o así se siente). Esto es, y forma parte, de la “táctica” a emplear. (INCISO.- Lenin, el “padre” del bolchevismo, de infausta memoria, dijo en una ocasión: “la mentira es un arma revolucionaria…” pretendiendo con ello “indicar un camino” –a la vez que una absoluta falta de escrúpulos a seguir a los que, como él, carecían de todo lo que no fuese su propia ambición). Esa táctica, hoy en día, y por mor de que, también el tiempo, y el devenir de los seres humanos, hace que esa acepción, guarde, en muchos casos –no en todos – aversión a esos “métodos”. Por lo que se hace necesario, cuando no imprescindible, un “cambio de táctica”. Y en eso estamos…

Así vemos como se han adaptado otros, de más difícil interceptación, como son –o pueden ser –con frecuencia, los sentimientos, hacia la propia tierra, la cultura, la necesaria diversidad entre los pueblos y las personas, de tal suerte que: cualquier sombra, o sin sombra, de atentar contra ella, suponga –al mirar de esas personas, convenientemente dirigidas –un atentado contra sí mismas. Pero  no están –no del todo – exentos de aquella máxima leninista. Se ha “edulcorado el sabor” pero, el fin, es el mismo: la consecución de un “objetivo”, que se hace sentir como “colectivo”.

Así bien esa “táctica” que, necesariamente, se ha de “adaptar” al inmediato ambiente en que se ha de desarrollar. (Y adquiere, de esta forma, una “elasticidad” y una “adaptación” que, y a veces ocurre, puede “sorprender” a los que son participes de ese movimiento). El que sea. Entra en acción, en ese momento el factor “sentimiento de victima”, o algo así, con el único fin de obtener una reacción, que previamente prevista y PLANIFICADA, conducirá, o al menos es eso lo que se pretende, a aquél fin que, también desde el principio se ha preparado como “objetivo final”. Obtenido esto, y merced a la oposición –también planificada y asumida –que, el contrario va a llevar a cabo, suscita, por ella misma, una “reacción en cadena”, en el tiempo, pero necesariamente unida a esta, que no dará, a cualquier “observador mediano” (léase: medio de comunicación) otra opción que continuar con la “desinformación” –que también se ha preparado, a pesar o no, de los que la practican, y los que la sufren –como si una “reacción preparada de antemano, sea “espontanea”. El resto, a la vista está.

Y así por el efecto “acción – reacción”, convenientemente medido y preparado, se alcanza, o intenta alcanzar, el objetivo propuesto desde el principio.

Únicamente les puede frenar, el “factor tiempo” (y otro más, en el desarrollo de la acción, a lo largo de ese tiempo: el cansancio de la gente). Deberán pues  para ello “radicalizar sus métodos” con el fin de mantener “calientes” los ánimos que, desde el principio, se ha ocupado de soliviantar. (Unos y otros).

Vemos, pues, como las estrategias de unos y otros –pareciendo contrarias –son complementarias. Aún en direcciones opuestas. Y de eso se trata. De formar un TODO, que, aparentando cambiar, ¡no cambia nunca! Y ese es, en realidad, el fin que se persigue. Pero con la prisas por alcanzar aquella “Arcadia feliz”, se oculta, o pretende ocultar, ese fin, que les es común.

Alguien habla de las dificultades que entraña un “cambio social”, en una sociedad que cambia a muchísima velocidad, en la que se crean “necesidades inmediatas” (con la excusa, o pretexto, de “estar al día”) y en la que son los mercados –sobre todo el “mercado financiero” – quienes marcan su “ley”, a través del consumismo desaforado, y de una ABSOLUTA FALTA DE ESCRÚPULOS,  hacia todo lo que son las personas, y por ende las sociedades, como no sea alcanzar el “éxito -que solo lo es hacia afuera- personal”, a costa de lo que sea? (De ahí la necesidad –que ellos tienen –y esto también es “estrategia”, de: crear “mitos”, “ídolos”, “triunfadores” o “victimas” (caso de políticos encarcelados) que duran lo que dura un invierno –o un verano –según la época). NO! Y vemos como: unos quieren “recuperar el fin perdido” –por la causa de que no tienen el poder suficiente para haber evitado su pérdida –caso de ER de Cataluña, y “socios”, y la necesidad, de sus contrarios, de “mantener el orden establecido”. Poniendo en “solfa”, otra vez, aquél “ideal lejano” –y casi perdido –pero ¡ay dolor! Queriendo ser, cada uno de ellos –por separado –el nuevo “salvador”. Es, este error, lo que denota, y hace visible, la fragilidad de la forma, en que quieren –en el caso de que, realmente así lo desearan – y el camino para alcanzarlo. Y, por tanto lo equivocado no solo de su “táctica–que no han sabido “adaptar” – sino también de su “estrategia”.

Y, quien tenga ojos que mire (y lo haga bien, por favor). Y, quien tenga oídos, que oiga (lo mismo).

Nosotros, ya estamos –por lo hartos que estamos, de oír, y ver, siempre lo mismo –les aseguramos que, en esta ocasión, ni vamos a mirar, ni vamos a oír, a nadie de esos “pregoneros” que hablan sin decir nada, y que enseñan lo que, otros, les mandan.

Un saludo cordial y sincero

La redacción.

De los oportunismos, pérdidas de memoria, y otros asuntos… (menores…?) (1ª parte)

Es casi aburrido, y monótono, si otra cosa no, pero, al mismo tiempo, es nuestra obligación -y no solo por hacer justicia a nuestro encabezamiento – recordar, y traer aquí, que todo lo que, los “poderes fácticos” de hecho, ya sea por las armas (tres guerras perdidas llamadas “carlistas” y una cuarta, no propiamente así, pero con amplia participación de estos), o por una “legalidad” impuesta, y heredera de aquellos avatares, y aún de otros de reciente creación (autonomías y otras zarandajas por el estilo)nos hacen “gozar” de un “Estado del Bienestar”, que ya nadie sabe dónde está, ni cómo empezó, cuando aquél “feliz presidente” (Aznar lo recuerdan?) se le ocurrió poner ese “epíteto” a algo que no podía durar, basado cómo  estaba, en el especulación y el “ladrillo”. Y que dio lugar a la crisis económica – que todavía “disfrutamos” la mayoría – y a unos sueldos vergonzosamente ridículos, (y lo que durarán) y aun déficit en la Sanidad Pública, los llamados “recortes”, y los “sablazos” para pagar una deuda galopante, a las arcas de la Seguridad Social (ni zapatero, de infausta memoria se atrevió a tanto), que la han dejado al borde de la bancarrota, amén de otras “adjudicaciones” de “obra pública” innecesaria a todas luces – decimos que ese “Estado de Bienestar”, solo ha servido para llenar los “Archivos de Clientes” de los llamados “paraísos fiscales”. Y las cuentas corrientes de un pequeño -no tan pequeño ya -grupo de “espabilados”.

Así hemos llegado, sin duda alguna, a lo que se puede llamar, con toda razón, una nueva “Desamortización”, exactamente igual a la que hizo aquél infausto personaje que se llamó Mendizábal, en el siglo XIX cuando utilizó, el producto de la venta de los “comunes” -tierra que eran de los municipios, y de la iglesia, y que daban trabajo, y sustento, a muchas familias, que pagaban su “diezmo”, es decir la décima parte, del producto que extraían, a sus propietarios- vendida a los ricos (de ahí nacieron los “latifundios”, que aún perduran sobre todo en Andalucía, y que se utilizó para combatir a los carlistas), y de los que -hoy en día- se benefician -a tanto por hectárea- sus dueños actuales, por cuanto así se asignan las “ayudas” que llegan de Europa, en vez de, como sería lo normal, destinarlas a la producción, en contra, porque ese es el resultado, de los pequeños propietarios, que están llamados a desaparecer- y que Dios nos ayude si eso llegar a ser una realidad…

Hoy se hace de otra manera, como ya hemos dicho. Como? Es sencillo: Privatizando los Sevicios Públicos Esenciales.  (Sanidad, Transportes, Enseñanza, Aeropuertos, etc.etc.). Si eso no es una nueva DESAMORTIZACIÓN, por cuanto esos Servicios se han hecho, y mantenidos, con el dinero público. (No hay “Comunidad  Autónoma” que se libre de esa lacra…). Y no estamos en contra, en modo alguno, con las “Mutualidades” que se van creando con el esfuerzo de sus asociados. No es esa nuestra idea, ni nuestro afán. El Cooperativismo, ha salvado a los pequeños agricultores, casi en primer lugar, y luego a otras actividades -vease el “País Vasco”, como mejor ejemplo- y que tienen como primer objetivo el Bien de sus socios- y, en otros aspectos, otras sociedades sin “animo de lucro”, que cumplen una función social, encomiable. Cosa que no podemos decir de esas “concesiones” que “a dedo”, en su mayor parte, hacen los “poderes públicos”, a cambio, so también, de suculentas comisiones. Tantas que ya parece que “eso” sea lo normal. (¿Lo es en un “Estado de Derecho”? En este, se ve que sí.

Pero nos apartemos del tema que dice el encabezamiento…

Y era, la “perdida de la memoria” y otros administerios…

Se ha perdido, muy interesadamente, hay que decirlo, en aquello que les interesa, como ya viene siendo habitual. No vaya a ser que “cualquier tiempo pasado era mejor…” y sea cierto que se cumpla. Porque, como vamos a recordar –sin tener serios problemas de Legitimidad, y de Ejercicio –todo lo que los pueblos, y sus órganos naturales, que los hacían libres, sean recordados, y, peor aún, exigidos.

Y así tenemos como, los oportunismos de siempre, de los partidos políticos –también como siempre más atentos a su intereses particulares –que al compromiso que tienen con la sociedad, y con su país, se van “desnudando” públicamente, eso sí, “intentando lucir” su mejor cara. Igual que en el cuento aquél de aquél rey, víctima de su propia vanidad, que, engañado por sus sastres, se paseaba desnudo creyendo lucir su mejores galas…

(En esto pensaría, digo yo, ese mismo diputado que ahora luce elegantes corbatas y trajes a juego, en su apariciones públicas –lo recuerdan? Entonces iba “pudorosamente” tapando sus vergüenzas… Si, eso es! Hablo del diputado Albert Ribera) Hoy ya, desnudo de todo pudor, que, con el tema de la igualdad de todos los españoles, se “destapa” contrario a esa actualización –interesada naturalmente para el presidente del gobierno –de  ese “Concierto Vasco”. Pretendiendo que todos los españoles paguemos lo mismo, cobremos lo mismo, y ¿porque no? También nos vistamos igual, y cantemos las mismas canciones… (Digo yo, tal vez el “Cara al sol…”). O habla solamente de los derechos, y no de las obligaciones? Porque, de estas, ya no parece acordarse…

Y los vascos?

Los vascos hacen lo que pueden, pues en este país, de hoy día, llamado España –nosotros llamamos “las Españas” en atención a su diversidad que no a otra cosa –en el que lo único que parece importar, es el “poder adquisitivo” de sus habitantes, y eso, lamentablemente, por encima de toda otra consideración, aprovechan la debilidad de un gobierno –títere, más atento a tapar sus vergüenzas que al gobierno de todos sus pueblos –haciendo esto con total claridad, a la vista de todos, pues todos –los partidos –tienen algún interés allí, y ellos aprovechan esta coyuntura. Como haría cualquier otro en su lugar.

Y los vascos, ¿han perdido su afán por recuperar su memoria, y en consecuencia, volver a reclamar sus Fueros, y su antiguos  privilegios? Esperemos que no.

Los carlistas de esa entrañable tierra, nos consta que no.

Atentamente

Los del Oriamendi

EL GALLINERO… (CON PERDÓN)

Decía (San Gregorio Nacianceno) Cuando hablaba de los “sínodos”, de los obispos de su tiempo que: “..eran lo más parecido a un congreso de patos, en los que todos graznaban, sin ponerse, en nada de acuerdo…”

De manera que, con las debidas licencias, y el debido respeto a sus “Srias”, eso es lo que va a parecer, o se va a convertir el próximo “parlament” de Cataluña. Nos tememos… 

Razones?

 Son más que evidentes. Si son, “los mismos los que bailan con las mismas…”, y, la música que van a tocar, va a ser –también- la misma. Merecía la pena todo este alboroto? 

Merecía la pena enfrentar, incluso a miembros de la misma familia, y a otros que siempre fueron amigos –y que con un poco de suerte (la suerte no existe)-lo volverán a ser, pero con una pérdida de tiempo, que mejor uso se le podría haber dado. Y otras cosas que, por comentadas, y lamentadas, ya no merecen la pena ni nombrar?

 Merecía la pena, hacer soñar con cosas –ahora mismo imposibles- a un montón de gente, de aquí y de allá, que, de buena fe, salieron a la calle, no solo en Cataluña. Sin decirles, al mismo tiempo, como de LARGO, SINUOSO y ESTRECHO, es el camino anunciado?

 Prometer una “Arcadia feliz”, cuando no se pueden ni pagar las facturas! Y los de allá, los que no tuvieron, ni tienen –al parecer- la más remota idea (con la excepción de los navarros y lo vascos) de que “…cuando las barbas de tu vecino veas quemar…”. Y de que cuando, desde estas páginas, y otros tal vez mejor preparados, desde otras tribunas, advierten de ese riesgo. Donde está el “genio” (no tomado ahora como energía de carácter, sino como “sana incredulidad que aviva el ingenio”) español que “prepara” y “aviva” esa sensación? No ha mucho leía, quien esto escribe, un libro de cómo se puede, y de cómo se hizo –por parte del PSOE – ese “adormecimiento” del genio español. Tal vez en otro momento, copiemos aquí alguna de sus páginas. Cuando, hoy una “vieja gloria” de ese partido –por supuesto constitunacionalista-  decía a voz en grito: “…vamos a dejar a España que no la va a conocer ni la madre que la parió…” (Lo recuerdan, los de más edad? Si, ese mismo Alfonso Guerra, orgulloso “procer”  que  ya “vive de rentas”). Pues así es. Ya no la conoce ni esa “sabía señora” que es la Historia –común- y que la hizo GRANDE. Y, con ella,  a TODOS los pueblos que la forman.

 Y, si el Parlament, de Cataluña, es el “gallinero”, el “Parlamento “español, debe de ser (Ah! Pero es que no lo es?) la “granja”. Y recuerdan uds. ese libro, famoso ya, de “rebelión en la granja”, y de quien es el instigador, que luego traiciona a sus compañeros –haciéndose “compañero” del dueño, el granjero- lo recuerdan? El Cerdo! Les recomendamos, muy sinceramente, que lean ese libro…  (“Rebelión en la granja..” George Orwell) podrán aprender, con perdón, mucho de él.

 Y, si, nuestros jamones son famosos en el mundo entero. Y los hay de muchas clase y orígenes, cómo no! Pero antes de ser “jamón”, ¡que pasa primero con el cerdo? (Sin mala intención, naturalmente…)

 Solo quería, quien esto firma, hacerles –con su permiso- reflexionar un poco antes de tomar alguna decisión, ya sea traída desde la cabeza, o desde el corazón, sin mirar, y ver, lo más lejos posible, sus más que probables consecuencias….                                

                                                                                  Atentamente

                                                                                                        S.M.O. (el hijo de un labrador…)