Lamentamos el fallecimiento del hispanista Joseph Pérez

Desde la Asociación ORIAMENDI lamentamos profundamente el fallecimiento del hispanista Joseph Pérez, y queremos hacer llegar a sus familiares, amigos, y allegados nuestro más sentido pésame por tan irreparable pérdida.

Joseph Pérez, francés de nacimiento, hijo de emigrantes Españoles,  fue director de la Casa de Velázquez en Madrid, miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia, doctor honoris causa de la Universidad de Valladolid, Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, Comendador de la Orden de Isabel la Católica, Oficial de la Legión de Honor francesa, premio Nebrija de la Universidad de Salamanca. También Hijo Adoptivo de Bocairent (Valencia), así como miembro de la Asociación Francesa de Hispanistas de la Enseñanza Superior y de la Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo.

En su legado quedan sus libros e investigaciones sobre la España imperial: La revolución de las comunidades de Castilla, La España del siglo XVI, Isabel y Fernando. Los Reyes Católicos, La expulsión de los judíos de España, Carlos V, soberano de dos mundos, Los comuneros y La España de Felipe II son algunos de los títulos más destacados de su carrera.

A vueltas con la «inteligencia emocional» …

(Una opinión personal, por S. Motilla)

El otro día, hace unos días, en conversación tenida con un buen amigo -al que tengo por persona seria, capaz, y responsable- salió esa palabreja de la “Inteligencia Emocional” que, sinceramente, pensaba que ya era “historia”, pero, vi que no es así, todavía… Y me dije: voy a dar mi opinión sobre esa “memez” de la “Inteligencia esa”. (“Memez= Cualidad de memo. “Memo”= que tiene poca inteligencia. Según la R.A.E.)

 

Veamos -con todo respeto- cuando miramos un cuadro, un atardecer, un objeto bello -o algo que tenemos por eso- lo que menos en cuenta es: la inteligencia. (Inteligencia: Capacidad de lógica, comprensión, autoconciencia, aprendizaje…)

Inteligencia emocional: es un constructo que se refiere a la capacidad de los individuos para reconocer sus propias emociones y las de los demás, discriminar entre diferentes sentimientos y etiquetarlos apropiadamente, utilizar información emocional para guiar el pensamiento y la conducta, y administrar o ajustar las emociones para adaptarse al ambiente o conseguir objetivos.

Luego, de ahí se deduce que no es el origen de las emociones, si no SU CONSECUENCIA, encaminada, como se deja ver a “conseguir unos determinados obljetivos”. Lo que ya no nos dicen: ¡cuales son los objetivos! Y se “amparan” en un  “sofisma” = Argumento falso o capcioso que se pretende hacer pasar por verdadero), para ese fin que no nos cuentan (u ocultan). Ese es el FIN que ese “rimbombante titulo”, que así mismo OCULTA.

Pero, y ¡lo bien que queda! en reuniones de “eruditos desocupados”, que, además, se aburren muchísimo, en sus tertulias… AH! pero mientras no se pueda -porque es imposible- controlar las EMOCIONES, hay que “conocerlas, ordenarlas, y MANIPULARLAS,  para que otros “incautos” -sean estos de la “esfera social” que sea- se sientan: primero “elegidos”, después “halagados” en su Yo más intimo -al creerse, eso: elegidos. (La humana vanidad hará el resto…). Dice el filósofo:

                                    “Quieres ser un líder? El primero? ¡Busca “ceros”!

(F. Nietzsche)

y ponlos -añado yo- a la derecha de tu número. (Sabido que un “cero” a la izquierda, ni suma ni resta…)

Cuando, con mi amigo, salió esa palabreja (dos), le hice esta misma reflexión que, aquí, con toda seriedad, hago pública. Para todos, y para nadie -tal vez- en fin, solo para quien la quiera leer. En este tiempo en que todos hablan, pero no cada día -no vaya a ser que se “descubran términos lingüísticos”, que “arrojen luz”- sobre el “rebaño” (recuerden Uds. la “contaminación del rebaño, por ejplo.) Entonces es cuando esa “Inteligencia Emocional”, cumple la misión que se le encomendó. Lejos, muy lejos, de ese “savoir-faire” (saber hacer), que en aquellas “eruditas reuniones” de muestran a los oyentes…

Mientras la emociones, y que así sea, porque así fue Creado el ser humano, pertenezcan a la “esfera del Alma”, donde, son los sentimientos, los que gobiernan -sean buenos o malos, y eso afecta a la conciencia ¡NO CONSCIENCIA!, sean buenos, o malos, el ser humano, amigos míos, aún tiene ESPERANZA.

Lo demás, son SOFISMAS y no otra cosa. Pero, también, nos hicieron LIBRES, para elegir nuestro camino. Allá cada cual, pues, con el que elija. Y quien tiene -porque libremente lo ha elegido- “vocación de rebaño” sea, para él (ella) en buena hora. Y si sus “emociones” le llevan a: querer ser igual que su “líder”, déjenme un ultimo apunte, solo para “aclarar” las cosas…

                                               “No le aplauden a uno más que sus iguales…”

O, añado yo: aquellos que aspiran a aquél puesto…

            Muchas gracias.

Nota de la Secretaría General:

Estimados amigos/as:

Ponemos en vuestro comocimiento que todo aquel que quiera contactar con la Asociación ORIAMENDI, el correo electrónico de esta secretaría es el siguiente:  oriamendicarlista@gmail.com .

Al igual que os recordamos que nuestra Asociación dispone de un bazar donde podeis adquirir diversos productos, la dirección del bazar es la siguiente:

https://bazaroriamendi.wordpress.com/

Cartas al director:

Sr. Director: Leí, no hace muchos días en su página, un artículo titulado: “El estado papá…”

No es mi intención entrar en polémica alguna, sobre esa opinión, pero, si me lo permite, le quisiera decir a Ud., y al autor de aquella, la mía. Y que expongo a continuación, visto lo visto, desde mi ventana, o mi calle, porque ahora se “puede salir a dar un paseo, comprar alguna cosilla”, y poco más. Pero se “puede”, otra cosa serán los medios que, muchos, lo hagan (como no sea para ir al “Banco de Alimentos…”), con su permiso, continúo…

No es lo que tenemos un “Estado papá…”. Pues un “papá, que sea, simplemente “normal”, se ocupa de sus hijos. Y no pierde el tiempo, ni los engaña, ni los “vende”. De alguna manera, en lo que puede, se preocupa de ellos, y por ellos. ¿Entonces que tenemos hoy, y no solo en Madrid, si no en muchas partes más? Tenemos un ¡Pueblo Huérfano! Eso es lo que tenemos. Unos “papás” ocupados en mentir – los primeros a sus “hijos”- y luego a ¡todos los demás!. Con unos datos que se contradicen unos a otros. Buscando, tal vez, y sin “tal vez”, algo para crear un “estado de opinión” que les sea favorable, a ellos, y a sus intereses. Y pregunto:

¿Para cuando se van a gastar lo que sea NECESARIO, en la Sanidad Pública? ¿En los centros de mayores? Que, si me permite decirlo, actualmente, son, en una inmensa mayoría, el negocio de unos cuantos “vivos”, antesala de otros, bastantes más, que antes que tarde, estarán MUERTOS?- O en los “CAP.s? (Centros de Asistencia Primaria). ¿Cuándo?

No quisiera extenderme. No es mi intención, como digo, “corregir” a nadie. Pero si, honradamente, discrepar: No estamos ante un “Estado papá”, ni siquiera “Patrón”. Señor director: ESTAMOS HUÉRFANOS!

                                                          

Muchas Gracias, Sr. director.

 

En Madrid, un día cualquiera, de esos “democráticos días de “verdades” a medias…

2 de octubre de 1833

Un 2 de octubre, del año 1833, en Castilla, concretamente en Talavera de la Reina, Don Manuel María González, empleado de correos, daba el primer grito de ¡Viva Carlos V!. Desde entonces los Carlistas no hemos cesado en la lucha por nuestro ideales.

«Como la falsa moneda…»

“Como la falsa moneda…”

“…que de mano en mano va,

y ninguna se la queda…”

(popular)

 

(Este podría ser el encabezamiento del tema que, hoy, traemos aquí…“La Falsa moneda”….)

 

DEMOCRACIA:

Término referido, para designar a una de las formas de gobierno, en que puede ejercerse el poder político, del y para el pueblo…

 

La democracia se puede definir a partir de la clasificación de las formas de gobierno realizada por Platón, primero, y Aristóteles, después, en tres tipos básicos: monarquía (gobierno de uno), aristocracia (gobierno «de los mejores» para Platón, y «de los menos», para Aristóteles), democracia (gobierno «de la multitud» para Platón y «de los más», para Aristóteles).

 

¿Y como se llega a ella?

Si seguimos a Platón, a través del llamado “sufragio universal”. Es decir: un hombre (o mujer desde finales del XIX) = un voto.

 

O sea que ya no es el “gobierno de los mejores”. Ni tampoco el “gobierno de uno”. Si no de los “más”. (Teoría de la “igualdad”). Vale.

 

Otra opinión -o dos- de algunos grandes hombres, y la “igualdad”:

 

No se nos oculta esa teoría de la igualdad de todos

                                               los hombres…, y no podemos imaginar un monstruo

                                               más espantoso…”

 

                                                                                                    (R. Wagner)

 

                  Otra:                 “La Igualdad es la tiránica locura de los impotentes…..”

                                              

 

                                                                                                          (F. Nietzsche)

Y es que, como la “falsa moneda…” lo que, hoy, tenemos en España, no es más que esa “falsa moneda” que nos dice la canción…

 

DEMAGOGIA: (una clausula necesaria, y “útil para los “demócratas…”)

 

Porqué, una cosa es la “Igualdad de derechos y obligaciones” -cada uno desde su lugar en la sociedad, según sus méritos, su esfuerzo, su dedicación, o la labor que sea- y otra esa “igualdad” de “sobres en una urna…”. Ese “totus revolutum” que ya, casi, estamos acostumbrados a ver, vivir -o “disfrutar”- cada vez que al de “turno” le venga en gana. A él, o a sus intereses… Que, como se puede ver, rara vez coincide con la mayoría. (Ni la de Platón, ni de Aristóteles. Pero ¡ay! hace ya tanto tiempo de eso…, que puede que esté hasta “caducado”, Verdad?)

 

Luego, el apóstol San Juan, en su “Apocalipsis…” nos habla del “reinado de la Bestia…”  (Veamos una “pequeña imagen” de la Bestia:

 

                                                           Un monstruo de, siete cabezas y DIEZ cuernos…”

 

¿No sería lógico que tuviera catorce? DOS por cabeza… ¿Que nos muestra el apóstol con este enigma? Que la Bestia no existe. ¡Que es una “creación del MAL”!. En términos -actuales- se llamaría: DEMAGOGIA.

 

DEMAGOGIA: Empleo de halagos, falsas promesas que son populares pero difíciles de cumplir, y otros procedimientos similares, para convencer al pueblo y convertirlo en instrumento de la propia ambición política.

«La tensión actual es buen caldo de cultivo para la demagogia, propiciada, además, por los radicales enfrentamientos existentes entre las diferentes partes de la zona en conflicto».

 

La Falsa moneda…” (La “compra” de la igualdad -imposible- entre los hombres, aún de la misma sociedad, o pueblo, o nación. ¿Nos vais siguiendo amigos lectores?)

 

Y ¿quién se quedará con esta “moneda falsa” llamada democracia? Nos referimos al “ahora mismo”, o al inmediato futuro.  ¿No será pues, esta misma falta, la causa de todo lo que se “ve venir” -de lo que esta pandemia, dolorosa como pocas- es un “anticipo”, cada vez más cercano?

 

Nuestra es la confianza en una reacción social Una reacción de hombres y mujeres LIBRES. Conscientes de lo que traerá consigo. (¿No veis ahí, ya no tan lejano, el resplandor de la hoguera?) Pero se nos “queda para otra ocasión, si viene al caso”, y vendrá. Lo atractivo – y suculento- que es para algunos bolsillos, particulares -o participados, por sus “organismos” (partidos políticos sobre todo)- lo que les queda después de uno de esos “mandatos democráticos”, a cualquiera que, en su “comunidad autónoma” alcance el cargo de presidente… El último, por decir uno de los 17 que hay en danza, el “honorable Torrá” -lo de “muy honorable”, disculpadnos si queréis no lo vamos a usar- lo que le queda de por vida,  con solo DOS AÑOS. Haciendo como que “gobierna” la C.A. de Cataluña. Es de ESCANDALO. Y así el resto…

 

Cataluña está PARALIZADA, a cuenta de los “beneficios” que van a tener sus habitantes, cuando llegue esa “república” tan cacareada por los interesados… (La Falsa moneda de todo DEMAGOGO que se precie…). No ha mucho que una entidad (La Caixa) que se va a “fusionar” con otra, más pequeña, pero también importante (Gracias al gobierno de Rajoy -volvemos, interesadamente, a “olvidar” lo de sr.-  se LARGÓ, se FUE, de Cataluña, y ¡no va VOLVER!  -aunque ya estaban, los de la “moneda”, “haciendo palmas”, para que así fuera). La Caixa, ahora “Caixa-Bank” se queda en VALENCIA- y esto es el principio…

 

Y, hablando de “monedas” de “curso legal”, ya piensan en “retirar” las de  “pequeño valor” (0,01 y 0,02 ctms. de euro). “Redondeando, al alza…” como no puede ser menos… (Aceptamos apuestas…). No les cansaremos más con este tema. Ya sabemos que no es divertido… Y así:

 

Solo deseamos, para TODOS, lo mejor. Incluso en el tortuoso camino de esa “recuperación necesaria”.

 

Si se nos da ocasión, también estaremos ahí, con vosotros.

 

Un cordial saludo.

(Nuria, economista).

«Cumpleaños…»

(A. nuestros lectores, y amigos, con grande y sincero afecto…)

Hemos cumplido, este mes de Septiembre que todavía estamos, tres años, en la “red”. Y, con muchas ausencias, seguimos aún aquí. Sinceramente creemos que: las cosas, los años, los días, cada vez que llegan, son como un “nuevo comienzo”. Y así, en cada amanecer, en cada nuevo día, mientras salimos al trabajo, o a la tarea que sea, o a aquello que cada uno tenga por hacer, nos une un pensamiento: “Hoy, tengo otra oportunidad, para hacerme mejor…” Eso es lo que nos mueve. Lo que nos motiva a continuar. Y vosotros (as), amigos lectores (as). Los que nos escribís vuestras cartas y vuestras opiniones, sean, o no, compartidas nos llevan, de nuevo, a ese pensamiento… Y, podéis creernos: NO REUNUNCIAREMOS a él.

Las celebraciones, cosas del ser humano, siempre son: para cuando algo termina, y con la esperanza de que no sea así… Todo está en otras manos… Y creer que “el destino está escrito”, sería, si más no, un “abandono” de la propia responsabilidad. Una renuncia a aquello que nos trajo hasta aquí. Permitidnos, pues, hoy, traer aquí unas palabras de aquél gran pensador (con todos sus defectos) que fue Vázquez de Mella:

Cuando, un tirano, pone su pie en la cerviz de su victima. Y esta no grita hasta exhalar su último aliento… Allí habrá muerto un hombre… Pero, antes, ha muerto un HONOR.”

El nuestro, el que nos mueve, es UNICAMENTE, el de servir a la Causa Carlista -pues entendemos: que así servimos a nuestra España- a nuestro pueblo. Incluso a aquellos que no piensan como nosotros. (Nos basta con que sean honrados, y consecuentes con sus actos, pues que si son lo primero, lo segundo viene con aquello…). Y es un HONOR, que nos leáis, que nos ayudéis con vuestras cartas -y vuestras críticas- y no renunciaremos JAMÁS, a ese compromiso. A esa LEALTAD. (Un gran escritor, que no era carlista: Antonio Gala, dijo una vez que: “Lealtad se escribe con “F”. Porque, si falta, es el FINAL de todas las cosas…). Puede que, en otro día, en otro “incierto aniversario”, no podamos, como hoy, saludaros. Pero allí donde estemos, sea donde sea, con nosotros seguirá ese compromiso, y esa LEALTAD, que un día, no importa, apenas, cuando, adquirimos con todos.

 

(Acta de la reunión celebrada, con motivo de nuestro 3er. aniversario. Conclusiones.)

SECRETARÍA GENERAL.

“El -o los- “validos” del Rey…” (“In illo tempore…”)

“El valido fue una figura política propia del Antiguo Régimen en la Monarquía Hispánica, que alcanzó su plenitud bajo los llamados Austrias menores en el siglo XVII. No puede considerarse como una institución, ya que en ningún momento se trató de un cargo oficial, puesto que únicamente servía al rey mientras este tenía confianza en la persona escogida. No fue algo exclusivo de España, siendo similar el ejercicio del poder por los cardenales Richelieu y Mazarino en el Reino de Francia o por Cecil y Buckingham en el Reino de Inglaterra.[

Aunque no es un cargo con nombramiento formal, el de valido era el puesto de mayor confianza del monarca en cuestiones temporales. Es importante el matiz, porque las cuestiones espirituales eran competencia del confesor real, figura de importancia política nada desdeñable. Las funciones que ejercía un valido eran las de máximo nivel en la toma de decisiones políticas, no limitadas a las de consejero sino al control y coordinación de la Administración, con lo que en la práctica gobernaba en nombre del rey, en un momento en el que las monarquías autoritarias han concentrado un enorme poder en su figura. Si el rey no puede o no quiere gobernar por sí mismo, es imprescindible el valido”.

Hoy…

(O el “cambio de tortilla…” Digo: la “otra cara de la tortilla…” o si lo preferís: de la moneda…)

Se han “cambiado las tornas…” Porque es, más que evidente, que el “valido” en cuestión, y según reza la “constitución del 78” -siglo pasado eso sí- el “valido” en cuestión, es: el monarca. (Artlo. 1.3)

Y ahí lo tenemos -nos guste, o no- “obediente, y sumiso·” a las “ordenes del Gobierno de turno” que es quién “vela” (Ay! Señor) por el “bien común de los ciudadanos.” (O según que presidente se trate, de los “españoles, muy españoles”. ¿Les suena de algo?). Sigamos…

Y, cuando “republicanos de toda la vida…” (F. González y otros) denostan a sus “socios actuales” en el gobierno, uno se pregunta: “¿es que ha cambiado algo, y me lo he perdido?” Y “chalanean” de su “monarquismo indudable”, pues no halla uno respuesta que darse, aún a si mismo… ¡Que le vamos a hacer!

Lo que es, más que evidente, es que no existe la “Autoridad Real”, se mire por donde se mire. Y, cuando el “máximo símbolo” de un país, se deja en manos -de los que tenían que ser subordinados,- y se invierten, es como poner “boca abajo” las pirámides de Egipto…. (algo que ya sucede con la economía, pero ese es otro tema…) Y lo mismo, y sin juzgar, con la “carga moral” -o si queréis “anímica”- del pueblo sencillo y llano… Que, de momento, aunque solo sea una “semana al año”, y en otras Fiestas, así mismo entrañables, parece recuperar. (Pero, “in illo tempore” -o sea en “aquél tiempo”- el “papá fundador del, ahora, “PP”, ¡si! ese: Fraga Iribarne. ya las declaró -a las Procesiones de Semana Santa- “Biene de “interés turístico”). Lo que tampoco es nuevo, mirando, solamente un poco, “hacia atrás”…. (Lo dicho: “in illo tempore…”)

Lo que han sentido los “nuevos jueces”, se lo dejamos a cada uno de ellos. Así como también, pues nos toca hacerlo, el trabajo -que deseamos integro, y justo, en todo aquello que les competa- y si esto se queda, como dice el sabio oriental: “en una tormenta en la taza del té…”, pues que Dios les ayude… A ellos (Y a nosotros…).

Repetir aquí lo que los carlistas siempre hemos defendido: “Un Rey que REINE Y GOBIERNE con PLENA RESPOSNABILIDAD, Es cosa ya más que sabida. Y que, los nuevos “Validos”, que, esperamos no pasen de otro más, (uno ya se fue, “eméritamente” hablando), sean los más capaces. Los más íntegros. Los que más tengan en común con sus pueblos, y sus deberes. Y no se les “suba” a eso que llamamos cabeza, otra cosa que: el Servicio a quién les coloca en esa posición, y, repetimos, al pueblo al que deben servir.

(Pero, lamentablemente, también en esa “consti” del 78, se elimina –expresamente- el “Mandato Imperativo”, y el Juramento de Fidelidad, Ah! y los “Tribunales de Honor”, y, así, con estas premisas, alguien se atreve -digo alguien, aunque no sea carlista- a protestar? Bueno, la respuesta, como dice la canción: “…amigo mío en el viento…”)

Y que, este, aunque sea por una vez, nos sea favorable.

                                                                       UN CORDIAL Y SINCERO SALUDO

                                                                                   Los del Oriamendi.

Poemas: de Emilio Motilla Olmo.

Molinos de viento….

Molinos de viento,

que giraban sus aspas, por la brisa…

 

Bajel que navegas,

por las áridas tierras de Castilla…

 

(Fecunda tierra, que de hidalgos llenaste

de la Historia, tu pasado…)

 

Cuatro brazos, cuerpo de gigante…

 

Ilusiones rotas en un páramo, de Caballero

Andante, desdichado…

 

¡Molino al fin! que no gigante…

Bajel de piedra, y viento castellano…

 

¡Volveré a romper mis ilusiones, contra

el áureo girar de aquellos brazos…!

 

Cuando la Fe, llame a otras empresas:

a mi Honor,

mi Lealtad,

y mi razón…

 

Y, a la fuerza -generosa- de mi brazo…

 

 

 

He parado mi andar…

hoy junto al río…

Y, el correr de sus aguas, me contaba:

cosas de la vida y sus cuidados…

 

Ser río,

y pasar una vez sola, una tan sola,

en cada rincón,

en cada árbol,

en cada piedra, lugar, y en cada vida…

 

Y,

la muerte -al final- en el Océano, donde, el

agua dulce, ya es salada…

 

He parado mi andar, hoy junto al río…

 

Y, he visto: la envidia del árbol, al mirarlo…

Y verlo partir mientras, anclado en su orilla, le agradece:

que mojara la tierra donde crece…

 

He parado mi andar…

 

Y, con el árbol y el río, me comparo:

árbol de raíz honda, aquí clavado, te dejé pasar

hacía el Océano …

Incapaz de retenerte -agradecido- y que me diste como

el río al árbol, ahí pasando, un aliento de vida, agradeciendo

ese paso fugaz de “una vez solo…”

 

Maldiciendo mi suerte de ser árbol.

 

 

 

No me lo pidas…

Porqué no podré marcharme, si te

beso…

 

No ves, en el monte, encendidas las hogueras?

 

Allí, el deber…

Aquí el deseo…

 

Y, tus ojos, y tu luz, y mi alma entera…

 

Deja que me vaya, sin besarte.

Deja que, en la lucha, ansíe la vuelta…

 

No ves, en el monte encendidas, las hogueras?

 

Debo irme…

Hay un hueco en las filas…

 

Y me esperan.

 

 

 

El carro de gitanos…

 

Hoy he visto pasar un carro, con

gitanos…

 

Una mula, seca y vieja que tiraba del carro,

sentado en su vara, otro gitano, joven, le llevaba

las riendas…

 

Cuatro “churumbeles”, de no más de seis años, de

tez aceitunada, y un perro mu flaco…

Y una gitanilla, de no más de quince años, y de ojos muy

claros, parecía soñar, subida allí en el carro…

 

(En quién pensará, esa gitanilla de los ojos claros?)

 

Soñará que, un día, la luna le traiga: colgado a la grupa,

quizás para ella, un vestido blanco?

 

Hoy, he visto pasar, un carro y gitanos….

 

 

 

He visto en tus ojos…

 

la flor de la Jara…

 

He visto, en tus manos, dos palomas blancas…

 

Y,

cuando te ríes, he sentido el agua, brotar de las fuentes

del fondo del alma…

Y he sentido celos

del sol y del viento, cuando te saludan cada madrugada…

 

He visto en tus ojos,

la flor de la Jara, el brillo en tu pelo, tu mirada clara…

Manos de palomas, y sonrisas de agua…

 

Y llenarse mi alma,

de la flor de Jara…

 

 

 

 

Al diablo vi llorar…

 

…estaba solo.

 

Sus ojos -ayer carbones encendidos- apagados

estaban hoy por gruesas lágrimas…

 

¿Porqué lloras así? Le pregunté…

 

“¡Mísero mortal!” -me respondió- tu tienes  un Dios que

de ti cuida. Que te perdona, y ordena tus pasos en derecho

¿Qué tengo yo?

Que gocé de dichas inefables, siendo, como fui, criatura Celeste.

Hoy,

del inframundo escoria…

 

¡Huye de mi, mortal!   O morirás!

Que ya, la ira, empieza a consumirme…”

 

Al diablo vi llorar…

….estaba solo.

 

 

 

Castilla es…

 

Tierra de castillos y de

hidalgos…

 

Cuna de Lealtad, y Tradiciones…

 

Lugar donde nací,

y, cuando muera,  si a nacer de volver…

a Dios le pediré:

 

¡Ser castellano!

 

 

(“Páginas…” de Emilio Motilla Olmo. Cptan. de Requetés.  Vva. de La Jara. 2001)

 

 

 

 

(NOTA.- Habíamos pensado: poner un “a modo de…” del autor de estos poemas. Sinceramente creemos, que no hace ninguna falta.)

 

 

Los del Oriamendi.